Guillermo Pérez Sandoval 

H. Zitácuaro, Mich. – Guillermo Pérez Sandoval es originario de Taretán, Michoacán, incursionó al Taekwondo a la edad de 5 años. Tras varias derrotas no desistió en esadisciplina y a sus 10 años cumplidos tuvo su primera competencia estatal.

Raúl González fue el primer mexicano en obtener una presea dorada en los juegos olímpicos de Los Ángeles, en 1984, enmarcha, 50 kilómetros. Memo Pérez lo hizo en Beijing 2008, siendo el segundo deportista de este país en lograr una meta similar.

Actualmente es vocal del comité ejecutivo en el Comité Olímpico Mexicano, estudió la carrera de administración en la Universidad del Valle de México. Otro de sus sueños es conducir a deportistas mexicanos, para que en algún momento puedan convertirse en medallistas mundiales, a través de sus experiencias, vividas como atleta activo.

Cuando era un pequeño de 4 años comenzó a lanzar patadas al aire, tras contemplar las películas de Bruce Lee, que fueron parte de su inspiración. Hay que recordar que ese personaje fue una leyenda arte marcialista, que cautivó a millones de personas.

Guillermo Pérez en su primera aparición en torneo nacional se adjudicó la medalla de bronce, iniciando así con el pie derecho. En la década de los noventas se convirtió en campeón infantil de nuestro país y fue en 1995 cuando asistió a Ottawa, siendo ésta su primera justa de talla internacional.

Su constancia, perseverancia y disciplina lo llevaron a ganar el campeonato del abierto estadounidense en Taekwondo en 1996. La asistencia fue de más de 60 países.

Fue en el 2004 cuando participó en el Campeonato Mundial de Madrid, España, finalizando en el noveno sitio.

En 2007 llegó en el segundo lugar en Holanda y en el 2007 también conquistó esa misma posición en competencia mundial, celebrada en Pekin.

Participó en evento clasificatorio para los Juegos Panamericanos realizados en Río de Janeiro, su batalla la perdió contra otro guerrero, Óscar Salazar. Decidió volver a enfrentarlo y en esta ocasión ganó, obteniendo así su pase para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

En entrevistas que le han hecho recuerda la persistencia de su madre, María de Lourdes Sandoval, quien fue la que le ayudó a perseguir su sueño, asistir y competir en Juegos Olímpicos.

Recuerda que le dijo Lourdes Sandoval: “hijo, si te vas a dedicar al futbol, hazlo, es tu decisión… pero te recomiendo que sigas en el Taekwondo, esa es tu vida, persigue el sueño como tu ídolo Lee”, anotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: