Política en lo oscurito  

Autor:​​Don filosofo de Cedano

¿Por qué no funcionan los abrazos?

Don Cedano descansó y descansó, hasta que se hartó, y ya quiere hacer algo, lo que sea y que pueda ser útil a la sociedad, como que rascarse el ombligo no trae grandes dividendos, al menos no para el filósofo, que se hartó de filosofar también, el nuevo año le pintaba bien al filósofo y mejor a su inconsciente, que traía en sus vanas esperanzasproyectos poderosos y gratificantes, como salvar al mundo de tanta iniquidad del gobierno y sus secuaces, o ¿Aplaudidores? Da igual, al fin, en lontananza, se veían días benévolos y felices, cada fin de año trae esas esperanzas, recibió el año con un pensamiento positivo y altamente propositivo, ya hasta recitaba poemas de amor, en una de esas, deseó con todas sus fuerzas que la paz sea con vosotros y con todos ustedes, ¡Ja!, que casi es lo mismo, pero no es igual.

Y en su afán cursilero, a las doce de la noche de aquel 31 de diciembre, que parece ya muy lejana, el filósofo cerró los ojos, invocó a todos sus dioses, limpió sus penates, les puso nuevos atavíos, invitó a sus ancestros a participar de la paz que se veía por venir y todos estuvieron libando felices durante esas horas de algarabía. Pero no duró mucho el gusto, pues la paz no se logró obtener, ni tener para sí el filósofo, ni para la humanidad entera, decía fúrico, ¡Pues no cooperan! Los dioses solo se reían, dicen que le cuentes a dios tus planes y se reirá, y lo comprobé, mis planes era participar de la paz de mundo, y solo logré paz para mi unas cuantas horas.

Les dije a mis dioses que lanzaran sus rayos fulminantes para que fueran ayudantes en la creación de una nueva realidad, pero creo que: o no me escucharon, o me ignoraron, o quizá ellos no participan de la violencia, en el estadio en donde se ubican es distinto y les vale sombrilla lo que hagamos, siempre y cuando lo hagamos a propósito. Si es así, valimos de lo que se le unta al queso, no queremos la paz, ni en la misa, podemos darnos la mano en señal de paz, y salir mentando madres, porqué los chiquillos no usan las motocicletas adecuadamente, a lo mejor es que somos aún pocos los que deseamos que la paz reine en este año, o nos faltó especificar que la queríamos desde el día uno y hasta el día 365, y ya vieron pues que no sucedió, iniciamos el año con muchos asesinatos, creo que la muerte tiene tarea.

Eso no les pregunté a los dioses, si la muerte es la encargada de mantener el orden hoy, y ellos solo ser observadores, pues hay razón, porqué se matan por docenas, ya no es algún muerto ocasional, o incidental, ni daño colateral, como en los entrañables años de Caldedrunk, mucho menos en los años de Echeverría. Ahora la muerte se ha convertido en un accesorio que puedes conseguir en cualquier tianguis, en algo que por pocos pesos puedes comprar.

Decía una nota, perdida en el olvido de la memoria que se volvió cotidiana y estamos acostumbrándonos tanto a la muerte, que pronto seremos presa de ella, y el gobierno, ayudando a que ese programa de reducción de vivos, actúa con presteza y celeridad. Dicen ahora, los que saben de muertos, que el programa de reforzamiento de la seguridad ha fallado en Zamora, fallado a la vida y la paz “¡Sí!, a la muerte: “no”. 

Zamora hoy es una ciudad abandonada de Dios, como Don Cedano de sus dioses “Snif”, pero no de los gobiernos, no Zamora, ni Don Cedano, que es requerido muchas veces por el gobierno para que cumpla con sus aportaciones al movimiento, vía impuestos. 

Bueno, pues el gobierno en Zamora, dice que se ha esforzado en el papel enorme de mantener la paz, y nos tragamos el cuento Chino, pero cuando más felices estábamos, cuando creíamos que con la llegada de la Guardia Nacional, del Ejercito Mexicano, en apoyo a la Guardia Civil, a la Policía Municipal y a la Fiscalía del Estado, las cosas mejorarían sustancialmente, hicimos fiesta, pero desgraciadamente no fue así, esos “programas” solo son pantallas, son representaciones teatrales, de lo que podría ser en utópicamente en la mente febril de un gobernante.

Las policías llegan, dan sus recorridos, los malos las ven, las cuidan, las siguen, hasta cuates de ellas se hacen y siguen su plan como si nada los pudiese detener, y es por eso exactamente, porqué nadie los puede detener, salvo ellos mismos, y ellos no quieren, todavía es negocio la muerte y decimos que fallan los programas del gobierno, porqué esosucede, fallan maratónicamente y en mis pensamientos más profundos, creo que fallan a propósito y que esos programas de reforzamiento son todo lo contrario, que las policías, ya no lo son, que son ellos mismos los provocadores de la violencia, porqué se han mimetizado con los delincuentes, tanto que los ciudadanos comunes no les tenemos confianza.

Hablábamos de Zamora, como ejemplo, porqué llegaron cientos de servidores públicos a reforzar la seguridad, como llegaron a Sonora, acá en un programa llamado blindaje Zamora, y lo único que vemos, es que efectivamente blindaron la ciudad, para que nadie interrumpiera las labores delincuenciales.

Este filósofo tiene la leve sospecha que ese blindaje es una cortina para algo mayor, ven que hay violencia, mandan unos peones que la entretengan, que calmen los ánimos de las personas que claman seguridad, así las conciencias están tranquilas, dirán que “ya fueron atendidos y tienen quien los proteja”, pero nada más fuera de la realizad que ello, de poco han servido esos “blindajes”, siguen asesinando sin restricciones y sin freno, y no sabemos si con consentimiento, o sí ellos mismos lo hacen y esto se está replicando.

No solo matan maratónicamente en Zamora, llegó fuerte también a Poza Rica, que contradicen a lo que escucho de los funcionarios en las famosas “mañaneras”, que lo único real que tienen es el prefijo “maña”, al decir que reforzarán la seguridad en la ciudad, y me la imagino como en Zamora, que las muertes ya son seguras, o me imagino al penal de Ciudad Juárez, que, a pesar de ser un centro de seguridad, controlado, puede ser tomado con facilidad, y tenemos la seguridad de que se mueren.

Esa seguridad, como la percibe Don Cedano, es la confianza que tienen los asesinos ante los débiles embates de las policías, ya que pueden entrar a los penales, matar libremente, llevarse algunos “amigos” e irse con total libertad e impunidad.

Sabemos por trascendidos que los penales son centros de adiestramiento delincuencial, es la mejor escuela que existe para volver delincuentes a los que por alguna razón llegan allí y no lo son. Un personaje que llega por robar un mendrugo de pan para comer, se pudre en la cárcel y sale “podrido”, algunos otros entrarán por alguna rencilla política, o por rencillas personales, sin otro agravante, pero puede salir un maestro del engaño y la intimidación. Ahora, los que ya son maestros afuera, adentro hacen doctorado.

No han funcionado las estrategias de readaptación, y no funcionarán, si la atención está centrada en ganar elecciones y hacer todo lo necesario para ello, y combatir a los delincuentes no es una necesidad prioritaria por ahora, lo prioritario es promocionar a las corcholatas y aquello que consideran lustroso para los fines y planes del gobierno en turno. 

Es una vil mentira decir que ya no hay corrupción, que ya se acabaron los privilegios, que ya no hay funcionarios ricos y pueblo pobre. El discurso suena bien y ha logrado embelesar a varios adictos a la adrenalina, los que viven del presupuesto, tienen por supuesto un interés legítimo de defender al presupuesto, venga de quien venga, ¡Ah!, he descubierto el hilo negro, los que viven del presupuesto, no quieren despegar los labios de la chichi, eso es, y no les importa el modo en que sobrevivan, así sea cambiándose de partido cada 15 minutos y poder denostar a quienes se encumbraron con total desparpajo.

Si algo de lo que ha traído la muerte consigo de positivo es a Biden, que pomposamente aceptó un intercambio de favores, si total, ya había muchos muertos, ¿Qué más da otros más?, si logran entregarle una buena cabeza, y si es una grande, hasta en el AIFA aterriza, allí es más seguro, ni mirones, ni preguntones, ni reflectores, ni moscas que lo molesten, y vaya que lo logró, aunque dicen los noticieros que solo fueron 29 muertos, Don Cedano no les creé, fue mucho teatro para un par de actores. 

Lo bueno, es que nos hace pensar que ahora sí, se acabó su abrazador, ahora se convierte en abrasador, San Péjele se puede declarar abiertamente combativo, al fin lo que importa son los pobres, esos dan votos, esos son parte de la estrategia, los muertos no votan, y menos si apoyaban a la mafia del poder, ja, ja, ja, sí, ya sabemos que la mafia del poder ahora es él, pero esa es otra historia.

El Culiacanzo 2.0, fue un golpe espectacular, como deberían ser todos los golpes contra todos los violentos, asesino y ladrones de alto nivel, y no digo nada de Pio, sus primas e hijos, no, hablo de aquellos que son sus contras, no importa, lo que importa es que haya justicia y que los abrazos lleguen en forma de abrasos a quienes los merezcan, que funciones ¡chingao!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: