Política en lo oscurito 

Autor:​​Don filosofo de Cedano

La hora que usted diga señor presidente ¡SlurpSlurp!

Don Cedano estaba dándose su taco de carnitas… si eres michoacano, sabrás que en todo el territorio estatal las hacen con harta dedicación y esmero, pero las de Ario de Rosales saben diferentes, tienen su toque, que las hace mejores a las que decía eran las mejores, y las otras no es que sean peores, pero las de acá están muy buenas… mientras le hincaba el diente, reflexionaba sobre las situaciones que el simple mortal pasa para sobrevivir.

El carnicero, preocupado porqué aumentaba el costo de los insumos para hacer sus carnitas y no quería cobrar más caros los tacos, porque tenía clientes con más de treinta años de antigüedad y se saludaban como familia, y sabían el costo de los tacos y él conocía sus gustos, si alguno fallaba el domingo, iba a su casa a preguntar sobre su estado de salud y le guardaba su parte. 

El paletero también tuvo que subir el costo de sus paletas, el bolero el costo de la engrasada de zapatos… así veían como paso a paso la vida se les iba poniendo más difícil, y Don Cedano se ponía a reflexionar mientras se chupaba los dedos ¡Slurp, Slurp! ¿Será que la vida es difícil para todos? Se preguntaba, y veía de pronto pasar a personal del Ayuntamiento, todos monitos, bien vestiditos, con garbo y prestancia, algunos salían con sus autos bonitos, nuevecitos, como las Suburban del presidente, perdón de nuestro gober, ja, de esas austeras, y me respondía que no todos tienen la misma suerte de vivir del presupuesto de otros, no.  

Desafortunadamente no todos pueden darse lujos y disfrazarlos de austeridad, ¡Que no… no estoy hablando del presidente y de su familia! Ellos son santos, con una honra a prueba de todo. Nuestro presidente no ha robado jamás, si otros lo hacen y le regalan dinero, es muy su problema, el movimiento debe seguir, con ellos o sin ellos, pero si es con ellos que nos ponen donde hay, mejor, ja, ja, ja… sí, ya sé, no les gusta que hablemos del él, pero él habla de nosotros todos los días, nos dice que debemos seguir cooperando para su causa, vía impuestos, que aparentemente no han subido, si acaso actualizado, eso no es subir, aunque pagues más, como la gasolina, que cacarean el mentado subsidio y yo no veo que sea subsidiada, a mi no me ha llegado ese subsidio.

Lo único que sé, es que dejan de cobrar un porcentaje de impuesto y debemos agradecerles con genuflexiones, por la excelsa bondad que tienen con nosotros al no aumentarnos esos impuestos, que de por sí ya son caros, imagínense, creo que la barrera que los detiene es la impopularidad del aumento, por eso estilan manejar sus datos, a su conveniencia.Por ejemplo, no se dice moches, se dice aportaciones al movimiento; no se dice detractores, se dice: fifis, fachos, conservas; no se dice espionaje, se dice labor de inteligencia, aunque sirva para lo mismo. 

Aunque se vea como pato, grazne como pato, camine como pato, no lo será en los otros datos, y las personas están deseosas de evadir la realidad, que intentan inventar una nueva, que les de al menos presencia virtual, que se sientan representados, que sientan que gobiernan, aunque no lo hagan. Pues esté, el partido que esté en el poder, gobernarán los mismos. Mientras el pueblo que aporta los recursos, será el mismo, unos trabajando para que otros solo estén allí, como floreros, y no hablo de los sindicalizados de todas las dependencias, que se ganaron la lotería por el simple hecho de existir, su vida está resuelta, horarios flexibles, volúmenes de trabajo exiguos, exigencias mínimas y un trato al contribuyente exageradamente malo. 

Sí, ya sé que hay excepciones, yo soy la excepción de los filósofos, porqué filosofo sobre todo aquello que se mueve sobre la tierra y defiendo mi posición, mientras nadie se interponga en ella, y como decíamos, que no hablo de los floreros que tienen flores, sino de los personajes que están siendo mantenidos por los contribuyentes, por el simple hecho de existir pues, y a pesar de que ya se acabó la corrupción, acaban de descubrir en Guacamaya Leaks que existe nexos entre los sindicatos y el narco. 

Don Cedano se quedó perplejo y anonadado, casi estupefacto, tirándole a de a seis, cuando supo que el ejército lo acaba de descubrir, Don Cedano lo descubrió hace unos 11 años, por allá del 2011,cuando le tocó negociar con algún sindicato, de esos que usan los partidos políticos para hacer bola, para que vean que tienen pegue con la gente y que pueden competir por algún puesto popular. Pues esos sindicatos nos llegaban orondos a decirnos quesi no firmábamos con ellos, tendríamos problemas, tanto de huelgas, como de paros y tomas de instalaciones.

Mientras que nosotros, como empresa privada,estábamos indefensos, pues la Ley Federal del Trabajo los respalda en su autonomía y cuando se supone deben ser sindicalizados pertenecientes a la empresa, a la Secretaría del Trabajo no le importa, solo le importan los valores entendidos, no la legalidad, y allí truenan a los que trabajan, porqué una cosa sería que afectaran al patrón, pero se llevan entre los pies a cientos de trabajadores que se valen de la fuente de trabajo, por ejemplo, construir una tienda de conveniencia de las que son parte de tu vida, tienen un promedio de mil trabajadores en etapas complejas de la edificación, eso significan poco menos de mil familias con ingresos legítimos. 

Cosa que no tienen los “sindicatos” que se basan en extorsionar a patrones, o a vivir de las cuotas extorsionando trabajadores, para el caso es lo mismo, y desde luego, no actúan solos, deben tener algún patrón por allí metido en la polaca, lugar donde se legitima todo lo que es ilegal en las leyes que ellos inventan para sostenerse, no para ayudar a la población, sino para mantenerla cautiva, y sé que la culpa no es de los que “gobiernan” o que se dicen autoridad, sino de nosotros que permitimos que esa “autoridad” así lo sea, bien podríamos desaparecerla y podríamos ganar al menos un poco más al ser menos esquilmados. 

Pero hoy no se puede, los que trabajan como soporte para los funcionarios de alto nivel, defenderán su puesto a como de lugar, pues necesitan manos y pies que besar, que caricaturizaron en el Chamuco, cuando era antisistema, con una imagen donde se veía a un chairo, perdón a un seguidor del presidente besándole los zapatos, diciendo ¡Que linda caquita pisó hoy usted señor presidente! ¡Smuak, smuak!, y me reía, porque creía que esos caricaturistas eran lo máximo desafiando a un sistema corrupto, pero como el de ahora no lo es, pues hay que alabarlo. 

¡Ya se acabó la corrucjión! De arriba para abajo, y le creemos, con 200 pesos en la cartera, significa que no se es corrupto, aunque se le llame el Rey del Cash, no sé si sea porqué lo es, o por envidia, quizá por lo segundo ¿Qué? ¿No lo es y solo le tiran? ¡Ah, raza tan malévola! Que pretende manchar la pulcritud de nuestra cabejita de algodón, que está haciendo lo más mejor para el país, ya ven que por salud se va a desaparecer el horario de verano, así como se lee: “desaparecer”, como por arte de magia, para que ya no haya esas malignas enfermedades por modificarles el patrón de sueño a nuestras maltrechas células.

Pensó Don Cedano en oponerse, pues era divertido perder una hora, de un día para otro, y en seis meses era divertido ganar una hora de un día para otro, un día dormías 8 horas, pero en realidad eran 7, en otro dormías 8 horas, pero en realidad eran nueve, y dicen, pues no tengo información confiable, que cuando se reunió con su gabinete y asesores para definir el horario de verano, el presidente les preguntó señalando con el dedo a cada uno: ¿Qué hora debe ser la correcta? Todos respondían sin modificar puntos ni comas, sin matices: “La que usted diga señor presidente”. 

¡Slurp, Slurp! Lamiendo el atole que chorreaba por ese dedo, algunos señalan que es de tamarindo, otros de canela… lo que sí puede intuir Don Cedano, es que les gusta, y hasta se pelean por lamerlo todos los que están a su lado, porqué losque no están con él, están contra él, pues el sistema es él mismo y que buen sistema construyó deconstruyendo el anterior, que ya veía debilitado por tanta implosión, que les provocó la autoexplotación excesiva de los recursos.

 Esperemos que no le pase lo mismo, porqué no canta tan mal, sus allegados, familiares y amigos están viviendo su primavera, disfrutando de las mieles… algunos no tan conformes, como Tatiana Cloutier, que era defensora férrea del cuatroté, ahora no creo que le queden ganas de seguir con ellos, a lo mejor no alcanzó el atole para todos y tengan hambre y en otras mesas los estén esperando.

Lo que no espera es la muerte, siguen muriendo miles de mexicanos, algo atípico, pues se están muriendo únicamente los que no se habían muerto antes, y no todos son atribuidos al gobierno, eso es claro, pero ¿Podría ser a las omisiones del gobierno? Mientras se responden, Don Cedano se irá a Ciudad de México por unos atoles, dicen que allá son expertos y que se deben maridar con unos tamales… ya les contaré si es cierto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: