La Maestra Mayo, una mujer de lucha y entrega

Zitácuaro, Mich.- Hace algunas décadas, con el surgimiento del Movimiento Cardenista en Michoacán, llegaron consigo algunos líderes que impulsaron al nuevo Partido, el del Sol Azteca, para combatir la pobreza y la desigualdad social. En Zitácuaro, la Maestra María de Mayo Gutiérrez alzó su voz y se unió a la de aquellos hombres del campo y la ciudad para que Michoacán tuviera una nueva esperanza.

Durante la década de los 80s el Cardenismo adquirió un auge importante, en periodos de elecciones la gente tuvo que defender con palos y machetes los resultados electorales, no importando que ante los medios de comunicación el PRD fuera catalogado como un partido violento. De aquel tiempo a la fecha el PRD se ha consolidado y aquellos líderes fueron tomando mayor valor.

A ocho días de su partida física, todavía hay gente que recuerda a la Maestra Mayo, una líder natural, una mujer con vocación de servicio a la sociedad, una luchadora que no callaba las injusticias. No sólo tomó el micrófono, sino que habló claro, de frente y en alto. En respuesta, sufrió tres atentados. Una militante que no callaba lo que pensaba, una izquierdista que tuvo mucho valor para enfrentar a los caciques de aquellos tiempos.

Ella era muy participativa, entregada a la vida política y social, era una persona que le gustaba ayudar a la gente, se sentía bien con eso. Antes de que se impulsara al Partido de la Revolución Democrática participó activamente en el Frente Democrático; también fue miembro fundador y pilar importante, a nivel nacional, estatal y municipal del Partido del Sol Azteca.

A la gente le gustaba pedirle ayuda a la maestra Mayo y ella no se negaba, no había negativas de su parte, buscaba de alguna manera apoyar o gestionaba los recursos que se ocuparán para brindar una respuesta, así fuera un traslado, medicamento o lo que fuera, le gustaba hacerlo.

DISFRUTABA LA CONVIVENCIA FAMILIAR

Gutiérrez Martínez se caracterizó siempre por ser muy alegre en casa, le gustaba la convivencia familiar, disfrutaba el contacto con sus nietos y bisnietos, le agradaba juguetear con ellos. Tuvo la oportunidad de salir con la familia a la playa. En lo que respecta a la familia, siempre quiso que se mantuviera unida, que prevalecieran los lazos de amistad con sus hermanas y primos. “Siempre la vamos a recordar como una persona alegre y yo creo que mucha gente así”, señalaron sus hijos en entrevista.

OCUPÓ ALGUNOS CARGOS PÚBLICOS

María de Mayo fue consejera nacional y estatal del PRD, fue parte del consejo municipal de dicho instituto político. Estuvo al frente del Instituto de la Mujer, cuando fue la administración de Silvano Aureoles en el municipio, también estuvo en el Archivo Municipal; tiempo después ocupó una regiduría, aunque fue un corto periodo. En esta última etapa fue invitada a participar por Carlos Herrera en la campaña política y “se sumó para que ganara el partido”.

LA MAESTRA MAYO CONVENCÍA A LA GENTE

Tenía un don especial la maestra Mayo que, cuando tomaba el micrófono en los mítines políticos a la gente le gustaba escuchar, “les encantaba y les llegó al corazón y les despertó las conciencias, de muchos jóvenes, cuando el PRD en Michoacán era una efervescencia, cuando el PRD empezó a participar con sus candidatos, prácticamente era la vocera del PRD. En los mítines del PRD era la que entonaba el himno nacional. Era muy participativa y le gustaba mucho la acción”.

ME GUSTABA ESCUCHAR A MI MADRE

“Me gustaba escucharla y de alguna manera, le decía, “Mamá creo que tú hablas muy fuerte por micrófono y me gustaba escucharla cantar a mi mamá y en varios eventos del partido mi mamá llegó a cantar y a la gente le gustaba. El himno nacional lo cantaba muy bien, ferviente su voz; era agradable escucharla por micrófono, tenía un timbre en su voz muy fuerte, que por micrófono se escuchaba mejor”, relatan sus hijos.

LA GENTE LA RECUERDA CON CARIÑO

A la Maestra Mayo se le consideró en vida una persona atenta, amable, de lucha, una guerrera, “porque siempre defendía a capa y espada su línea en el partido, que era la izquierda, siempre la defendió y fue una gran guerrera. Así la va a recordar la gente, como una gran luchadora y guerrera”.

EL PRD DEL 88 Y LA MAESTRA MAYO

“Le tocó picar piedra, le tocaron los catorrazos fuertes, le tocó bailar con la más fea, porque en su momento el PRD empezó a abrir camino a las conciencias de mucha gente. Aunque muchos no aceptaron al PRD, ella y compañeros de ella, fundadores del PRD, tuvieron que hacer mucha labor de convencimiento”.

SUFRIÓ TRES ATENTADOS

“Le tocó hacer mucho trabajo, se enfrentó a la adversidad, siempre de frente y nunca hablaba a las espaldas de nadie, siempre decía de frente las cosas, como a las personas que en su momento eran caciques, personas que no eran buenas para el municipio y ella los enfrentó, tan es así que ella tuvo atentados, tres atentados”.

“Yo fui testigo de dos y no le importaba porque era su pasión, era su fuerte, su entusiasmo de que el Partido creciera, se formara y que el partido llegara a la victoria. Le tocó trabajar con Lázaro, Leonel y ahorita con el Ing. Silvano y eso le llenó de mucha satisfacción, de ver que el PRD, aunque sea en el estado haya ganado en tres ocasiones. Ahorita a las nuevas generaciones nos toca seguir su legado, su ejemplo, para que seamos más participativos, más trabajadores”.

SIEMPRE LUCHÓ POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

“Tenía los micrófonos abiertos en la radio, nunca se guardaba las cosas, no era con el afán de ofender, sino de despertar las conciencias, que los demás escucharán para que también despertaran”.

NOS SENTIMOS ORGULLOSOS DE HABER SIDO SUS HIJOS

“Nos sentimos contentos de su trabajo, fue un orgullo para nosotros, de la familia, ser parte de ella, de su vida, como hijos, como nietos. Nos sentimos orgullosos de su gran labor, de su gran lucha, porque ella fue una de las pioneras, personaje importante que el partido reconoce por su trabajo, por su valentía. Nos sentimos orgullos de haber sido sus hijos”.

“Que la sigan recordando como lo que ha sido, una gente de lucha, que siempre esté en el corazón de la gente, que la sigan recordando tal como era, una persona alegre, luchadora; es algo que como hija desearía para que no se perdiera su enseñanza y su legado”.

LA DIABETES, UNA MAL QUE LA AQUEJABA

“Duró muchos años con esta enfermedad, sin embargo se cuidada, al pie del cañón, era un relojito para sus medicinas, su comida y sus pastillas. Así estuvo durante 20 años prácticamente con la enfermedad. Obviamente este tipo de enfermedades son crónico degenerativas, a uno les ataca el riñón, el hígado, ella superó todo esto”.

“En octubre pasado ella empezó a complicarse, se atendió y se sobrepuso a dos o tres paros respiratorios, pero era ir con más problemas, dice van a empezar los problemas crónicos, como lo fue el corazón que de más a menos, tuvo arritmias, algunas complicaciones, con lo que último que ya no pudo fue con el corazón. Estaba sufriendo bastante y en el fondo también era muy difícil para nosotros verla sufrir”.

“Mi madre fue muy bien atendida en la Clínica del ISSSTE, le doy las gracias al internista, a las enfermeras, a todas aquellas personas que intervinieron para cuidarla. El ISSSTE hizo todo lo que tenía en sus manos para ayudarla, le pusieron a sus disposición varios aparatos para intentar salvarla”.

SUS RESTOS REPOSAN EN EL PANTEÓN SAN CARLOS

Murió el día 13 de febrero del 2016, alrededor de las 8:30 de la mañana y sus restos fueron depositados junto a otros de sus familiares en el Panteón San Carlos.

MURIÓ A LOS 72 AÑOS

María de Mayo Gutiérrez Martínez nació un 9 de mayo de 1943. Fue maestra de Normal primaria y terminó su licenciatura en la Normal Superior, en el área de español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *