Gustavo Salgado Colín


Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Gustavo Salgado Colín nació en Laguna Verde, perteneciente al municipio de
Ocampo, Michoacán, su brillante carrera boxística la desarrolló en Zitácuaro. Además de
convertirse en campeón nacional llegó a ser clasificado en tercer lugar por el Consejo Mundial de
Boxeo.
Salgado Colín nació en Ocampo el 4 de agosto de 1957, construyó su carrera deportiva como
boxeador amateur y luego profesional en esta ciudad, considerado un zitacuarense distinguido y
respetado.
Hablar de Gustavo Colín significa regresar a la historia del boxeo, no únicamente en Zitácuaro, sino
a nivel nacional e internacional. Antes de cumplir 23 años de edad se coronó campeón nacional en
la categoría de peso pluma, en el Carnaval de Campeones.
Dicho evento fue celebrado en la Ciudad de México, noqueando en el round siete a Guillermo
Morales, mejor conocido como la “Loba”.
A lo largo de más de una década practicó el boxeo profesional. Participó en varias peleas y
funciones boxísticas en ciudades como Reynosa, Tuxtla Gutiérrez, Tijuana y Ciudad de México.
También viajó a Estados Unidos, a la ciudad de los Ángeles California y llegó a ser clasificado en
tercer lugar por el Consejo Mundial de Boxeo.
Transcurría el año de 1984 cuando decidió colgar los guantes. Andrés Herrera, Pancho Rosales y el
“Tío” Jiménez, fueron algunos de sus preparadores físicos.
Sus inicios se remontan a la arena que estableció el señor Pedro Becerril Ramos. En esa época fue
entrenado por ex luchador Luis Reséndiz y el señor Leopoldo Correa.
Un dato curioso es que, al debutar, ni siquiera se encontraba su nombre en los carteles
publicitarios, es decir, que ni siquiera figuraba en el ambiente boxístico, al grado de que combatía
en las peleas de “regalo”.
Gustavo Salgado era considerado un peleador bravo, valiente y con mucha destreza. Tenía el
talento para salir victorioso en las funciones, lo que le valió el reconocimiento del respetable
público.
A la edad de 16 años ya tenía el fogueo suficiente como para que sus rivales le tuvieran respeto. A
muchos aficionados les gustaba su estilo de pelear y eso hacía que las funciones fueran bastante
concurridas.

Su carrera siempre fue en ascenso y brillante. Cabe mencionar que se midió no solo con
peleadores de Zitácuaro, también enfrentó a rivales procedentes de la Ciudad de México. Desafió
en dos ocasiones al señor Raúl Martínez Martínez, empatando una y ganando la otra.
Gustavo Salgado Colín fue incluido dentro del Salón de la Fama y el Deporte en Zitácuaro, su
historial deportivo habla por sí mismo, es claro ejemplo para las nuevas generaciones. Un ser
humano que con esfuerzo, dedicación y disciplina logró objetivos sobresalientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: