Política en lo oscurito

El más mejor

“¡Si gano otra batalla de estas pierdo el reino!” Así vio Don Cedano a San Péjele, todo confundido y compungido, triste, derrotado, anonadado. Su proyecto se le está desmoronando, y sin embargo había ganado. Don Cedano tiene razones más o menos sensatas para creer que no durará mucho el reinado de La Prieta, San Péjele y sus seguidores esperan que sean unos 80 años, para que ahora sí, sus detractores compararan en igualdad de fuerzas del tiempo el uno contra el otro, o sean La Prieta contra el Prit.

Ahora sí, si en 80 años La Prieta no daba los resultados que la población buscaba en la alternancia, quería decir que tenían razón los detractores, conservas, fifis y demás calificativos que se acumulasen en esos años. Pero que no molesten ahorita, a escasos casi tres años de reinado y menos en las condiciones de la elección. Ya saben, los que saben, que tres años son poco para hacer los cambios que se notasen en el país. “Denme un partido y moveré al mundo de la política”, dijo un político, que ya saben quién es, y si no me lo dan, creo el mío… ¡Chin!, eso sí salió complicado.

 Bueno, decíamos que, si La Prieta gana otra batalla como esta, pierde la guerra. Su bastión más importante, el más mejor: la Ciudad de México, lo perdió. Más de la mitad… bueno, unas ya las tenía perdidas, pero se dividió la Ciudad de México, tal y como le gusta a San Péjele, izquierda los fifis, derecha los chairos, del lado izquierdo los conservas, del lado derecho los liberales. Sabemos que es una incongruencia, pero el mapa político así quedó, dividido como la Alemania de hace 30 años, la oriental contra la occidental. Espero no se le ocurra colocar un muro, entonces si nos lleva la tiznada.

 Bueno y en la república ganó algunas gobernaturas, como la de Michoacán, ¡Sniff! ¿Por qué lloras filosofo? Por qué ganó la Prieta ¡Ah… Alégrate! Por fin van a destinar recursos de la federación al estado, ya no habrá quién le pelee e interpele a San Péjele, ahora sí, se le quita el castigo, Michoacán es el premio al partido, vimos que ganaría a quine pusieran y se logró, Bedolla se la pasó promoviendo su currículo, sus luchas y sus desavenencias con sus adversarios políticos, y nada de propuestas, ¿Será que el estado no necesita propuestas? ¿Esteremos mejor con ya sabes quién?

 ¡Snif!, ¿Por qué llora reportero de nota roja?, porqué tiene razón Don Cedano, solo nos queda llorar y encomendarnos al dios supremo, no el de Palacio Nacional, no, al otro, al que vive en la subjetividad… ¿Qué: el de Palacio Nacional también de eso vive? ¡Charros!, ¿Ahora quién podrá salvarnos, si el Chapulín dejó este mundo? Bueno, encomendémonos a los Ángeles de la inspiración, la justicia y el honor, a ver si nos salva de esta, pues no ganó el mejor, ganó el más mejor, que es lo mismo que el menos “pior”. No teníamos mucho por donde escoger, ya ven que a los de La Prieta tampoco les dieron mucha chance de elegir al mejor, así que decidieron cual era el más a modo, y pues ya saben los resultados.

 Lo bueno es que toda la contienda salió en paz, una calma que no se veía desde que el diluvio amainó en la época de Noe; por ejemplo, en Michoacán, por allá por la tierra caliente llegó un convoy de gente armada imponiendo paz, nadie decía nada, nadie respiraba, se sentía mucha tranquilidad. Algunos dicen que son delincuentes, otros dicen que son paladines de la justicia que deben ser apoyados para no sufrir de violencia de otros y solo de ellos, así como el que me pegue uno conocido y no uno desconocido, y es porqué me ama.

Bueno, al menos Don Cedano está tranquilo, duerme sus ocho horas a pierna suelta, ya no se escuchan los slogans pretenciosos de todos los candidatos, y en estos días solo se hablaba de dos en Michoacán, Bedolla de la Prieta y Herrera del Prit-Perderé-Bolillo, los demás se fundieron muy rápido, tanto que sus partidos están a punto de desaparecer por no alcanzar el 3%, y Don Cedano que quería dar su voto inútil a alguno de ellos, pensó en ellos, pero como no se acordó de sus nombres, prefirió votar por uno de los fuertes. Les diría por quién, pero me lo guardo, porqué dicen, dicen, trasciende en la prensa local, que uno de ellos era conveniente por interés personal y el otro por interés social. Los que me conocen sabrán cual fue mi elección.

Al menos diría Don Cedano: ejercí mi responsabilidad ciudadana, aunque en mi interior creyera firmemente que era una pérdida de tiempo. Si salir a votar no le sirvió para calmar sus penas morales, al menos le sirvió al filósofo para asolearse, para convivir con sus congéneres, para ver a viejos amigos, para que los demás tomaran ejemplo, no que sigan sus ideales, pero sí sus ejemplos de civilidad, de la cual se siente orgulloso, pues pertenece a esa extraña clase de personajes que añora la paz, la justicia, la tranquilidad y el orden, sufre cuando las personas son tratadas de manera injusta, se molesta cuando hay abuso de poder, por eso muchas veces levanta la voz y da manotazos en las mesas cuando San Péjele quiere hacer su santa voluntad, como cuando tenía mayoría calificada en el senado, ahora solo tiene mayoría simple, que no es lo mismo pero es igual.

 Al menos no hará esos cambios a la constitución que tanto detestamos, no porque puedan ser necesarios, sino porqué llevan jiribilla política y mucho de rencor y recelo, mucha venganza, algo inadmisible para Don Cedano, que quiere sí a un país moderno, con leyes justas, leyes que mantengan el equilibrio entre el poder y la inquina, entre el veneno y el maná… bueno, no queremos que los políticos, por muy de izquierda, por muy de derecha, por muy populares, por muy populacheros tengan todo el poder, no tienen capacidad de manejarlo, se les sube a la cabeza y hacen sus desmanes, y se creen los mártires, y no hablo de Macedonio, ni de San Péjele,  no, esos son mártires solo por existir, ¡juar, juar! Bueno, Macedonio no tanto, él seguirá mamando del presupuesto, su hija tiene la función de aquel extraño Juanito y de aquellas extrañas adelitas que ganaban los comicios para ceder el poder a quienes lo deseaban con lascivia, ardor y emoción contenida.

 Lo que sí no es emocionante, es que la delincuencia marcó la pauta en muchas regiones del país, mató candidatos, secuestró candidatos, mató a funcionarios, mató a simpatizantes, y nuestro gobierno no ha hecho mucho para cuidarlos, mucho menos para cuidarnos a nosotros simples mortales que no tenemos fuero y no tenemos manera de protegernos yéndonos al extranjero a vivir en nuestros departamentos de lujo… bueno, algunos sí pueden, pero son poquitos. Los simples mortales no tenemos esa suerte.

 Les decíamos que la delincuencia marcó estas elecciones a pesar y en contra de las declaraciones de paz del presidente, en Tijuana les aventaron una cabeza humana en la casilla 1440, les quemaron un auto a simpatizantes de Morena, en Mexicali, Baja California, se robaron unas urnas y balacearon la casa de Campaña de la candidata María del Pilar Ávila, en Naucalpan, Estado de México, en la colonia Paseos del Bosque, lanzaron una granada, que afortunadamente no estalló, pero sí metió miedo; en Metepec, Estado de México, en la Unidad Habitacional Lázaro Cárdenas, un grupo de encapuchados se robaron paquetería electoral; en Chiapas, en Pueblo Nuevo Solistahuacán, hubo al menos cinco muertos y más de 200 casillas no pudieron ser instaladas; en Parral Chihuahua, en la casilla 1273, sujetos armados balacearon una camioneta estacionada fuera de la casilla; en Veracruz, la prepotencia andando…

 Bueno también en Morelia, donde la ayudantía de Bedolla le aventó sus camionetas a Don Cedano, solo porqué ellos traían prisa no respetaron el uno a uno, eran ellos o ellos ¡Qué desgracia para los que deben dar el ejemplo!

Decíamos que, en Veracruz la prepotencia, los escoltas de Enrique Hernández Delfín y policías de Fuerza Civil se tirotearon enrareciendo las cosas, eso que solo era candidato a la presidencia municipal de Ixhuatlán del Café, municipio por cierto muy bonito, vayan a conocerlo, trasciende que hay 3 priistas heridos, diez detenidos y 4 camionetas aseguradas. Los que vivieron de cerca esta elección, vieron que no había nada de austeridad, camionetas por todos lados, muchas de lujo, nada austeras, ¡snif!, que desperdicio de recursos. 

En Ciudad del Carmen varios vehículos dañados cerca de casillas, allí compite un Ex panista por Morena, no sé si eso tenga algo que ver, pero pasó. En Oaxaca, hubo robo, destrucción y quema de paquetería electoral, algo normal en tiempos del Prit, hoy La Prieta, ja, ja, en Michoacán, en Buenavista arrojaron el cuerpo de un ejecutado, en Nuevo Urecho hubo presión de un grupo de hombres armados que coparon la casilla 1363, no le permitieron la salida por un tiempo, y los pueblos originarios no permitieron la instalación de casillas.

Y en Reynosa, Tamaulipas se detuvo a 17 operadores de Morena por repartir dinero, eso trascendió, pero al final, todo en paz, y ganó el más mejor, no el que le conviene al pueblo, solo el que le toca por karma, solo nos queda llorar, o reírnos de nuestra suerte, les recomiendo reír y encomendarse al santo de su harta devoción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *