Política en lo oscurito



Autor: Don filosofo de Cedano

Algo bueno está sucediendo en Michoacán, y no sé por qué.
Los ruegos realizados por Don Cedano a Curicaueri y a Cuerauáperi han dado
sus frutos. Hoy podemos ver que vale la pena tener paciencia. Como decían
los persas, “la paciencia es un árbol de raíces amargas, pero de frutos muy
dulces”. Esos persas eran unos genios, solo que nosotros no lo sabíamos, pero
ahora ya. Les decía, Don Cedano había puesto un altar dedicado a nuestros
dioses Purépechas, para que nos permitieran el libre tránsito en la carretera de
Ario de Rosales a La Huacana, porqué había personas armadas que lo
impedían.
Tan lo impedían, que habían puesto una estructura de acero en El Cangrejo,
para que fuese un impedimento mayor. Hacía casi dos años que Don Cedano
no podía ir al pueblo donde nació su padre y el pueblo donde fue registrado
oficialmente como mexicano, todo porqué unos gandalletes se hicieron
fuertes, gracias a la estulticia de los gobiernos y se sintieron con el derecho de
cerrar el paso a todos aquellos que osaran viajar por allí, a pesar de que la
Constitución nos señala que tenemos libertad de tránsito, a esos malosos no
les importó, solo porqué dicen, que es para impedir el paso de grupos
antagónicos.
Pero son antagónicos de ellos, no de la sociedad. Esas diferencias deberían
dirimirlas en alguna isla desierta y dejar al pueblo bueno y sabio vivir su vida.
Pero no, quieren inmiscuir al pueblo bueno y sabio en sus problemas,
obligándolos a participar de su violencia con la frase de “participas o plata o
plomo”, y contra los violentos no hay mucho que hacer si eres hombre de paz,
pero el gobierno sí está obligado a reestablecer el orden y la paz, algo que no
habían hecho por la nueva política de “abrazos, no balazos”.
Que funciona efectivamente entre las personas que no son amantes de la
violencia, pero en los violentos, solo los alienta a ser más violentos, pues no
tienen contrapeso, y se supone, “solo se supone”, que el estado es el verdadero

monopolista de la violencia y pues en México no es así, el monopolio de la
violencia la tienen los grupos del crimen organizado, que se pasean libres y
hasta se saludan de mano con las policías… no se sí de beso también lo hagan,
al menos sí soy testigo de la complicidad que existe entre policías y los
Pueblos Unidos, pueden ir a verlo en Taretan, los retenes que están aún, hace
un año estaban vigilados por civiles armados los dos que hay.
El día de hoy, el que está a la salida a Uruapan lo cuidan policías municipales
y el que está a la salida a Hoyo del Aire lo cuidan civiles. En el retén que
cuidan los policías municipales hay camionetas con leyendas o letreros de
Pueblos Unidos. Eso se hace muy sospechoso, y más, que Don Cedano ha sido
testigo de cómo pasan camionetas de la policía frente a los retenes y no pasa
nada, y a una persona común, como Don Cedano, lo han tachado de
malintencionado, porqué en su maletín traía un cutter o navaja que usa para su
trabajo, lo pararon y se la quitaron, porque a decir de las autoridades, esa es un
arma muy peligrosa, y podría ser usada para herir a alguien, y tendrían razón,
si la razón de todos los humanos fuese herir a alguien y no solo usaría un
cutter, cualquier objeto funciona.
Espero no lleguen al nivel de incongruencia de quitar los lápices, porqué
servirían no para clavarlo en alguien, sino por qué te daría la libertad de
pensamiento, empezarías a escribir, a leer y después a pensar. Eso sí sería
complicado para las autoridades, una persona que piensa, no regala su voto, lo
analiza y lo da a quien tiene mejores credenciales, que vemos, no hay muchos,
la política está saturada de oportunistas y de vividores…
Pero estábamos en qué los ruegos que hizo Don Cedano a los dioses
Purépechas han sido escuchados. Muchas veces en este espacio rogaba
abrieran esa carretera, la más antigua del estado, por ese lado se comunicaba
Morelia con Apatzingán, no como ahora, la que más se usa es la Autopista
siglo XXI, que no es autopista, es un caminito pequeño, caro y mortal. Ahora
ruega Don Cedano, que ese caminito se convierta en carretera de cuatro
carriles y libre de peaje, digo, que nuestros impuestos trabajen en bien de
todos, no solo los ricos usan autos, la movilidad urbana no solo es en autos,
también en transporte público.
También los insumos que consumimos diariamente tienen que ser
transportados seguros y con menos gastos de operación, para bajarle un poco a
la inflación, los arrastres salen caros y quien los paga es el mismo de siempre,
el cautivo de hacienda. Esa misma oficina que si creas una empresa y
empiezas a ganar te dice “ganamos”, en una coparticipación, pero si pierdes,
te dice “perdiste”, como si fuese un zopilote enorme, que solo espera que

caigas en el sopor de ser contribuyente. Pero si no lo eres, no te ayuda para
que lo seas.
Pero dijimos, que estamos felices porqué los dioses han escuchado nuestros
ruegos, se abrió la carretera a La Huacana, y no necesité hacer danzas y toda
la cosa, solo les pedí y debo confesar que era pesimista, por qué no tenía
paciencia, quería todo de inmediato y veo que no es así, que debemos esperar
a que los tiempos de dios, que son perfectos, se cumplan. Ahora sería bueno
hacer otro ejercicio y pedir otras cosillas, como por ejemplo: ¿Qué terminen
los cruceros de la salida a Mil Cumbres y a Salamanca? o ¿El puente Siervo
de la Nación en Morelia? Vamos a intentarlo, total no cuesta nada.
Como no le está costando mucho al presidente Alfonso Martínez hacer obras
de buena presentación y con una rapidez envidiable en las obras públicas,
entrando a su administración se dedicó a “bachear”, después reparó las
laterales de la salida a Quiroga y ahora el puente del Dren Barajas, todos en
tiempos récord para unas obras públicas y con buena presentación sus
trabajos. Así como la inauguración de la remodelación de la Av. Lázaro
Cárdenas, la remodelación de los “cenadores”, que le quedaron bien
presentables.
Algo le falló en la Av. Juárez, que el proyecto no estuvo del todo bien
realizado, la copia de rúa europea no salió bien y los estudios no estuvieron
completos, que el trabajo salió de mediana calidad. Si quiere tirarle a la
gubernatura, va por buen camino. Al menos a Don Cedano le gustan esos
resultados. Que no caminan bien con el área de las policías, que tienen muchas
denuncias y más lo relacionado a tránsito municipal y la colusión que hay con
los prestadores de servicio de grúas, un mal que se extendió por todo el país y
que está atosigando a la población, pero hoy andamos de buenas, no queremos
provocar torzones, la edad dice que ya no soportaríamos muchos.
Lo que si soportaríamos muchas son noticias de este tipo, liberar lo que debió
estar libre y construir lo que se debe construir, con calidad y rapidez, si anda
alzadito Alfonso, déjenle las salidas a ver qué hace, que el Gobierno del
Estado ceda la estafeta, o que aprenda de las buenas prácticas de otros, pues lo
que Don Cedano sospecha, es que las obras están atoradas y no es porque los
constructores sean malos, sino que tiene dentro de su administración a
personajes no tan buenos, que en lugar de tirar para adelante, tiran para atrás,
como los cangrejos.
Las obras, lo más seguro, es que están atoradas por puro papeleo, no tanto
porqué haya mucha corrupción, en eso Don Cedano no mete las manos por

nadie aún. Los gobiernos tienen muchas personas que no deberían estar allí,
solo viven para coaccionar a las empresas, no para hacer que las cosas
sucedan, y por más que hable el gobernador que se les va a rescindir el
contrato o que les van a dar otra prorroga, no van a salir las obras.
Si el papeleo estorba, si los funcionarios no dan soluciones reales, si solo se
dedican a mandar oficios, minutas, avisos y no se sientan a trabajar en
conjunto para darle salida a los conflictos, que solo están en sus mentes,
pensando que los pasados siempre fueron peores, aunque ellos mismos hayan
pertenecido a ese pasado, y Don Cedano les pide que digan “ese pasado ya
quedó atrás”, nos toca administrar el presente y si hay algo que quieran
denunciar, porqué tienen toda la información necesaria y puede sembrar el
precedente de que aquí si se castiga, que lo hagan, los ciudadanos se los
agradeceríamos y que ya dejen de hablar y de decir que van a meter denuncias
penales por corrupción, de un gobierno al que pertenecieron y algunos de ellos
eran funcionarios allegados al gobernador saliente, muchos militantes del
partido saliente.
Así que mejor, Don Cedano le pedirá a los dioses que influyan nuevamente
en nuestros gobiernos, para que nos regresen la paz y tranquilidad y que las
obras se hagan con prestancia y calidad, sin mochada, que el gober de verdad
viaje con sus recursos, ja, ja, ja, bueno, con que no mienta sería suficiente,
porqué Don Cedano sabe cuánto cuesta viajar por todo el país y que 50 o 70
mil pesos al mes, no alcanzan para viajar a tres lugares muy distantes entre sí
en un fin de semana y mantener un ritmo de vida ajetreado, nuestro gober
debe tener un buen guardadito, ¿De dónde salió?, no sé, lo que sí sé, es que
hoy nuestros dioses premiaron nuestra paciencia, pues “la paciencia y el
tiempo hacen más que la fuerza y la violencia”, lo dijo La Fontaine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: