Heriberto Ramón Morales

H. Zitácuaro, Mich. – Moreliano, de mucha entrega y sacrificio al futbol, creció en la colonia Obrera, en la capital michoacana. Heriberto Ramón Morales Cortez pasó de seraficionado al Atlético Morelia a héroe del balompié michoacano. Conquistó con Morelia el primer y único título,al ganarle en tanda de penaltis al Deportivo Toluca, de Enrique Meza y José Saturnino Cardozo.

De los pies de Heriberto se cobró el penalti definitivo, en muerte súbita. Los comentaristas deportivos narraron la hazaña del club purépecha en cadena nacional.

Morales Cortez nació el 10 de marzo de 1975, en la ciudad de Morelia, Michoacán. Como futbolista amateur, Heriberto contaba con excelente técnica y un potente disparo de balón. 

Tuvo una participación sobresaliente en la liga de futbol rápido en su natal Morelia. Ganó varios campeonatos con su equipo “Pollos Don Chente”.

Debutó en 1995 como lateral izquierdo en el conjunto Club Atlético Morelia, destacando inmediatamente por sus largos cambios de juego. 

Brilló y luego fue un ídolo de la afición con Monarcas Morelia al conseguir el primer y único título en la historia de ese club profesional, en invierno de 2000. 

Anotó el penalti definitivo en tanda de penales contra el Club Deportivo Toluca y con ello se llenó de gloria el balompié michoacano, siendo el héroe indiscutible Heriberto Ramón. Fue abrazado por una multitud. Fue parte de una proeza deportiva relevante.

La actuación se logró en la cancha de La Bombonera, siendo Saturnino Cardozo un luchador imbatible y estando como director técnico de los diablos, Enrique Meza.

Luego de ser campeón, pasó a las filas del equipo Guadalajara, más tarde emigró a Jaguares de Chiapas, contratado como refuerzo del torneo clausura de 2004.

Como directivo de ese mismo club, hizo contrataciones importantes, lo cual no pasó desapercibido por el club de sus amores, Morelia, equipo que lo llevó a la directiva en agosto de 2008.

Fue seleccionado nacional y jugó la copa América de 2001 quedando México como sub campeón, protagonizó algunos partidos rumbo a la eliminatoria del mundial de Corea del Sur/Japón 2002.

Además de empresario, Heriberto decidió ser promotor del deporte, inauguró varias escuelas, brindando un espacio de desarrollo para la niñez y juventud michoacana.

Álvaro Dávila lo designó como director deportivo de los rojinegros de Atlas en 2014.

Se graduó como ingeniero civil por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, donde también fue parte de la selección de futbol de esa casa de estudios.

Recientemente fue condecorado con la presea Suprema Junta Nacional Americana.

“Es un honor para mí recibir esta condecoración, como ciudadano michoacano y moreliano, me siento muy orgulloso de representar a mi estado”, expresó.

“De niño, jamás hubiera imaginado estar aquí, parado ante tanta gente, siendo reconocido con tan distinguido galardón. Estoy muy agradecido con mis padres por el apoyo que me llevaron hasta aquí”, manifestó.

“Me enseñaron que con pasión y amor por lo que haces puedes superar las adversidades y obstáculos que aparezcan en el camino”.

“Soy una persona bendecida al contar con una familia comola que tengo. Por las mañanas me levanto motivado por el amor de mi esposa Yessica, de mis hijos Diego, Miranda, Nicolás y Luciana, ellos son el motor y motivan todo lo que hago para seguir representando dignamente a Morelia y Michoacán”, manifestó.

A los niños y jóvenes exhortó a soñar, que nada es imposible en la vida, que decretando y esforzándose cada día, seguro lo convertirán en realidad, 

Heriberto se comprometió a brindar apoyos a proyectos deportivos y sociales, que ayuden a cumplir las metas y objetivos de la sociedad.

Recientemente el Congreso otorgó la presea SJNA al futbolista Heriberto Ramón Morales Cortez por llevar al equipo Monarcas Morelia al campeonato de invierno de 2000 y cobrar el penalti definitivo contra el Club Deportivo Toluca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: