Pedro Martínez Cerecero 

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

Zitácuaro, Mich. – El maestro Pedro Martínez Cerecero está por cumplir 97 años de edad, el próximo 24 de febrero. Es un distinguido, respetado y apreciado zitacuarense, hombre que ha dejado un legado en la docencia y en el ámbito político, fue también presidente municipal de Zitácuaro.

A su edad, su mente todavía está completamente lúcida, sin embargo, debido a la pandemia permaneció en casa, abandonó los cafés a donde acostumbraba a asistir de manera cotidiana, platicando siempre anécdotas y charlando con los amigos.

En diversas ocasiones ha otorgado entrevistas a “El Despertar”, por lo que, prácticamente este grupo editorial lo considera de Casa.

Hace algunos años fue objeto de un reconocimiento por parte de varios ex presidentes municipales de Zitácuaro, así como de ex alumnos de la secundaria federal “Nicolás Romero”.

Martínez Cerecero se sintió muy complacido de esa convivencia, celebración en la que aprovechó para festejar su cumpleaños, en medio de la gratitud y beneplácito de sus entrañables amigos. 

Hubo palabras de aliento por parte de amigos, quienes le hablaron con la mano en el corazón. Personajes que ayudaron a tener una sociedad de más armonía y todos ellos son médicos, ingeniero o abogados, que desde sus espacios ayudan a las personas.

La secundaria número uno, “Nicolás Romero”, la considera la escuela de sus amores y la llama “Crisol de Luminarias”, porque ha sido sostenida la institución por diversos pilares.

Entre ellos a Rolando Uribe Comas, Federico García Valdovinos, Victoriano Pozas, así como al maestro Lorenzo Corro González, por citar algunos de los muchos ejemplos de esa notable academia.​

Pedro Martínez Cerecero nació en la ciudad de Zitácuaro, Michoacán, el día 24 de febrero de 1926, sus padres el señor Leobardo Martínez Lozornio y la señora María Remedios Cerecero de Martínez.

Es un auténtico zitacuarense que ama a la tierra que lo vio nacer, fue un maestro brillante en las aulas escolares, un político a favor de la unidad y el fortalecimiento de su partido.

Hombre de mucha entrega y pasión por su trabajo, humanista, leal a principios éticos, como el honor y la honestidad.

Cursó su educación primaria en las escuelas “Junta Patriótica Liberal Benito Juárez”, “Francisco I. Madero” y en la primaria “Niños Héroes”, en la cual fue presidente de la sociedad de alumnos.

Fue seleccionado para asistir a la Ciudad de México y recibir de manos del general Lázaro Cárdenas del Río, presidente de México, una bandera nacional.

De 1941 a 1943 cursó sus estudios en la secundaria federal “Nicolás Romero”, de la cual fue docente por varias décadas. 

Fue presidente de la sociedad de alumnos y durante su estancia en esta escuela asistió al Congreso de Escuelas Secundarias, convocado por la FEUM en la capital michoacana.

Colaboró al lado de los profesores Jesús Teja Andrade, Rolando Uribe y Federico García.

Participó activamente en el periódico “El Chinaco”, medio informativo a favor de la comunidad estudiantil de la secundaria “Nicolás Romero”.

De 1944 a 1945 cursó sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM, donde acreditó el Bachillerato de Ciencias Biológicas. 

Posteriormente realizó sus estudios profesionales en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas perteneciente al Instituto Politécnico Nacional.

Su servicio social y tesis los realizó en el Pabellón 26-T-3 del Hospital General en los laboratorios de la S.S.A y en el Centro Dermatológico “Ladislao de la Pascua” sobre Tuberculosis, Tuberculina y Lepromina, en la Ciudad de México.

Por unanimidad de votos recibió el título de Químico Bacteriológico en su examen profesional.

En 1952 estableció el Laboratorio de Análisis Clínicos al servicio de la Ciencia Médica y de los habitantes de este municipio.

Químico fundador en Zitácuaro de la clínica del ISSSTE Zitácuaro en la rama de laboratorio clínico, servicio subrogado.

Por vez primera se brindó el servicio de Laboratorio de Análisis Clínicos en la Unidad Sanitaria Asistencia, para atender una zona de influencia de nueve municipios, que abarca la Jurisdicción Sanitaria No. 2 de los Servicios Coordinados de Salud Pública en el estado.

Iniciador en Zitácuaro de la campaña contra la Tuberculosis,mediante el diagnóstico por baciloscopía, de 1962 a 1986.

En 1981 fue nombrado por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán, coordinador de peritos,perito de laboratorio de Medicina Forense del Comité de Participación Ciudadana del Distrito Judicial de Zitácuaro.

Dentro del ámbito político Pedro Martínez Cerecero formó parte del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde ocuparía, uno a uno, todos los puestos, en los Organismos Electorales.

Fue miembro personal de casilla, representante de candidatos, así como delegado en convenciones, entre otros. 

Ocupó el puesto de síndico procurador en el Ayuntamiento del periodo 1966 a 1968 durante año y medio.  Fungió también como agente del ministerio público del fuero común.

Cuando fue presidente municipal de Zitácuaro se propuso a realizar la edificación del primer monumento a la Suprema Junta Nacional Americana, ello en el año de 1968.

Cabe hacer mención que como presidente del comité municipal del PRI tuvo a cuestas la organización y planificación de trabajo para poder llevar los triunfos de las elecciones, tanto de presidente municipal, diputado local, diputado federal, senador, gobernador y presidente de la república.

Fue orador oficial en diferentes eventos, entre los cuales estuvo presente el propio general Lázaro Cárdenas del Río,  José López Portillo, Agustín Arriaga Rivera, Antonio Arriaga, entre otros.

Por su amor a la poesía escribió un poema a Zitácuaro, el cual declamó por vez primera el profesor Ciro Artemio Constantino Álvarez, en la cúspide del Cerrito de la Independencia.

Cuando ocupó el cargo de supervisor escolar tuvo el apoyo del licenciado José Luis García, quien fungía como Secretario de Educación en el Estado de Michoacán, para la creación de la escuela secundaria No. 3 en La Joya.

El alcalde de ese tiempo, Gerónimo Morales Pallares, tuvo a bien donar el terreno para edificar esta institución educativa. 

El terreno en el cual se encuentra albergada la preparatoria “José María Morelos”, así como la Unidad Deportiva “La Joya”, recibió un impulso para su donación por parte del químico Pedro Martínez. 

El 15 de mayo de 1985 recibió por parte de la Secretaría de Educación Pública la medalla al mérito docente “Maestro Rafael Ramírez”, por su trayectoria educativa a lo largo de 3 décadas. 

Fue galardonado por sus 30 años de servicio por el secretario de educación pública, licenciado Miguel González Avelar. 

Tras 37 años de servicio como docente el ilustre zitacuarenserecibió su permiso pre-jubilatorio el primero de enero de 1992.

ESTA ES LA POESÍA QUE ESCRIBIÓ​

Zitácuaro bendito: deja que me cobije tu querencia; que al declinar la frente ante la muerte, bese la tierra ardiente de tu entraña y el relieve que adorne el catafalco. Sea túmulo de montes aledaños.

Que me cubra mortaja colorada, de la sangre bravía de tus chinacos. Y se conjugue el cielo con la tierra en dos brazos de cruz, con sus gravados de libertad y paz, por ti labrados.

Que mis prados sean milpas y trigales, siempre con muchos manantiales. 

Quiero, Santuario Heroico Michoacano, que el saludo final sea de tu mano: pues si reposo yerto entre tu campo, pienso, por nuestra historia venerada, que ha de quedar mi tumba ornamentada, de flores abonadas con fusiles, de coronas con rotas bayonetas, y estandartes y lanzas como lirios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: