Política en lo oscurito

Política en lo oscurito

¡Assoooordenes jefe!

Don Cedano ya no sabe si reír o llorar… por un lado tenemos a un gobernador yendo a esparcir virus a otro país; por otro lado, tenemos a un presidente yendo a ver a los virus de Sinaloa; por otro, tenemos al virus Chino golpeando al pueblo bueno y sabio de México; por un flanco más, el virus de la delincuencia golpea al pueblo no tan bueno y no tan sabio… bueno, de estos últimos dicen, que se golpean entre ellos, de eso no estamos tan seguros, pero así dicen, porqué vemos cómo algunas esquirlas hacen huir al pueblo bueno y sabio hacia Estados Unidos, o hacia pueblos menos riesgosos.

 Don Cedano está de acuerdo con que a veces es conveniente abandonar la tierra a dejar el pellejo. A veces, el modelo romántico de morir por la tierra deja el romanticismo, cuando el riesgo no solo es tuyo, sino de toda tu familia. Así que mejor poner pies en polvorosa, las tierras no se irán, la violencia no debe ser eterna, aunque pareciera.

 Decíamos que Don Cedano no sabía si reír o llorar, ¿Será que se pueden ambas cosas? Dicen los dramaturgos que sí, y puede que tengan razón, el que no tiene razón es San Péjele, que anda buscándole chichis a las víboras. Ya saben, se supone que Sinaloa es un estado violento, igual que Michoacán, o que Guerrero, o que Zacatecas, o que Mataulipas, perdón, Tamaulipas, o que… ¿Qué ya le pare o no termino?

Bueno, sí. Sabemos que Sinaloa es un estado violento y que es cuna de uno de los cárteles más famoso del mundo, no solo del país, y que allí vive la mamá del capo más buscado y ya encontrado y ya encarcelado en Estados Unidos, un tal Chapo, y que tiene a su mamá en Badiraguato y que por allí anda el chapito, hijo del Chapo, libre, gracias a la venía del patrón… ¿Qué… no es el patrón san Péjele?, ¡Ah, bueno!, con la venía de su achichincle, que fue a darle la tercera visitada a la familia para rendirle pleitesía y a ponerse a sus órdenes… digo, hay niveles, si el grupo de Aguililla no tiene la capacidad de poner de rodillas al gobierno como lo tienen los chapos, es cosa de los de Aguililla, que nomás se la pasan matándose entre ellos, así no tendrán ni siquiera la oportunidad de que San Péjele los visite, deben ser más rudos, para que les hagan caso.

 Sí los habitantes de Tláhuac no tienen la capacidad de poner de rodillas al gobierno de México, es culpa de ellos, ¿Así cómo quieren que San Péjele los visite? Pareciera que solo quieren que vaya para hacer notas amarillistas, pónganlo de rodillas como el Chapito, así podrán tenerlo en Aguililla o Tláhuac, no una, sino tres veces, ya ven que ahora está de moda Badiraguato, y el preciso dirá que es por qué tiene la obligación de atender las causas de tanta violencia, sin recurrir a la violencia. Dirá que visitará la zona para supervisar obras en la carretera federal de Badiraguato, lo que sabemos nosotros es que una carretera es menos importante que la muerte o exilio de los demás habitantes, las calles se pueden postergar, como se han postergados la mayoría de las obras que no son mediáticas, como aquellas que se destruían solas, ¿Ya ven que no se ha hablado de ellas hace rato?

 Así que nos preguntaremos siempre ¿A qué fue por tercera vez San Péjele a Badiraguato? Si no es a obras es ¿A rendir pleitesía? Eso es lo más probable, ya ven que en radio pasillo siempre hay información que después se confirma como verdadera, aunque se detenga en eso de las pruebas, nadie se atreve a enfrentarse al tren llamado poder, y ya vemos que el poder está en Badiraguato, no en Aguililla, no en Tláhuac, no en el pueblo bueno y sabio, que definitivamente se está cansando del circo, quiere pan (y no del partido), en la famosa consulta ciudadana votaron escasamente 6 y medio millones, son menos votantes que funcionarios tiene La Prieta, ni ellos creen en sus farsas.

 Lo que Don Cedano está pensando y mal, es que la consulta fue hecha no para llevar a juicio a los expresidentes, sino para cubrirlos necesariamente, ya que, si la mayoría decidió no votar o votar por el no, quiere decir que los expresidentes no son enjuiciados. Así, todos los funcionarios reciclados, que antes juraban y perjuraban que eran fieles y leales a sus anteriores partidos, ahora purificados en La Prieta, no serán tocados, entre ellos San Péjele. “Maravillosa jugada”.

 La que no salió maravillosa, fue la jugada del equipo de fútbol que jugó la Copa Oro, jugó como siempre, pero también perdió como siempre, y como siempre, los perdedores somos los mexicanos, por las decisiones propias o consecuencia de la buena voluntad del pueblo bueno y sabio, que queriendo cambiar un régimen de ladrones, llamado Prit, eligieron un régimen de blanqueo autoritario disfrazado de honestidad y austeridad, pero solo en las mulas de mi compadre, no en las mías. Evidenciado el apoyo real, el discurso sobra. Pero lo que sí sabemos de sobra, es que va a haber triunfalismo, ya sea en favor de la democracia, ya sea en favor del pueblo, ya sea en favor del beneficio social…

 Desde luego que no, el beneficio será por mucho el beneficio de los políticos, que, si ganara, sería elogiado, si pierde, será protegido, las dos causas le convienen, y así se trabaja, ahora los protegidos de San Péjele y él mismo están sanos y salvos.

 Les decía, nosotros no, la violencia está imparable, tanto que los mismos violentos están cansados, se dan tiros en el pie, para tratar de huir sacrificando movilidad, la pandemia imparable, los jóvenes empiezan a sufrir lo insufrible, la carestía imparable, los costos al consumidor han subido mucho, no dudo que haya una inflación arriba del 7%, el acero subió un 100% en tres meses, y casi todo lleva acero, desde las vigas de la construcción, a las cazuelas de la cocina, a las láminas de los techados, o los autos… la gasolina sigue subiendo, poco, pero arriba, la magna anda en 21.25 en Tingambato, y no baja de 20 pesos en casi todo el estado.

Los insumos para el campo cincuenta por ciento más caros que en enero de este año, las comidas ya subieron 5 pesos más, los tacos, son cada vez más caros, y el salario mínimo, para el que lo gane, a pesar del aumento cacareado de San Péjele, no les alcanzará para comer. Hasta el frijol, que andaba en 12 pesos hace un par de años, ya anda en 30. Ya ni el Chapulín nos salvará de la debacle, que esperemos no sea tan grave como la sucedida en la votación, ni en el partido de futbol, sino, nos lleva Pifas… bueno, al prejidente no se lo lleva, él está contento, no tanto como Ebrard, que lo están bajando de categoría, no es el elegido para ser candidato de la Prieta en 2024, sabemos que es lejana la fecha, pero hay que ir abriendo caminos, ya ven que a San Péjele le costó cerca de 18 años, ¿Qué tantos son 3? Son pocos ¿Verdad?

 Claro, como pocos son los días que se le hacen a Robles para que goce de la amnistía que prometió San Péjele a los presos, aquellos con delitos no graves o enfermos, de alguna manera sale más barato tener a los enfermos afuera que adentro. Así que es una buena estrategia y son votos. De alguna manera estoy de acuerdo con él, los presos políticos, o por robarse un bolillo, no deberían haber entrado a la alta escuela del crimen. Los malos, malotes, sí deberían estar en las Islas Marías, solos, pero San Péjele decidió hacerlas centro vacacional, como Los Pinos pues. Solo falta que efectivamente ninguna obra magna termine en tres años y se vea su gobierno como un paseo dominical por el parque, sin dejar algo para la posteridad más que el ser el presidente con más legitimidad en votos, aunque hayan sido ganados por el hartazgo popular contra la corrupción que juró y perjuró combatir y que, a tres años, “nanay”, no se deja o no puede o no quiere. Supongo que no quiere, porqué tiene todo el poder y no ha sabido capitalizarlo.

Don Cedano le pide que le de chance, con un par de años en el poder cambia todas las estructuras de gobierno y las hace sanas y honradas, al menos la de su familia, los convierte en empresarios sanos, ja, ja, ja, ya sé, eso es mofa, lo sé, pero si hay comida, hay que comer, si no ¿A qué entramos al gobierno?…

¿Qué… qué me calle?, ¡Charros! No puede uno ser presa del inconsciente porqué se alebrestan luego, luego, Don Cedano es un alma de dios, amante de la justicia, defensor de los desprotegidos… no sería paladín de la injuria social, para eso están lo gobiernos, y no los que andan autoexiliándose, no de esos no, de los de a deveras, pero no hay muchos, espero mis amigos estén entre ellos, sino, lloraría. Bueno, no tanto, pero sí me sentiría burlado, porqué los considero buenos políticos, sanos, honrados y protectores de los más desvalidos, como yo, que quiero un hueso, y nomás no se me da, ese San Péjele es un loquillo, que solo recibe ordenes de sí mismo… ¿No?, ¡Ah, de Badiraguato, perdón!, allí sí se cuadra ¡Sssooordenes jefe!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *