Personaje de la semana

Bader Jalil Abuchar Kuri

H. Zitácuaro, Mich. Bader Jalil Abuchar Kuri, mujer de extraordinaria belleza, fue inspiración de un prestigiado pintor y muralista michoacano, cuyas obras son reconocidas en México y en el extranjero. Más allá de su hermosura, se ganó el corazón de muchas familias zitacuarenses, con quienes mostró su solidaridad y apoyo a las causas sociales, fue presidenta del patronato de la Cruz Roja y pieza importante en el Sanatorio de Los Remedios.

Dado su encanto físico, el pintor Pedro Cruz Castillo, quien radicaba en Acámbaro, Guanajuato, en aquella época le solicitó que fuera la imagen de la Virgen María, para pintar el mural en la cúpula del Santuario de Los Remedios.

Posteriormente, se hizo un trabajo similar en el mural de la capilla del Sanatorio de Los Remedios y la iglesia de la Santísima Trinidad.

Además, junto con su hermano Yamil, fueron modelos para la pintura de la Sagrada Familia, que se encuentra en la iglesia del mismo nombre en la Ciudad de México.

Cabe mencionar que el paisajista y muralista, Cruz Castillo, fue un artista de altos vuelos históricos, quien demostró su pasión pictórica y compromiso por el arte. Su trabajo quedó inmortalizado en varios templos de México y el extranjero.

Bader Jalil Abuchar Kuri nació en la Ciudad de México, sin embargo vivió toda su infancia y juventud en el municipio de Jungapeo.

De ahí salió vestida de novia para casarse en la Iglesia de Los Remedios, en Zitácuaro, cuando tenía 18 años de edad.

Contrajo nupcias con Salvador Estefan, comerciante emprendedor, originario y vecino de Zitácuaro.

La señora Bader es de ascendencia libanesa, por lo que las familias suelen ser numerosas, dedicadas a ser personas de bien, de mucho trabajo, dedicación y esfuerzo.

Han procurado también el ser serviciales, no dejando de lado las buenas costumbres.

Muchas personas que conocieron a la señora Bader, dan testimonio que dejó una huella imborrable, siendo una mujer generosa y de buen corazón, a la vez hospitalaria y siempre de buen humor.

En cuanto al aspecto deportivo, había una escuela del Cruz Azul en esta ciudad, a la que se le donaban uniformes deportivos y balones.

Venían en aquella época entrenadores de Jaso Hidalgo, de Ciudad Cooperativa, pagados por la familia Estefan Abuchar.

La señora Bader, durante varios años, fungió como presidenta del patronato del Sanatorio de Los Remedios, así como de la Cruz Roja Mexicana.

También hizo labor social con las Damas Leonas de la localidad, quienes brindaban siempre ayuda social a las clases pobres de esta localidad.

Perteneció a un grupo de familias libanesas de abolengo de la ciudad, quienes se caracterizan por dedicarse al comercio y fomentar las buenas costumbres.

Apoyó de manera incondicional al internado de niños pobres Fray Manuel Ortíz, una casa hogar, cuyo objetivo es buscar formación integral en los menores, brindándoles alimentos y educación básica.

El señor Salvador Estefan, su compañero de toda la vida, falleció en el año 1985, hace aproximadamente 36 años. Tras quedar viuda, le fallecieron dos de sus seis hijos, por lo que emocionalmente fue afectada, como cualquier ser humano. Sufrió mucho las partidas físicas de sus seres queridos.

El señor Salvador Estefan fue el propietario y administrador de la Casa Estefan, posteriormente, ya como matrimonio, la familia Estefan Abuchar tuvieron el mercado de ropa y muebles, ubicado en la calle de Lerdo de Tejada, esquina con Benedicto López, así como en el primer cuadro de la ciudad, en la vialidad 5 de mayo.

Cabe mencionar que la Casa Estefan ha sido un inmueble histórico, muchos vecinos de esta población acudían a hacer sus compras, de juguetería, ferretería, ropa, regalos y otras novedades.

La señora Bader Abuchard Kuri de Estefan, partió físicamente a la edad de 83 años a su última morada, muchas familias acudieron a darle el último adiós, recordándola como una mujer muy entusiasta y generosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *