José Guadalupe Muñoz Márquez

H. Zitácuaro, Mich.- José Guadalupe Muñoz Márquez, es considerado un ícono y pionero en la industria de la Radio michoacana. Nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, emigró a la Ciudad de México y después permaneció durante décadas en la ciudad de Morelia.

Además de contar con el don de la comunicación, desarrolló el arte de las ventas y convirtió a la estación «Radio Ranchito «, en la más emblemática de la ciudad de Morelia. La cual llegó a estar presente en 50 municipios en Michoacán y estados colindantes, también una de las consentidas en los Estados Unidos, en el público de habla hispana.

José Guadalupe llegó a la capital michoacana en la década de los sesentas, estableció un negocio de ropa, su carácter siempre sociable le permitía generar múltiples amistades. Realizó convenio con “Radio Programas de México” para que asumiera la administración de la estación de radio en Morelia, que estaba recién inaugurada: Radio Ranchito.

Fue gerente por varias décadas de la estación que se ubicaba en 1240 de AM y que hoy se encuentra en el 102.5 de FM. También fue presidente de la Cámara de Radio y Televisión en Michoacán.

En Radio Ranchito por varias décadas se desempeñó desde gerente, anunciador, animador, agente de ventas, cobrador, publicista y por supuesto con un talento excelente en la comunicación. Sus amigos cercanos expresaron que jamás perdió la humildad, algo que siempre lo caracterizó, y su don de gente.

Le gustaba caminar por Los Portales de Morelia, apreciaba el aromático café y de la presencia de sus múltiples amistades, con quienes charlaba por largos ratos.

Disfrutaba entrar al “aire”, principalmente en atender llamadas de manera personalizada con la gente. Había algunos momentos en que se realizaba la rifa de regalos y el locutor, prácticamente les daba la respuesta, cuando hacia una pregunta, ya fuera un artículo electrónico o alguna despensa.

Algunos lo conocían como “señor Muñoz”, otros más allegados, como sus amigos cercanos, le llamaban «güero».

Salía todos los días a trabajar, a vender publicidad, se encargaba también del monitoreo de otras estaciones, hacía sus propias mediciones con radio en mano, sabía dirigir a su personal; era un hombre apasionado por su profesión, hasta convertirse en líder.

José Guadalupe Muñoz, se convirtió en un baluarte en Radio Ranchito, se caracterizó por su buen humor, su creatividad y logró ubicar a Radio Ranchito como la principal emisora en popularidad, señaló en una entrevista el periodista Arturo Herrera Cornejo.

“Intervenía en los programas también con el papel del ‘gangocito’, siempre estaba al pendiente que la estación gustara y él fue el autor de la popularidad tan grande que tuvo y que tiene Radio Ranchito”, indicó el comunicador, quien también mantuvo una relación estrecha con el locutor, quien hace algunos días dejó de existir.

José Guadalupe siempre tuvo el pulso del gusto de la gente; excelente comunicador y un buen vendedor de publicidad. Eso hizo que se mantuviera por más de 40 años en esta estación emblemática de la capital michoacana.

“Siempre llevamos una relación cordial, de afecto, siempre hubo con él mucha cercanía, mucho respeto también”, refiere el comunicador.

Radio Ranchito era la estación querida, potente y que más se escuchaba. La gente entraba a un mercado, al transporte, a los comercios, a la central de autobuses, todo mundo tenía prendido un radio en el 1240 de AM.

El señor de las canas, tenía carácter fuerte, pero también un gran corazón, bromista en algunas reuniones, conocedor del medio, fue conocido por muchas personas de la audiencia por atenderlos en las oficinas, donde el público tenía el propósito de poner un anuncio.

En aquel tiempo la palabra clave era «comunico», una característica del trabajo de la estación y que se usaba mucho ese término, en un tiempo en el que no todos disponían de un teléfono para informar algo importante.

Creó un personaje conocido como el “gangocito” que atendía a algunas personas que salían al aire para ganarse un premio o simplemente a aquellos que llamaban de los Estados Unidos y querían saludar a su familia.

En la estación dirigió y formó a varios locutores, algunos de ellos emigraron a otras empresas. Fue un centro de enseñanza, porque además llegaron de otros lugares del país y del extranjero a aprender de radio con él, y José Guadalupe les compartió su exitosa fórmula.

Hacía anuncios a veces sencillos que resultaban ser atractivos y populares, por alguna frase que se le ocurría, como aquel que quedó en el colectivo de Morelia: «Con Muebles del Centro, el pueblo está contento».

En aquellos años, en la mayoría de las rancherías no tenían otra manera de recibir mensajes, más que a través de la radio: “se comunica al rancho de La Ciruela, que las vacas que se perdieron están en la jefatura de la tenencia de Tiripetío’”, algunas frases como esta se hacían siempre presentes.

La gran popularidad de Radio Ranchito estuvo basada en la música ranchera, en las radionovelas y en comunicados que en aquel tiempo realizaba José Guadalupe.

Hace ocho años el locutor se retiró de la emisora y hace algunos días se confirmó el fallecimiento de este gran hombre, considerado el pionero de la radio en Morelia, un referente en la industria de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *