Política en lo oscurito


Nombre del artículo: Otra muerte más y nos quedamos

sin personas.

Autor: Don filosofo de Cedano
Fecha: mayo 11 de 2022

Otra muerte más y nos quedamos sin personas
Estaba un día Don Cedano tomando un tepache frío, “pa la calor”, cuando se
enteró de otra muerte, y luego en cada trago se entera de otra muerte, y luego
de otra, y decidí mejor dejar de tomar, no vaya a ser que el tepache esté
convirtiendo a México en un cementerio, después, sin tomar tepache se enteró
de más muertes, y dice: “Parece que lo normal ahora es morirse”, y puede ser
que sí, las políticas públicas sobre seguridad no están funcionando
adecuadamente, a las personas las están matando maratónicamente y por
montones. Leía que, en Queréndaro, donde venden un pan muy sabroso, hubo
un atentado contra cinco personas en el botanero “La China”, no se murieron,
pero si me dio miedo ir a echarme una botana.
Luego ve que asesinan a Luis Enrique Ramírez Ramos, en Sinaloa, y piensas
seriamente en dejar de escribir. No creí que escribir fuera tan peligroso, en
México hay más noticias de muerte de periodistas, que se supone es un trabajo
de bajo riesgo, que aquellos que andan en las alturas y no digo en la política,
ya ven que luego esos se sienten altos, enormes y quieren pleitesía, como
quiere nuestro prejidente que Estados Unidos lo haga con Cuba, Venezuela y
Nicaragua, en la Cumbre de las Américas, dice que “Nadie tiene derecho a
excluir”… ya ven, si son de las Américas, deben ser invitados, pues no son de
otro continente, ni de otro mundo, ni de otras galaxias.
Sería interesante saber si nuestra cabejita de algodón tiene otros datos y sabe
que existen otras civilizaciones, con eso tendría más Rankin mundial, no como
el que ahora tiene de ser el país más impune y donde asesinan a más
periodistas sin ser un país en guerra.
Mientras escribía esto, Don Cedano se enteró de la noticia de la muerte de
otro comunicador, ahora le tocó ¿A quién creen? Pues a Cuitláhuac García de
Veracruz… bueno, el gober no se ayuda mucho que digamos, recuerdan el
episodio de “son todas mías”, de que si les decías mi alma te mandaban al

fresco bote por ultrajes a la autoridad… andeles, ese mero gober no ha frenado
la violencia contra comunicadores, igual que el nuestro acá en Michoacán,
tampoco puede.
Bueno, pues en Veracruz asesinaron a Yessenia Mollinedo, directora del
portal El Veraz, junto con su colaboradora Sheila Johana García. Yessenia ya
había sido amenazada en tres ocasiones tras denunciar públicamente actos de
corrupción de policías estatales y municipales de Cosoleacaque, algo que
nadie cree ¿Verdad? Nuestras policías no son corruptas, ni están coludidas con
el narco, no, jamás se nos ocurriría pensar en eso, mucho menos imaginarnos
lo que pasó con los de Ayotzinapa, aquello fue algo fortuito, dirán los que
saben, de política desde luego, que lo de los comunicadores también lo es, y
paso a paso están apagando la libre expresión, más gracias a la impunidad y
falta de justicia que a las muertes como tales.
Si amenazada Yessenia por haber publicado denuncias contra la corrupción
de policías ¿A qué instancia presentaría las denuncias? ¿A la policía?, se iban
a reír, como deben estarlo haciendo ahora, no por la muerte de ella, sino por
qué no hay una dependencia en la que se pueda confiar plenamente para hacer
justicia. Así los asesinos podrían ir impunes por la vida, sin ser molestados,
como sí lo son los transeúntes por dichas policías, que parecen andar a la caza
de incautos, espero la población ya no permita tanta impunidad y vejación.
bueno, y tampoco permita que se ultrajen a las instituciones que aún tienen
renombre y respeto, como lo sucedido en Múgica, mejor conocida como
Nueva Italia, donde un grupo de personas, que aparentemente no iban
armados, persiguió a un convoy del ejército… no sabemos si fue para
enfrentarlos, para correrlos, para amedrentarlos. Lo cierto, es que iban tras
ellos gritando consignas que alentaban la violencia y es triste ver que se
persiga de esa manera al ejército, aunque se justifique la retirada para no
generar un ambiente turbio, que podría generar más violencia.
Esa política de no violencia, es buena, adecuada, para evitar la violencia entre
las personas comunes, ¿Y qué pasa con los grupos que ya son violentos de por
sí?, ¿Se les alienta a seguir imponiendo su ley? Parece que sí, al fin ellos en
muchas zonas del país son la ley, vemos como se saludan de mano con los
policías, pareciera que se conocen, como en Culiacán ¿Recuerdan como abrió
el sistema de negociación San Péjele? ¿Con un objetivo localizado y detenido
que debió soltar por presión de los malos, los cuales, al final de la jornada
terminaron saludándose de mano con el ejército?

Así pues ¿Cómo podemos confiar en las instituciones? Si están dejando de
lado la seguridad de la población y se están enfocando más en buscarles o
fincarles delitos menores para esquilmarlos, como por ejemplo hacer retenes
por todas las carreteras señalando que son filtros de seguridad o que son
revisiones de rutina para que estemos seguros. Don Cedano les recuerda que
hay varias barricadas aun en existencia, con hombres armados, con armas de
grueso calibre, a Don Cedano por llevar una navaja, de esas que le llaman
Cuter o Exacto, casi lo meten a la cárcel en el aeropuerto de Tapachula, y a
esos que andan armados a la vista de todos en Taretan, Arios de Rosales,
Nuevo Urecho, Opopeo, Lombardía, Nueva Italia, Apatzingán, Aguililla,
Tepalcatepec, Zacatecas, Nuevo León, Veracruz. Bueno, en casi todo el país,
no los detienen ni de rutina, ni como seguridad.
Algo extraño pasa pues en la administración de este país, que la seguridad no
tiene mucha importancia. Lo que, si tiene importancia, es borrar las huellas del
pasado, ya ven que San Péjele le cambió el nombre a la Policía Federal, ahora
flamante Guardia Nacional, que al final sigue teniendo los mismos vicios que
la otra, solo cambió el nombre. Ahora en Michoacán, Alfredo Ramírez
Bedolla tomó el discurso del presidente y ahora la Policía Michoacán,
reconocida en el gobierno anterior con ese nombre, ahora busca que se llame
Guardia Estatal.
No hemos leído que vaya a cambiar funciones, acciones, políticas, forma de
actuar, solo el nombre, ya ven que ellos ni cambiándose el nombre del partido
han cambiado ¿Qué podemos esperar de las demás instituciones? Si antes en
el Prit eran de una forma, después en el perderé eran de otra, pero igual, ahora
en La Prieta, son tan distintos que se parecen a ellos mismos pues, así ¿Cómo
puede cambiar el país? Si nuestros gobernantes no cambian, sino que se
enquistan en ideales de venganza, que supongo deben de hacer efectiva.
Esperemos que esa supuesta idea de que el pasado era el corrupto contra el
nuevo que no lo es, lo lleven a la práctica y que veamos a los corruptos tras las
rejas y no se quede en negociaciones en lo oscurito, y que los dividendos de lo
que fuese la corrupción se quede entre ellos, podría pasar eso, y a Don Cedano
le da mala espina que solo hayan salido palabras y palabras y que pase el
tiempo y no se vea nada concreto, supongo que como dicen ellos: “todo es un
proceso”.
Esperemos que ese proceso tenga un final feliz, como no es feliz el final de los
caídos que ya son tantos, que pareciera que Michoacán va a quedarse sin
personas, se mueren muchas, y muy rápido, como los jóvenes de Capacho, que
fueron noticia de primera plana, un solo día. Ahora, pasados más de cinco, ya

se quedó archivado, tanto en la memoria colectiva como en la memoria de las
autoridades, que esperarán un golpe de suerte, una palabra mal colocada para
que les de indicios del móvil.
¿Qué estará sucediendo en nuestra entidad que se están muriendo en grupitos?
Recuerdan los 11 de San José de Gracia el 7 de marzo, los 5 de San Juan
Nuevo Parangaricutiro el 10 de marzo, o los 11 muertos en menos de 36 horas
en Morelia, reportados el 25 de marzo, o los 19 muertos en Las Tinajas
municipio de Zinapécuaro, en el palenque “clandestino”, que no lo es tanto,
porqué asiste mucha gente, esto el 28 de marzo, y los 6 de esta semana que
dejaron en Cuitzeo, y el 10 de mayo, una madre tendrá que llorar la muerte de
un hijo, pues asesinan en la salida a Quiroga a un chofer de camión urbano de
Villas del Pedregal, frente al Relicario, así, en plena calle.
Con total impunidad la muerte sigue regenteando al estado y al país, que
como dice Don Cedano, a este paso, nos vamos a quedar sin personas a quien
informar, y los 800 soldados que llegaron, no tendrán a quien proteger, si se
mueren en ramilletes, está limpia no incomoda, ni arredra al prejidente, ni al
gobernador, que sí dicen en el discurso que combatirán a los grupos criminales
y frenar la impunidad, eso sería bonito.
La impunidad sí es responsabilidad directa de los gobiernos, pero no sabemos
por qué impera, Don Cedano solo espera no se sigan muriendo en grupos
grandes, y menos por violencia, la muerte debe ser naturalita, cuando la
naturaleza o dios lo designe, morir de viejos, sabiendo que cumpliste tu
misión, debe ser el objetivo de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *