Política en lo oscurito  

Autor:​​Don filosofo de Cedano

El colmo de la ignorancia

Don Cedano no anda festivo. Este fin de año se está llevando a muchos seres buenos, son muchos los conocidos y no hay pandemia, y no hablo de Barbosa, ese nada más lo conocía por las noticias, hablo de amigos, de compañeros, de seres con los que conviví y casi no conbebí, por qué no me gusta que el alma se me separe del cuerpo, la dejo tranquila que haga su trabajo de ponerme pruebas de otro tipo, esas del alcohol ya pasaron de moda, y lo sabe. Así que, no tan bien van las cosas en estos días. Se suponía que debíamos llegar felices, festivos, alegres y terminar el año adecuadamente, festejando a la vida.

Pues no, la vida tiene sus planes, y no le interesan los tuyos. La tierra, únicamente decidirá qué sucederá contigo, crea sus propios planes y te los pones… y para lo quisquilloso que soy, me pone los que no quiero, dice que: porqué no me mando solo, y tiene razón, nomás le pido que me avise, para prepararme, y me dice que si me avisa me pongo nervioso y hago tonteras, mejor así, me deja caer las cosas, situaciones y eventos, sin saliva, ¡Soc!, para probar mis nervios, y ¡Vaya!, que andan estresados.

Así como van las cosas de rápidas, y lo fácil que se va la vida, cualquier cosa puede pasar, debo de preparar a mi mente para cualquier evento. Si me preguntara la vida el cómo quiero las cosas, le diría: a mí me gustaría que pasaran solo cosas buenas, algún evento feliz, algo que ayudara, que sirviera, como buenas cosechas, como buena salud, algo que fuese grande y que sirviera a muchas personas… bueno: no a todas, algunas se merecen lo negativo que les pasa, otras no tanto, otras están buscando a cualquier costo redimir sus erros y no los dejan, a esos hay que ayudarlos y liberarlos, a los tontos que lo son por elección hay que empujarlos a que cometan más errores, para que la vida los premie con un buen sopapo.

Y sí, estoy hablando ahora de todos aquellos que defienden a un sistema que ya está por caer. Sí,hablo de todos aquellos que defienden a un gobierno que nos esquilma por todos lados, como si nosotros solo fuésemos ovejas silvestres, a la que van a visitar cada que necesitan lana, como al nopal que solo visitan a la hora de las tunas. Así nos pasa, viene el gobierno, nos esquilman y se van orondos, felices, porque ese es su trabajo y lo hacen con pasión, y lo justifican, y lo norman, y lo hacen obligación para las ovejas, que deberán estar siempre dispuestas a donar su lana, aunque el frío arrecie, aunque el hambre las adelgace.

 

A ese tipo de tontos deberíamos empujarlos a que ellos solos sostengan el aparato de gobierno que tanto defienden. La mayoría de las personas solo queremos vivir en paz, sin ser molestados por los argumentos leguleyos de los que están aupados en el poder. Veamos de lo que hablo: el gobierno es un ente que trabaja únicamente para sus intereses y para mantener su aparato requiere de recursos, y no está dispuesto a enfocar sus esfuerzos para generarlos ellos personalmente, tampoco están dispuestos a hacerlo, se sienten de otro planeta, y como tiene cautivos mediante leyes y normas al grueso de la población, creen innecesario pensar al menos que lo harán. 

Los cautivos son los que generan el recurso y este conglomerado está enfocado en su crecimiento, tanto, que no se da tiempo de protestar, pues tiene que producir para vivir, y con resignación acepta proporcionar parte de su esfuerzo para mantener un gobierno parasitario, con la intención de que solo lo dejen crecer en paz, da sin esperar algo por ello, y dirán los defensores del sistema que el gobierno nos da todo; salud, infraestructura, servicios, y les diría que no, que todo lo pagamos. El gobierno no da nada, solo quita, y oculto, bajo su mensaje de ayuda, de salvación, de redención, está el premio.

Ellos dicen que gracias a ellos hay servicios, y les diría que gracias a que pago impuestos, que no quiero pagar, por qué no están a la altura los beneficios de las contribuciones, y no les importa, no entienden, que todo lo que usamos y consumimos nos cuesta: la recolección de la basura, vean Morelia, no Veracruz, Morelia, es un servicio pésimo y caro, el servicio eléctrico no lo paga el gobierno, lo pagamos nosotros, y las obras grandes tampoco las paga el gobierno, las pagan particulares, el servicio de agua, lo pagamos, el uso del suelo, nomás el de arribita, el puro cascarón, también lo pagamos, válgame dios, el uso de su propia casa, también lo pagas, el uso de su auto, también lo pagas.

Nada de lo que poseemos se puede decir a ciencia cierta que nos pertenezca, aunque espiritualmente eso es correcto, te mueres y nada te llevas, pero hablando de esta dimensión, donde vivimos, nada te pertenece, si no pagas por que te den permiso de usar el auto, no lo usas y te lo quitan, si no pagas el predial, te embargan la casa, si no pagas el servicio de agua, te lo cortan, si no pagas el servicio de energía eléctrica, te lo cortan, vives esclavizado, pagando para que te dejen vivir, y ¿Qué recibes a cambio?, retenes, multas, obras de mala calidad, usadas solo para generar votos, pues las inauguran como si fuese logro personal del político en turno, recibes normas cada vez más punitivas, como la del gobierno de Puebla, que pretende no dejar entrar a otros mexicanos a su estado, castigando la de por sí ya castigada libertad de desplazamiento.

Parece que debemos quedarnos en un solo lugar y morir allí, porqué hasta para entrar a otros estados está difícil, mucho por los delincuentes, que a los ojos de los gobiernos no existen, pero tan existen, que uno de nuestros amigos dio la vida en un retén instalado en la pacifica Zacatecas, retén de delincuentes que lo asaltaron y le quitaron la vida, yaun así, el gobierno menciona que el país está en paz, que son hechos aislados, que solo a los que andan mal le suceden cosas malas.

Ya no sé si convenga vivir en este país, donde el gobierno está enfocado en que su sistema siga vivo, un proyecto o idea política que se supone popular, que solo vela por intereses partidistas y de la idea de un hombre, y que da vergüenza que lo defiendan miles de personas, pues de popular solo tiene el discurso ¿No se darán cuenta que cada vez es más pesado aportar recursos para que el gobierno los distribuya a placer acorde a sus intereses? Como si fuese algo extraño al país, como si el país fuese de ellos, y nosotros solo esclavos que debemos aportar sin repelar, porqué todo el aparato de justicia está a su favor.

Debemos hacer algo y lo más sensato en terminar con la ignorancia, enseñar el verdadero rostro del gobierno, que día a día está apoderándose de un poder que solo ellos se dan, que solo ellos se pelean, que solo ellos aluden. Los demás personajes, como nosotros, solo somos simples espectadores, porqué gracias a sus normas dañinas no podemos participar, ni opinar, porqué ellos tienen el monopolio de las ideas, y vaya que son malas las ideas que tienen y vaya que son ignaros los representantes que tenemos. 

¿Será que ese gobierno nos merecemos? La realidad dice que sí, mi percepción dice que no. México es más grande que tres proyectos idealizados, no estructurados. Nuestro país es más grande que laspeleas intestinas por el poder. Me da coraje ver como festejan los triunfos de unos sobre de otros, como si solo ellos existieran; desdeñan a la oposición, como si la oposición fuese la única perjudicada con sus triunfos, no ven que bajo ellos hay 120 millones de seres esperando una vida mejor, en paz y tranquilidad, que necesita seguridad y libertad de movimiento, pero los gobiernos no piensan en eso, solo quieren meter más dinero en sus arcas o bolsillos, ya no sé que sea más correcto decir. Decíamos Puebla va a expedir un pase turístico, sin ese pase te van a multar, ¿Y la libertad?

La ciudad de México y el Estado de México son otros parajes difíciles de cruzar, pronto seremos esclavos de nuestro propio espacio, solo podremos circular en nuestro propio estado, después los estados tenderán a convertirse en países independientes… a manera de broma ya lo maneja Nuevo León, entre broma y broma, una verdad se asomará, y no nos va a gustar, pero el país del nunca jamás será del cuatroté, y el gobierno estará contento, porqué tiene todo el poder y con ello tendrá todo el dinero, y los que aportamos el dinero, cada vez más presionados, más acotados, más exprimidos.

Espero les alcance para repartirse entre ellos y sus programas, porqué pienso pronto retirarme del sistema y no aportarles nada, no importa que me alumbre con hachones de leña, no importa que no tenga energía eléctrica y me cataloguen de estar dentro de los que no cubren sus necesidades básicas, dejaré de pertenecer al sistema que está asfixiándome. 

Los políticos siguen encumbrados, creyendo que todo va bien, porqué nadie hemos protestado por todo lo que pagamos, aun queda algo de recurso para soportar sus embates, que sabemos vienen rudos este año, altas tasas de interés y aumento en el costo de todos los servicios, que, según el discurso, no aumentarán, solo se ajustarán a la inflación, mientras el salario no aumenta en forma nominal.

Seguiremos ganando los mismo ochomil pesos de hace seis años, les beneficiará, si a aquellos que están en el límite del salario mínimo, a los demás no, y si les llegan a aumentar, los impuestos se tragarán una gran tajada, si seguimos así, nos dejarán en pelotas, o el gobierno, o la delincuencia o el mercado, lo único que nos salvará es la información, la ignorancia solo nos hará creer que el gobierno nos salva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: