Política en lo oscurito

Política en lo oscurito

¡Faltaba más, faltaba menos!
Ya huele a ponche, estamos tronándonos los dedos, a ver si San Salatiel nos hace llegar una olla calientita, sin piquete, por eso de las mentes cochambrosas, tan cochambrosas como esos del INE, que no quieren hacer la consulta de la revocación de mandato, mandatado por San Péjele, ¿Quiénes se creen estos mojigatos?, al preciso se le obedece, y si hace una sugerencia, aunque sea susurrada, con “S”, deben atenderla como una orden, es el sistema que nuestra cabecita de algodón aprendió en sus años mozos cuando defendía los colores de lo que ahora “combate”, así entre comillas y todo, digo, si algo aprendió en sus años mozos fue a debatir, y hacer movimientos, como el que ahora presume, llamado el cuatroté, ¿No se llama así? ¡changos, así se entiende, me cae!, bueno, como quiera que sea, el prejidente no permite desvíos del discurso, cuando él lo menciona, lo señala y lo pide, y ahora pide revocación de mandato, así por sus polainas, ya vieron ustedes mis siete lectores, que nomás no levanta esa consulta, apenas sí fueron los de La Prieta, que no traían ganas, y es que no es fácil decidir sobre algo que mañana te puede perjudicar, imagínense un escenario, ficticio, que no ha pasado, ni pasará en el país, imaginenese, que cierto día, cierto prohombre de alto honor, de alta probidad, de alto pedorraje político, que militó en el Prit unos añitos, después militó en el Perderé unos añitos, después militó en el Partido que se encuentran como socios, algunos le llaman PES, después forma un partido, porque es muy superior a todos ellos… ¡Espérenme, me ando orinando fuera de la bacinica¡, mis neuronas me dicen que eso ya sucedió alguna vez en el país, y que es algún dejâ Vu, que ya estoy en el sendero del Alzhéimer, la verdad no sé si haya pasado, pero por si las dudas, vamos a suponer nuevamente, supongamos que existe una persona, que hace unos años, unos cinco años militaba en un partido, de color “X”, el día de hoy, milita en un partido color “Y”, y que por alguna extraña casualidad, mañana quiere ser candidato a prejidente… este… digo, presidente de la república, y en su partido no valoran todo su esfuerzo, antigüedad, valores, lealtad de tres o cuatro años, y decide cambiarse a otro partido, donde jurará todo eso que no sé que sea, pero que se lee bonito, o sea, lealtad, honorabilidad, fidelidad, como en los discos de vinil, para aquellos que somos añejos, y que de pronto, todos esos valores no le sean suficientes a los resentidos y lo usen para revocar su mandato… ¿Se imaginan?, sería un desastre, ningún candidato querría hacer todo ese trabajo político de andar chapulineando, tan difícil que es, ya ven que tienen que acordarse de todos los estatutos y normas y reglas de cada partido, por algo el prejidente que tenemos es un maestro, se sabe las reglas de todos los partidos, y no le fueron suficientes, que tuvo que hacer de las suyas, perdón, las suyas, propias de él, y así nació La Prieta, Esperanza de México, bueno, para aquellos que nos gusta la filosofía, sabemos que la esperanza es algo que no se como con pan, y es algo no tan agradable, pues nos trae remembranzas de amargura, como el lenguaje del prejidente, ja, ja, ja, ¿No me creen?, ¿Creen que me paga la oposición?, está bien, dejemos que los filósofos desvelen ese misterio que hace que Don Cedano trague bilis con eso de mantener la esperanza en algo que solo trae desesperanza y dolor, hace algunos años, Don Cedano vivía sedado por la credulidad, iba a la iglesia, como mandan los cánones, o sea, si no iba a misa, no había domingo, y eso si era un duro golpe, ja, ja, ja, ¿Con eso no me meto?, chin, pero no voy a ser yo, solo voy a copiar algunas frases de filósofos a los que sí le creen, a Don Cedano solo lo juzgan, decíamos que hace años, la esperanza nos la daban hombres de hábito, del monacal, y de otros hábitos no tanto, quizá no llene ni acento los suyos, y esos hombres, nos hacían creer que en otro mundo, no terrenal estaba la felicidad, y así nos mantenían cautivos, nos hacían nacer la esperanza en nuestros blandengues corazoncitos, ¡snif!, decía Voltaire, respecto a eso, “la esperanza es una virtud cristiana… que no comparto que solo sea cristiana… que consiste en despreciar todas las miserables cosas de este mundo, en espera de disfrutar, en un país desconocido, deleites ignorados, que los curas prometen a cambio de nuestro dinero”, ¡maldito dinero, que nada vale!, ven, porqué enfurezco, me va a dar el soponcio, como diría Lorena, me da el “soponcio”, que si alguno lo decreta, se le puede conceder, con esto de la crisis sanitaria, las personas se andan enfermando de deseos funestos frustrados, llamados “repentinitis”, así se están muriendo, y no solo pasa en las personas, también pasa en las instituciones públicas, que repentinamente están desapareciendo, aduciendo, que se debe a la “aujteridá”, no sé qué sea eso, lo que sí sé, es que el sistema, sigue siendo el sistema, y los políticos jamás serán austeros, bueno, sí lo serán, en cuanto se mueran, ¿Ya ven porqué muy pocas personas, de las que votaron por ustedes les lloran cuando llega el día aciago?, porqué la austeridad no llega a sus personas, y menos, si creen que llegando al poder son autoridad, para imponer, no para servir, como en nuestro estado, que ahora fuera de toda austeridad, van a imponer un reemplacamiento, y aducen que es para sanear las finanzas del estado, ¿De cuándo acá, los impuestos son para sanear finanzas?, ¿No será necesario ya empezar a deponer instituciones, hasta llegar a la institución presidencial, pasando desde luego de la municipal y estatal, posiblemente nos vaya mejor, si al final, las cosas se acomodan, con discurso de austeridad o no, han desaparecidos muchas instituciones y ni nos enteramos aquellos que no nos metemos en querellas, quiere decir que no eran necesarias, como no es necesario un prejidente rencoroso que necesite y use la tribuna diaria para justificar su inacción… ¿Qué traes Don Cedano, no te dieron mochada? ¡No, snif!, y ya es diciembre, y ningún hueso, que resentido eres Don Cedano, se me hace que así son todos lo viejitos, ahora entendemos el actuar de San Péjele, que efectivamente con el discurso de austeridad elimina varias dependencias, dice que es para reducir la operación burocrática y tienen razón, la burocracia es cara e ineficiente, y se debe o reducir o presionar a realizar sus funciones, y dice nuestro prejidente, que con la eliminación de 21 instituciones se “ahorra” en conjunto unos 5 mil 195 millones de pesos, y a quién le cerró la llave con más fuerza fue a la Fiscalía General de la República, se me hace que ya quiere institucionalizar la mochada o la aceitada que exigen los investigadores para agilizar su trabajo, o para darle una ojeada a las carpetas, o se enteraría que le deban mochada a Gertz, para que pudiese comprar sus casitas, allá por New York, pudiéndola comprar con ARA, o con HERSO, ya ven que ellos venden departamentos también… ¿Qué, no es así?, ¡entonces Gertz solo compra de esos que sí valen y que no están en casi la fregada, y que se pueda llegar en helicóptero!, ¿Se pueden comprar unos doscientos departamentos de HERSO con solo uno de Gertz!, ¡no puede jer!, ¿Esa es la austeridad del cuatroté?, quiero una de esas, ¿O será que el dinero de la desaparición de instituciones es para comprar departamentos?, eso difícilmente lo sabremos, eso se quedará entre el prejidente y sus asesores, sabemos que desaparecieron a la Agencia de Investigación Criminal, al Centro de Evaluación y Control de Confianza, el Centro Federal de Protección a Personas, el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, el Órgano Administrativo de Solución a Controversias en Materia Penal, el Instituto de Formación Ministerial, Policial y Pericial, se me hace que profesionalizar a las policías, o prevenir y retirar el delito de las calles no es prioridad, como que lo de ahora, el hoy, es para los buques insignias, llamados Aeropuerto Felipe Ángeles, Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, y en la Secretaría de Economía, desaparecieron dos instituciones y una subsecretaría, y desaparecía un fideicomiso llamado ProMéxico, que promovía a México en el extranjero, ahora por austeridad, nos promueven los narcos y las noticias de violencia, no se requiere más, y para congruencia con el cuatroté, también desaparecieron al Instituto Nacional del Emprendedor, el cual quedó al cargo y dirección personal de sus hijos, ja, ja, ja, bueno, un chascarrillo de fin de semana no cae mal, como a los maestros de las distintas secciones no les cayó mal que desaparecieran al INEE, ese que se decía ser el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, algo que en Michoacán nos sobra, solo que mal enfocada, quizá solo nos falte eso, una vuelta de tierca y enforcarla de manera distinta, ya ven que queremos plazas seguras para los normalistas, para que no sufran ante la competencia laboral, pobrecitos, o la CNTE, que quiere más prebendas, llamadas aviadores, de esos que cobran sin trabajar, algo que los diputados no van a permitir, no les pueden robar la idea sin consecuencias, el gobierno tiene primacía, ¡faltaba más, faltaba menos!,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *