Política en lo oscurito

Ni princesa, ni esclava

Don Cedano, ha tenido elucubraciones brutales… imaginenese a Don Cedano, toda acción, toda gloria, sentado, despatarrado sobre su enrome poltrona, descubriendo el hilo negro, en un día cualquiera, con el sol poniéndose en el ocaso, escuchando en su bocina enorme la canción de Ni princesa, ni esclava, con la portentosa voz de Vicky Carr… no con Jenny Rivera, con Vicky Carr… para que duela, y Don Cedano levantando el entrecejo, la mirada perdida en el horizonte, miles de imágenes en globitos blancos saliendo por su frente, se imagina esas épocas donde existía la esclavitud, que podías comprar una mujer a precio de una vaca… ¿Qué…aún se puede en Chiapas?, ¡újule, ando bien errado!

Bueno, me imaginaba en aquellos otros días, en otros países, en otras circunstancias, cuando aún no se abolía la esclavitud, que podías tener a una mujer por unos cuantos pesos, y que románticamente existía el poderoso caballero lleno de orgullo y honor que salvaba de la esclavitud a toda la humanidad, no solo a las mujeres. Personajes libertarios, que hay muchos, como Don José María Morelos y Pavón, que hasta sentimientos le puso a la nación, para liberarnos de la esclavitud de los soberbios Castellanos… bueno, así me sentía escuchando esa canción de alta filosofía y de un profundo sentido de la identidad y liberación femenina, llegar a lo básico, a ser lo que verdaderamente somos, ellas simplemente mujeres, ellos: simplemente hombres.

 Porqué los derechos humanos nos hace libres e iguales en derechos, hombre y mujeres libres, y sin la obligación de ser tachados de una cosa o de otra, como se están acostumbrando en el poder, a calificar, o descalificar, que para efectos prácticos es lo mismo. Pero hay próceres que, aunque usen el poder y los medios para posicionarse, uno de ellos se llama Ricardo Gallardo, que hasta el apellido tiene, pues demuestra gallardía, enjundia y no sé qué más, imagínense, que un abanderado de uno de los partidos más chaupulinezcos e irónicos del país se quiere independizar de la ideología pejista.

 Este hombre, de gallardo apellido, se postuló por el Partido Verde Ecologista de México… que no es verde, ni ecologista… para la gubernatura de San Luis Potosí, y que gana, contra todos los pronósticos que decían que La Prieta lo haría. Bueno, este candidato por abajo del agua fue Pejista cuando el peje andaba en el Perderé, partido del que no pudo adueñarse y de donde salió haciendo berrinche porque no lo dejaban participar en la grande, y partido que tiraba harto flato y boñiga al Verde por pertenecer a la mafia del poder y que en la época pejista es un importante aliado, digo, una vez exorcizado, lavado, pulido y encerado por la verborrea de nuestro insigne líder.

 Bueno, pues este personaje de gallardo apellido, dijo lo que mis oídos no pensaban escuchar jamás en este sexenio, y es que anunció que su primera acción sería “acabar con la maldita herencia económica y social que dejaron las administraciones pasadas”… bueno esto no es tan nuevo, es discurso del Peje y sus correligionarios, usado hasta el cansancio después del 2018, parece oración escrita detrás de la imagen de algún santo, quiero suponer, porque no lo sé a ciencia cierta, que existen estampitas con la imagen de San Péjele con oraciones como esa, que sustituyeron a La Magnífica.

 Me imagino yendo yo por los caminos de la maldad, o sea por estados donde gobierna el Bolillo, el Prit y ver todo el desmadre que dejarán para cuando gané el limpiador de desmadres, con los artículos de austeridad y honradez, y buena voluntad, y que sintiéndome desorientado y compungido sacaré mi ¡Detente!… perdón, mi estampita con la imagen de San Péjele, la mostraré al frente de mí, diciendo las palabras exorcizadoras por excelencia, “Guácala”, “Fuchi Caca”. Con eso podré seguir mi camino con cierta tranquilidad por esos lugares de mal agüero. Si caminara por caminos gobernados por La Prieta, con ese simple hecho estaría salvado.

Les decía, ese prohombre de apellido gallardo, se atrevió a lo inatrevible, a contradecir las políticas públicas establecidas desde Palacio Nacional y repetida, replicada y arengada en casi todas las mañaneras, menos en donde los maestros obstruyen el libre derecho de embarrar a todos los enemigos políticos pues, que es calificar a los adversarios con motes despectivas, que Don Cedano solo ve divertidas, porque sabe que el pueblo mexicano tiene al gobierno que merece y no otro, porque si mereciera otro, otro tendría, y Don Cedano no ha querido competir, ya que le cuesta trabajo entender a la polaca y su intríngulis nefasto y cruel, y se desespera que a toda solución le encuentren un problema y Don Cedano fue educado para que a todo problema le encuentre una solución, y así no se puede.

 Regresemos pues a que el personaje de apellido gallardo, demostrando toda su gallardía, pariente de sacar raja, que señaló, que acabará con la maldita herencia económica y social que dejaron las administraciones pasadas, y ahora sí va a haber abundancia para los potosinos… Don Cedano quiere cambiarse hoy mismo a San Luis Potosí, esa frase es matona y llegadora, tanto que se siente completamente representado, y ya está haciendo maletas, ¡Ahí te voy San Luis Potosí! Recibe a un viejo que ansía esa abundancia, tan cara en mi estado, que sufre carencia de muchas cosas y no se diga de salarios, digo, los maestros en nómina estatal nos pueden dar una catedra de cómo sobrevivir a lo que combatirán, porqué aun no combaten en San Luis Potosí, dijo también en señor Gallardo, que en su estado ya no habrá Chairos ni fifís, se imaginan, ¿Qué va a decir San Péjele ahora?

Será capaz de excomulgar a uno de sus satélites, antes lamebotas, perdón, antes copartidario, ¿Cómo se va a referir ahora a los Potosinos? ¿Cómo la hermana República del Potosí? ¿Cómo las recalcitrantes que no saben apreciar las mieles de la abundancia del cuatroté? No lo sé, espero sea interesante el manejo de la filosofía, y no solo frases mediáticas.

 Don Cedano se lame los bigotes pensados en el pleito que podría llevarse en las mañaneras, buscando otros calificativos para estos desertores de Jauja. Digo, para hacerla creíble. Don Cedano sí le cree que habrá igualdad de oportunidades para las comunidades, habrá mayor presencia policial, como si eso solucionara de raíz la inseguridad… bueno, algo es algo, al menos lo dijo y le pueden reclamar si no lo hace, y volvió a recalcar “se acabaron los Fifís, puro potosino trabajador para sacar al estado adelante”.

 Lo que no les dijo, es que en la tribuna cuando era senador no los defendió, ¿O sí? No me llega la información completa, debo investigar más, o tener fuentes más confiables… bueno, ahora sí pues, con Gallardo, se salvará al estado, él lo dijo, Don Cedano le cree, ja, ja, ja, bueno, no mucho, pero sí, dijo también que “somos miles de potosinos que hemos luchado por un cambio ¡Ajá! Tenemos una herencia maldita que nos dejó desigualdad que no pude eliminar como diputado ¿Qué?… ¿Eso no dijo?, ¡Ah, que Don Cedano es un loquillo!, a veces se le chispotea.

 Espero que a Bedolla no se le haya chispoteado decir que no usará los helicópteros del estado, si es que dejan alguno, y que por ser congruente con papi en austeridad quiera usar solo los caminos del estado… que, viéndolo bien, sería una idea genial, para que se entere que están más bombardeados que los de Siria o Jordania, y que necesitan atención inmediata. Lo que no le recomiendo son los vuelos comerciales, el estado no cuenta con mucha infraestructura para moverse internamente en avión, salvo que algún ¡acomedido! Le preste sus naves de manera “gratuita y voluntaria”, nomás por hacerle el favor en bien de la gobernanza del estado, la cual está a punto de cambio de estafeta.

 Silvano ya se va, gracias al cielo, aunque a estas fechas no sabemos si efectivamente Bedolla será el siguiente, la resolución sigue atorada allá en Tenochtitlán. Confiamos que cuando lean este libelo ya sepamos y festejemos el cambio y que gallardamente digamos que se acabaron los Fifís y los Chairos, y seamos unos simples mortales esperanzados en que el gobierno entrante nos lleve al progreso, que deje atrás las rencillas, como las dejan ellos mismos en los cafés después de las sesiones del congreso, y si quieren sesiones más fifís, pues ya pueden presumir al Remodelado centro de Convenciones de Morelia, quedó de rechupete, de primera mano escuché comentarios favorables del presidente de la AMDA, que dice: “debe promoverse a Nivel Internacional”, mientras esa fama llega, Gallardo está haciendo historia, en el discurso, ni Chairos ni fifí, mientras Don Cedano sigue escuchando, mortificándose el espíritu con “Ni Princesa ni Esclava.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *