Política en lo oscurito

Don Cedano se cansó, como se cansó Murillo Karam hace algunos años, no puede con los sucesos actuales, el México que concí hace unos años ya no es, vivimos en una situación de excepción, la muerte y la violencia se han apoderado de nuestras conciencias, la vemos por todos lados y las comentamos con singular alegría. Mientras los mexicanos mueren por razones simplonas y frívolas, en Palacio de Gobierno se solazan con la compra de acciones de una refinería, de la cual ya éramos dueños en un 50%. Ese 50% que ya lo criticábamos a los gobiernos anteriores de haberla comprado, teníamos en mente a agro nitrogenados, un huacal de mierda, eso se nos antojaba, y creíamos que comprar el resto de las acciones de Deer Park sería algo arriesgado, y se compró, en 600 millones de dólares, más los 600 que ya se habían pagado.

 Sonaba como una compra inteligente, diríamos que, hasta redituable, si lo comparamos con Dos Bocas, que saldrá, cuando se termine, en cerca de los 8 mil millones de dólares… y San Péjele salió a cacarear un huevo que, según Don Cedano, viene huero de nacimiento. Viene huero porque los gringos no son damas de la caridad y mucho menos Shell, que ya se está deshaciendo de sus refinerías, se deshace de 10, Deer Park, evidentemente ven algo que nosotros no. Por algo hace veinte años decíamos que Estados Unidos estaba adelantados 10 años de nosotros.

 Mientras ellos vislumbran una baja en el consumo de gasolinas, nosotros peleamos entre chairos y conservas por tener algo que decir. Los chairos, que no sé por qué se sienten orgullosos de tener ese mote, justifican y hasta alaban la compra. Evidentemente no ven la incongruencia, ni las letras chiquitas. Sí bien, es buen negocio en números, comparándola con Dos Bocas, lo que no se ve es que es una refinería vieja, que tiene baja producción, que tuvo un paro técnico apenas en febrero de este año, que requiere de mucho mantenimiento, por la edad; que los sindicatos estadounidenses son más bravos que los de Pemex, que los operarios son más caros allá que acá y que Pemex no se ha caracterizado por ser buen administrador.

Supongamos, juzgando sin conceder, que todo eso se salva gracias al discurso de San Péjele, entonces, sí es un negociazo, solo Don Cedano les pide a los amantes del ritmo, o sea a los faneses de San Péjele que no cacareen el huevo tanto, porqué en una de esas se le concede a Don Cedano el pronóstico de que salió huero y allí sí valió sombrilla todo, y ese dinero se vaya por donde vino, como agua, !Ah! Bueno, vino de algún préstamo y San Péjele dirá, de seguro que el dinero salió de todas las acciones que hicieron combatiendo la corrupción. Si es así, que es un ahorro, se vale, pero si están ocultando un préstamo, no se vale. El tiempo nos lo dirá, y nos reiremos, como lo hacemos ahora, gracias a la imaginación lopista, de que los gobiernos anteriores habían comprado las acciones de esa refinería, pero eran las acciones de la parte mala de la refinería, de la que no producía, y que ahora se compraron las buenas, las que sí producen, ja, ja, ja….

 Bueno, si su jefe hace teatro, maroma y circo, que no lo hagan sus aprendices, que salieron muy buenos, casi tan buenos como el antiguo nuevo Prit. Ahora, nos preguntaremos una cosa ¿Será que en Estados Unidos sí son liberales y nos permiten tener inversión sin penalización, sin desincentivación? No lo sabemos. Como no sabemos aún si esta compra es con la misma practica que usaban los gobiernos anteriores, esos que compraban humo, como agro nitrogenados, y esperemos que con el paso de los días no nos enteremos que nos vendieron chatarra, una refinería que ya no produce de manera eficiente como producen las mejores que hay por allí.

 Decíamos pues que la Shell no es una dama de la caridad y no se va a deshacer de plantas productivas si fuesen rentables, esperemos que no y que sea un buen negocio, por el bien de los mexicanos, no por el bien del discurso de San Péjele. Esperemos y que los que tienen apenas primaria nos enseñen cómo hacer negocios. Algo que deberá reconocer San Péjele es a quién hizo bien en la administración pasada, cuando se adquirió el primer cincuenta por ciento. Espero que no nos vayan a quitar la inversión una vez pagada, como lo hicimos pues. Mi miedo es ¿Nos harán allá lo mismo que hacemos acá? Como buscar alguna encuesta patito para no permitir la inversión extranjera y nos corran con todo y refinería, y perdamos mucho, lo digo por Constellation Brand, que corrimos.

 Ya me veo yendo por mi pedazo de lámina a la Deer Park, para traérmela, por qué no me la dejan usar allá, porqué el pueblo bueno y sabio de Estados Unidos dijo que se estaban llevando su petróleo, eran sus recursos, y al pueblo se le escucha. Espero y no sea así, sería muy feo. Es más bonito decir que tenemos no una, sino dos refinerías. Veamos que sale de todo este teatro, los buenos somos más y queremos ejercer justicia con el pueblo de México, permitiendo la inversión para que haya trabajo. Si bien en el pasado había trabajos mal pagados, pero eran trabajos, los mal pagados se deben en mucho a las políticas de salarios que maneja el país y se les ofreció así a los inversionistas, negociado por la Secretaría del Trabajo en beneficio de algunos innombrables desde luego.

 Justicia debería ser que se permita lo que te impiden y no seguir con los discursos populistas que, según se ve, en el clima político previo a las elecciones intermedias empiezan a gastarse, junto con su sistema de seguridad, que hace aguas, las muertes y atentados contra candidatos está creciendo a ritmos alarmantes, en 8 días llevan varios casos: asesinaron a Alma Barragán en Moroleón, de Movimiento Ciudadano, ya habían matado a Abel Gutiérrez en Cajeme, Sonora, también de movimiento Ciudadano; después atentan contra Agustín Bonilla, candidato a alcalde de Jilotepec, de Juntos Haremos Historia; antes habían atentado contra Hugo Jaiío Hernández del PRI, en Mariscala de Juárez, Oaxaca; a principios del mes atentaron contra Memo Valencia del PRI a la alcaldía de Morelia; en Tlaquepaque, Jalisco, Roberto Albarrán, candidato del PRI a la alcaldía de esa población también sufrió un atentado, y el 17 de mayo, también en Moroleón, fue atacado a balazos el candidato del PRI-PRD a diputado local, Juan Guzmán Ramírez.

 En Uruapan fue levantado Omar Plancarte, candidato a la alcaldía por el Partido Verde Ecologista de México, y ¿Cuántos no salen a luz? de esos que salen a manifestar su ideal político y son agredidos, como el vídeo donde aparece un promotor de Morena visitando las viviendas y lo agreden, porqué la persona que lo atiende señala que sí terminó la primaria.

 Evidentemente hay polarización provocada por los discursos intencionados del presidente, intencionados a mantener la hegemonía en el poder, mediante el voto. La violencia se está recrudeciendo, desde 2018 los políticos no ven la situación muy halagüeña, los han estado matando al por mayor, de nada sirve decir que Don Cedano les advertía, ya sabemos que la 4T no permite el uso de la fuerza para la defensa de los candidatos, así la violencia campea, se pasea oronda por todo el país, entre el descontento social y la ineptitud de la autoridad del Presidente, que no se atreve o no quiere usar la fuerza para neutralizar a los violentos, Don Cedano nada diría si algunos de los malos malotes de malotitlán desaparecen del mapa, hasta agradecería al universo, pero como no debe desearle el mal a nadie, mejor se queda silente, como San Péjele, a la espera de que el tiempo solucione todo.

 Mientras ese tiempo llega, Don Cedano les pide a los candidatos que no se metan en berenjenales que no conocen, la muerte campea y los gobiernos Estatal y Federal hacen oídos sordos, alguna razón deben tener, solo que esa razón no es la que necesitamos, sabemos que sí la violencia sigue ese curso, los candidatos serán los vivos ejemplos de la frase: lo del agua, al agua, por no poder gestionar una ofensiva franca contra la violencia, si no es usar el poder letal, al menos que se use la inteligencia, pero algo debe de hacerse, o dejarse matar por el crimen, solo le aviso a San Péjele, que si nos siguen matando, no va a tener seguidores, ni aportadores de impuestos, que nos cuide, por si sí o por si no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *