Politica en lo oscurito

Política en lo oscurito 

Autor:​​Don filosofo de Cedano

Santificar lo que toca San Péjele ¿Un ejercicio de incongruencia?

Don Cedano ha tomado seriamente la situación de salud mental que le aqueja, según la psicología clásica tiene problemas Don Cedano mentales, muy serios. Primero, de la nada le da ansiedad… imagínense, se pone apensar que tenemos un gobierno sano, pulcro, impoluto, serio, transparente, revolucionario, que trae ideas de cambio sustancial en la forma de administrar los recursos, y que de pronto, ¡Y se la cree! ¡No creo que nos mienta en la cara!, ¿O sí?

Porque tiene sus detractores, que son seres oscuros, con mentes sucias, buscadores de problemas que quieran manchar lahonorabilidad de ese gobierno. Se llaman conservadores, fifís, y otros seudónimos menos gratos al oído y al ojo lector. Los calificativos negativos que tiene San Péjele y toda su grey no coinciden con el discurso de amor, paz, bienestar y felicidad de San Péjele.

Eso le produjo a Don Cedano una ansiedad tan alta, que lo llevó ante un sicólogo. El resultado del estudio que le dio el sicólogo dejó frío a Don Cedano, no se lo esperaba. Él, un ser bonanchón, inteligente, guapo, ¿Qué…?, si no me creen todo eso, pregúntele a mi amá, ella los sabrá desmentir.

Bueno, les decía que el estudio que le realizó el psicólogo a este viejo fue rudo, directo y al hígado. Me dijo el sicólogo sin saliva: -si te da ansiedad que hablen mal de este gobierno que es pulcro y honesto y que está transformando al país, por eso se le llama de la cuarta transformación, es que sufres del trastorno llamado “trastorno de ansiedad”, desde luego Don Cedano se resistió a pagarle los trescientos pesos que le querían cobrar.

¿Por qué me cobraría algo que yo mismo le dije? Si le digo que tengo ansiedad, lo menos que espero es que me diagnostique trastorno de ansiedad. Debe decirme cosas sesudas que me hagan pensar que estudió más que yo la sicología. Ese diagnóstico ya me lo había hecho yo, sin cobrarme, esperaba algo así: usted padece un trastorno de la personalidad, que es el llamado paranoide. Allí si me metería miedo, yo un paranoico, y ni siquiera por mis acciones, sino las de otros contra nuestro “precioso”, ja…

Bueno, esperaba también un tratamiento que tratara la causa raíz de mi problema, pero no. Aunque yo tengo la impresión de que la cura de mi trastorno la tiene el gobierno, basta con que modifique sus patrones de conducta, como en los viejos tiempos, cuando se ocultaba todo lo malo, que la gente no lo viera, si robaban, aunque sea poquito, que nadie se diera cuenta, ya sea ocultando el latrocinio, eliminando a sus enemigos, mandando el dinero a paraísos fiscales o comprando consciencias, algo que evitara que la gente se enterara.

Cierto es que siempre había algunas filtraciones de información, pero rápidamente con un chayote se convertían en mitos. Este gobierno que está transformando al país, en un no sé qué, debe entender que no deben abusar por mucho tiempo del velo que tienen los que siguen la doctrina franciscana de SanPéjele, que no les permite ver que les roban en su cara.

Don Cedano sabe que efectivamente en la práctica común de la distribución de los recursos entre políticos nada ha cambiado, que siguen ganando mucho dinero, que siguen negociando mucho dinero, que sigue la corrupción en prácticamente todas las dependencias, igual que antes pues, pero santificados ahora. Antes no había bendición de un mesías como ahora, por qué no había mesías, eran simples reyezuelos.

Les decía, el gobierno sigue siendo un negocio lucrativo para quienes participan de él, para el pueblo bueno y sabio no. Por esa razón se siguen peleando los escaños o puestos o huesos con mucha enjundia, hasta matar o morir si es necesario. Desde luego hablamos de que todo suceda en las mulas de mi compadre, desde luego, digo: si no hubiese negocio, y solo fuese un simple empleo de 30, 40, 60 o 100mil pesos mensuales, nadie pelearía con esa fuerza y coraje como lo hacen.

Pues si se consideran capaces, con inteligencia superior a la media, eso lo ganarían sin problema en alguna empresa privada, inclusive nacional y sin tanta exposición a  la mierda… perdón al escarnio público… algo tienen los puestos públicos y sabemos que es dinero, pero en este sexenio, de dinero no se habla casi, no del que tienenlos políticos afines al sistema, ni del que ganan, roban o reciben por aportaciones los funcionarios públicos activos, porqué ya no es como antes, aunque no sean igual en el fondo, pero si en las formas, y Don Cedano sabe en dónde está el problema, pero no les va a decir, por eso de los plagios de tesis.

Es que este viejo filosofo tiene la tesis de que la maldad no está en la cúpula, sino oculta en otros lados… si quieren saber, por una buena lana se los digo, les desarrollo el tema, les hago el diagnóstico, el pronóstico y la solución. Es cara, sí, pero les ahorraría más dinero del que me pagarían si usaran mi sistema, pero dejemos eso a un lado.

Decíamos que todo ha cambiado para que siga igual, en el fondo. En lo externo bastó solo modificar el discurso, y como el discurso es lo que vende en la política, se siente como si de veras fuéramos un país distinto. Bueno, en cierto sentido lo somos, si nos ponemos existencialistas, pues todos cambiamos día con día, al menos de edad.

Les decía, que Don Cedano no quiere ser presa de la ansiedad mediante la escucha del discurso amarillista de los periodistas mal intencionados, como Loretito, y menos que mi cabecita de algodón tenga que estresarse justificando lo que no tiene justificación, pues si ya ha sido tocado por su mano santa y pura de él mismo, que es el dios de los chairos y cuatroteístas, debe ser reverenciado. 

Por ejemplo, si ya todo es austeridad y ya no roban, al menos allá arriba, ja, no tienen por qué acusar a nadie de corrupción y menos al general Luis Crecencio Sandoval, y todo ¿Por qué? ¿Por el fútil hecho de irse de vacaciones con su propio dinero? El señor ahorró toda su vida para eso, tiene derecho, usó su dinero, ¿A quién se le ocurre acusarlo de irse con dinero público a Europa? Nadie. Él tiene la venía del prejidente, con eso basta.  Entiendo a esos amarillistas que quieren que se vaya de viaje o mejor dicho a vivir a Cuba o a Venezuela, o a Corea del Norte, donde hay ideologías muy similares al cuatroté, pero no, ellos son de acá, y aquí viven felices, felices.

Tampoco van a andar acusando a Claudia de cosas, que sí el metro, que si es la favorita, que si los fines de semana hace giras de promoción política fuera de los tiempos electorales. No, ella viaja con sus recursos, y sus seguidores pagan todo lo demás, con lo que gana le alcanza para eso y más, son 111mil pesos, si los chayoteros no tienen para pagar sus viajes es por qué no trabajan fuerte y duro como ella, menos Loret, ese si tiene mucha lana del gobierno, por eso es corrupto, nomás él, Claudia no, lo dice San Péjele y su palabra es ley.

Don Cedano debe aprender de estos insignes próceres, su sueldazo apenas le alcanza para comer y darse ciertos lujos, pero quiere más, ¿Deberá pensar ya en aceptar las propuestas políticas y meterse al aro? Total, los impuestos son nobles, si no te alcanza, los subes y ya, y estando en el gobierno se te abren muchas puertas, como las de la burocracia, los negocios se hacen solitos y legales, las propiedades empiezan a florecer como champiñones…

¿Qué?, eso ya no sucede, ahora son propiedades santas, y más porqué todas son donadas, ninguna comprada, las que aparecen, ¿Se imaginan pensar que Julio Scherer en su tiempo fue investigado por tener unos siete inmuebles? Pécoras conservadores, pura campaña de desprestigio. Mucho menos le deben creer a emeequis que dice hay 15 mansiones del cuatroté y que en una podría caber un municipio, a lo mejor hablan de Nuevo Urecho que está chiquito, pero allí no veo una mansión tan grande, o hablarán de la mansión de Houston, del nene consentido, que fue santificada a la esposa del nene. 

¿Qué culpa tiene el nene de ser tan guapo y ser presa de los deliquios de una guapa y rica extranjera? Nada de eso, todo lo tocado por San Péjele es santo y no se debe pensar jamás en que se usará corruptamente, eso es “sacrílego”. Don Cedano va a buscar a ese santo, le hace falta para curar su ansiedad o sicopatía, en una de esas le aparece una mansión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *