María Elena Yáñez Santana

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – María Elena Yáñez Santana nació en el municipio de Tuzantla, Michoacán, el 18 de agosto de 1947. Siendo parte de una familia de bajos recursos, su padre se dedicó al campo y su madre al hogar, ayudó en el sostén familiar haciendo pan y tortillas para luego comercializarlos.Con más de 50 años al servicio del Estado, al haberse desempeñado como maestra, María Elena se jubiló en el 2015. 

Su educación primaria la hizo en la escuela Vicente Guerrero de Tuzantla, posteriormente la secundaria en la escuela Nicolás Romero de Zitácuaro. Sus estudios de profesora de educación primaria los realizó a través de cursos de capacitación para el magisterio estatal.

Comenzó su labor como docente en 1966 en el municipio de Tuzantla y en el año de 1979 logró obtener su cambio aZitácuaro, buscando obtener beneficios sociales para algunas escuelas y comunidades.

En la comunidad de La Garita, en Zitácuaro, laboró durante tres años en la escuela Emiliano Zapata, donde se construyeron dos aulas, patio cívico y logró además ampliar el terreno de la institución.

Por un lapso de más de 25 años fue maestra en la escuela Miguel Hidalgo, en la comunidad de Camémbaro, perteneciente a este municipio. Donde realizó diversas obras de beneficio social, como la donación de un terreno para construir desde la cimentación hasta concluir el edificio escolar, ya que en ese tiempo ocupan las bodegas de Conasupo y la oficinal ejidal como salones de clases. 

Posteriormente se construyeron 6 aulas, una dirección, cooperativa equipada con cocina y bodega, así como sanitarios, patio cívico, entre otros. Se gestionó con el Club Rotario equipo de cómputo, siendo la primera escuela rural en contar con moderno equipo.

Por su parte, el DIF municipal apoyó con la instalación de una cocina comedor para la elaboración de desayunos escolares, labor que se hizo durante 8 años consecutivos. Se logró también, por su gestión, la dotación de uniformes escolares y calzado para todos los alumnos, en un período de 5 años.

Se consiguió establecer un taller de costura con 7 máquinas,para que madres de familia elaboraran prendas de vestir y luego comercializarlas en la ciudad. Lo anterior para que las mujeres obtuvieran ingresos económicos y ayudar al sostén familiar.

Logró mejoras importantes en otras escuelas, como la escuela José María Morelos, en la comunidad de Coyota y la primaria Melchor Ocampo.

Gestionó 103 créditos, para igual número de familias, ante la Dirección de Pensiones Civiles del Estado. Los beneficiarios fueron maestros, oficiales de tránsito y empleados del poder ejecutivo y judicial.

Desde 1991 trabajó en la mejora del fraccionamiento Los Ailes, así como de otros fraccionamientos vecinos.Anteriormente la carretera Hucaz-El Naranjo era de terracería, por lo que se gestionó que ese trayecto fuera asfaltado.

Construcción del puente en el río San Isidro, sobre ese mismo camino Hucaz-El Naranjo. Mejoras en el fraccionamiento Los Ailes, como red de agua potable, alumbrado público, introducción de telefonía y mantenimiento de calles y banquetas.

En el 2011 solicitó al gobierno municipal, encabezado por Antonio Ixtláhuac Orihuela, un terreno para la construcción de un templo católico, obteniendo respuesta positiva.

Tras 50 años de servicio logró su jubilación y luego se ocupó de organizar a sus compañeros jubilados, creando la agrupación civil “Vive la Vida y Olvida tu Edad”.

Como parte de la asociación de jubilados y pensionados en etapa de adultos mayores presentó al ingeniero Silvano Aureoles, gobernador del estado, algunas solicitudes, de las cuales también recibió respuesta: Seguro de vida para pensionados y jubilados, incremento en prestaciones, incremento en la canasta básica, declaratoria del día del jubilado y pensionado estatal.

Se autorizó presupuesto para la Casa del Jubilado y Pensionado, construyendo una sala de juntas, cocina-comedor, 3 salones para talleres, teatro al aire libre, sala de juegos, clínica geriátrica, estacionamiento y jardines.

El 28 de abril de 2022 recibió el galardón de Mujer Zitacuarense 2022, por su trabajo de gestión para el mejoramiento de las personas de escasos recursos.

El acto fue encabezado por el alcalde Antonio Ixtláhuac y la presidenta del Sistema DIF, Vanessa Ixtláhuac. Al hacer uso de la palabra expresó: “Mientras Elena Yáñez escuche, vea y pueda caminar no me van a parar, aquí estoy para servir a la sociedad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: