Política en lo oscurito

¡Goya!, ¡Goya!, ¡Universidad para todos!

Don Cedano, aunque ustedes no lo crean, estudió una carrera universitaria y realizó estudios de posgrado en algunas universidades del país, eso le dio a entender, que efectivamente, el conocimiento es universal y se adquiere en cualquier institución, el mismo nombre que identifica a la universidad, señala que se trata de la universalidad: en el conocimiento, y Don Cedano, durante el trayecto que lleva de vida, que ya es mucho, ha conectado con seres que tienen el espíritu de libertad.

Esa libertad está en el nivel de conocimiento que tienen y no necesitan identificarse de una universidad u otra, porqué pueden pertenecer a una o a todas, y en cada una de ellas, el conocimiento siempre será la base de su existencia. Habrá algunos que lo sepan explotar, otros que lo sepan adquirir, otros que solo vayan por un documento y otros que quieran vivir esa etapa hasta muy entrada su madurez física, para no responsabilizarse de sí mismos, pero el fin será siempre el mismo, la aportación de conocimiento a aquellos que lo necesiten y lo busquen.

Las universidades han pasado por épocas felices, con grandes camadas de intelectuales, tienen enormes centros de investigación y grandes programas de vinculación y educación continua, porqué el conocimiento no para, debe de cuestionarse siempre y adaptar las mentes a una nueva visión del mismo.

Hace algunos días, San Péjele, en un ejercicio de beodez mental, inició una de sus eternas peleas, en una exhibición de incongruencia total, mordiendo la mano del que le dio de comer, morder la mano de su aula mater. Se imagina Don Cedano a un jovenzuelo rapaz, que calcula mal sus tretas y termina pergeñado de los cabellos, aquél que se mete a la cueva del oso, cierra la entrada para que no escape, luego va y lo azuza para que salga y lo puedan atrapar.

Así se ve, su lengua le está dando muy buenos resultados, algo debe tramar para lanzarse contra una institución, que señalan muchos como la madre de todas las universidades del país, la que tienen mejor reputación. Pareciera que está siendo aleccionado por cubanos y venezolanos, para que tomen partido otros que no sabemos quién aún. Lo que sí sabemos, es que en sus homilías empezó a lanzar anatemas contra la UNAM, señalando que se “derechizó”, como si ser de derecha fuese algo aberrante.

Quizá, solo en su imaginario, cree que todo aquello que no le suena bien en sus oídos debe ser destruido, con la palabra o con el pensamiento, ¡amén!, ¡Ah, jijo! Don Cedano se va de bruces.

Les decía, que San Péjele considera que la Universidad se derechizó en el período Neoliberal, cosa que tampoco entiende Don Cedano: ¿Cuándo pasó ese período? Bueno: ¿Cuándo fue el periodo liberal y cuando el Neoliberal?

Entendería Don Cedano que la libertad, es parte de ese período, ¿Y de qué libertad hablará?

Si con sus aseveraciones coarta la de los demás, los encasilla y los define, los juzga, ¿Se imaginan a una universidad pública defendiendo a un gobierno?

Sería una catástrofe cultural, los jóvenes no se ven jamás defendiendo en masa a un gobierno. Se ven, sí, combatiéndolo, en su sino, y el gobierno puede ser denominado de cualquier ideología, no importa, siempre será el gobierno el ente del que hay que defenderse por múltiples y obvias razones, la principal atendiendo su labor de opresor y de generador de violencia contra las libertades que los jóvenes están creando en cada período que viven.

Siguiendo el hilo de nuestro ilustre prejidente, que busca y rebusca en sus frases domingueras, cual debe vomitar para denostar a alguien, lo que sea, nada más que lo mantengan en la palestra y en el foco público, ¿Tendrá algún fin?

Don Cedano podría pensar que no, que al prejidente le gusta únicamente pelear, para mantener su mente ocupada, por eso del Alzheimer, recomendaciones de su doctor, y le piden que pelee contra aquellos donde pueda ganar, como Anaya, Diego, Fox, Calderón, con Peña no, porque le están enseñando sus mañas, por algo tiene a varios peñistas en su gabinete, de seguro el rector le dijo cosas feas, y le mostró alguna carantoña, se me hace que eso es, y como el rector es un simple personaje como él, que solo sirve con la investidura, pues hay que tirarle al nido, no a la abeja, para ver donde salta la liebre, y allí tirarle a matar.

Esperemos que no vaya a ser el principio del fin de las universidades públicas, para no asignarles recursos y poder usarlos en sus universidades patito y hacerlas crecer. Creo que tiene la mira alta, debe estar pensando que el cuatroté va a seguir creciendo, que en el 2024 van a elegir nuevamente su fórmula y así ir afianzando la eternidad del proyecto del cuatroté.

Evidentemente no nos gusta a muchos ese sistema, la corrupción sigue firme, los negocios de los cuates y familiares siguen creciendo, la gasolina subiendo, el crimen avanzando a paso firme, las muertes por pandemia sucediendo día con día, aun y a pesar de que los estados muestran semáforo verde, pero eso no lo ven los adoradores de quimeras, que son muchos y muchos más que adoran todo aquello que los mantenga firmes pegados a la ubre del presupuesto, como Gabriel Quadri, que valientemente dijo que asistiría a una manifestación en contra del prejidente por no estar de acuerdo en sus señalamientos en contra de la UNAM, con todo y que señala que no estudió en dicha escuela.

Don Cedano cree que esa afirmación de Quadri estaba actuada, porqué el presidente salió a decretar la muerte de la oposición, esa que ya parece más bien partidos satélites, y dijo el prejidente “Están diciendo: (que van a protestar contra él, por sus declaraciones contra la UNAM). Bueno, nos ofende el presidente, vamos a marchar en contra del presidente. Yo diría: ojalá y lo haga, aunque sea para marchar en contra de nosotros, pero que hagan algo”.

Eso debió doler, a Don Cedano le dolió, pensar que no se haga nada por detener el avance de la incontinencia verbal del prejidente, del que esperamos sea el líder que unirá a todos los mexicanos, no el que apague el fuego con gas, como el de Puebla… sí, ese, el del gasoducto, que parece portería del Tijuana en la Liga MX del momento, bien perforada.

Bueno, decíamos que San Péjele se lanzó contra la UNAM con singular alegría, diciendo que perdió su esencia. Quizá la esencia que espera es que dejen a los estudiantes reprobar, vivir en ella unos quince años como mínimo por carrera… digo, si aducimos a la forma en que la vivió el preciso. Anaya, por allá respondió que la dejara en paz, que no era suya de él, del presidente, y tiene razón cuando dice que la universidad es diversidad, y que debe entenderla y respetarla.

Sabemos que no será posible, en la mente de un autócrata no cabe eso. Caben las ideas suyas, no las de otros. Por algo la universidad no le gusta, allí piensan diferente y muchas veces diferente al gobierno en turno, como pensamos diferente miles de mexicanos que estudiamos en las universidades públicas del país, que son las que sostienen el grueso de la educación y de las ideas liberales del país, sin meterse en los círculos del poder, que es lo que pretenden eternizar los políticos como San Péjele, que solo del poder y de la política ha vivido.

Ojalá y la vida le diera la oportunidad de aprender cómo sobrevivir del esfuerzo propio y no del esfuerzo de los demás, nada más para que ahora si clasificara a los demás mexicanos, y va a ver que somos como la huesuda, que no le importa la condición física, social, moral, económica o filia, ella se lleva parejo. Así en las universidades públicas, no distinguen filias, todos los ideales son aceptados y bienvenidos, eso permite crecer y enriquecerse.

Las universidades públicas deben estar atentas, no vaya a ser que les caiga el Chahuistle y que sean señaladas por el dedito del San Péjele y sus bonos caigan y no se les de presupuesto por pensar diferente, así que muevan su estructura para que se defiendan. Si están comprometidas con el poder, dios las guarde, Don Cedano no podrá, así que daremos un ¡Goya! Por la UNAM, y daremos un ¡Nicolaítas erguidos alcemos nuestro viejo, triunfal pabellón!, y alcemos la voz.

El gobierno debe estar para administrar los recursos y hacer crecer al país, no para despotricar contra todo y contra todos, ni para sentir que un disentimiento sea contra sus “ideas”, no se está contra él, no contra sus filias, se está en contra de las acciones que denigran al ser humano y la polaridad que busca no debe ser permitida, jamás. Estemos atentos, todos prestos a salvar las aulas mater, no de la UNAM, no de la UMSNH, a todas, todas. Porqué si ves la barba de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *