Política en lo oscurito 

Autor:​​Don filosofo de Cedano

Los eternos otros datos…

Don Cedano caminaba orondo por las calles de su rancho, el aire fresco le animaba a recorrerlo, feliz, feliz… ¿No sabían que se puede ser feliz, feliz? Sálganse de las ciudades, váyanse a un poblado pequeño, donde todas las emociones se vayan atemperando… bueno, primero trabajen el apego y la soledad, saldrán beneficiados. Si alguien les dijo que el hombre es un ser social, les mintió. Lasociedad pareciera más un lastre que parte de la naturaleza humana. El hombre es solo eso, “hombre”, un ser que está en la tierra para hacerla grande.

Pero no ha podido porqué la raza humana tiene algunos negritos en el arroz y muchos de esos negritos están en la política, otros en la fuerza del orden y muchos en las actividades llamadas ilícitas que dañan a los demás. No serían ilícitas para la naturaleza humana si ayudaran al ser humano a ser mejor persona. Aunque las leyes lo permitieran, lo podrido es la forma en que se interpreta la ley del hombre, lo podrido está cuando la injusticia campea por todos lados, decantándose solamente al olor del dinero. Una de las herramientas que usan los malos para dominar las mentes humanas.

Vénganse al campo, donde las personas si no tienes nada que comer, te acercarán un plato de frijoles, no te mentirán, no te robarán, te acompañarán, aún no está la maldad completamente dominándolo todo.Siempre habrá ejemplos negativos, a esos no les haremos caso, nos enfocaremos a aquellos que nos hacen entrar en éxtasis, como este, que disfruto respirando el aire puro y fresco. Allá abajo se ve el pueblito, con su incipiente bullicio, sus altavoces invitando a almorzar o a cenar, se respira paz.  

Sé que algunas personas están ansiosas por que el destino no les es claro y viven negándose toda la oportunidad de disfrutar lo que hay ahora. El mañana se resolverá solito, si lo dejamos o si lo empujamos, pero se resolverá, y hablando de futuros, el país pareciera que camina a uno nada claro. Los políticos se creen de otro mundo, el que hay no les agrada y critican lo que consideran fue el origen, ahora que pueden hacerlo mejor, ahora que tienen la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de la población, y que no pueden, pues no es lo mismo ser chingón que estar chingando, pues siguen criticando a un pasado que día a día parece muy lejano y más lejana aun es la intención de abandonarlo en el discurso y en los hechos, pues viven de eso.

Vemos con tristeza como los “líderes políticos”, en su afán de seguir viviendo sin generar riqueza, o sea del presupuesto, son capaces de cambiar las leyes para continuar con su “destino”, que no es el de las mayorías, es solo de él.  

En estos días, siguiendo las líneas ya establecidas en la cúpula del poder, llamada Palacio Nacional, los candidatos, que se dicen no son candidatos, están en plena campaña, desde hace más de un año, cuando el insigne líder los destapó y les asignaron el mote de corcholata, y la línea dice que se debe modificar el discurso para adaptarlo a la realidad que quieren sus adeptos.

Por ejemplo, en nuestro bello estado, el gobernador menciona que las cifras de muertes violentas van a la baja y nuestra percepción es que no van a la baja, a diario escuchamos como la muerte siguen campeando por todo el estado, Morelia, Uruapan, Zamora y Jacona los epicentros, como lo son Irapuato, Salamanca, Celaya y los Apaseos en Guanajuato. pero eso no les hace mella, pues solo bastará con modificar el orden de presentación de los datos, para que sean congruentes con el discurso y sean verificables y verídicos, y poder ostentar que no se miente. 

Efectivamente, si haces un listado de homicidios dolosos en lo que va del año, de enero al septiembre, son menos los de septiembre que los de enero, así que, si en enero había 10 y en septiembre 9, se percibirá que bajaron. Pero si comparas los muertos acumulados en lo que va del año, contra lo acumulados en el mismo período del año pasado notarán que es mayor la cifra de este año. Es como si les dijera que ya desayunamos hace rato a las 7 de la mañana, y con ello se ha eliminado el hambre de nuestro grupo social, comparado contra ayer que no había desayunado a esta hora, por ser tan temprano y desayuné hasta las 10 de la mañana. 

Así lo manejan, con una desfachatez deslumbrante.Todo el aparato de gobierno, incluyendo los gobernadores alineados al centro llamado San Péjele, sostienen el mismo discurso, los mismos otros datos, siempre manejándolos para beneficio personal o del grupo en el que ellos participan. Son muy predecibles, vemos al señor Adán Agusto, no Augusto, que en plena campaña critica a las administraciones anteriores de haber dejado un cochinero, y no es que mienta, las autoridades del pasado no eran blancas palomas, benefactoras del pueblo, son los mismos que se encargaban de limpiar los bolsillos a la población en su beneficio. 

Y los de ahora, que fueron elegidos por esa razón, porqué prometían cambiar esas prácticas, no han podido hacerlo y solo es porqué su oficio no es ayudar a la gente con su dinero, es buscar la manera de que la gente crea que es ayudada y que el dinero es para el bien común, no para hacer negocios personales, y menos crean que se maneja mucho dinero en efectivo, símbolo inequívoco de la corrupción que permea a todos los niveles de lo que llamamos gobierno, que dudamos que ejerza completamente su función como tal, el gobierno lo hacen “otros”, seudo normalistas, los narcos, los autodefensas, pero quienes deben hacerlo no. 


Si se supone que hay paz en el estado, ¿Por qué tanta muerte? Quizá por qué quieren desestabilizar al gobierno, ja, ja, ja… no saben que no necesitan nada para hacerlo, solito se mete zancadilla… vean como Morelia se estaba convirtiendo en una fortaleza protegida por barricadas y retenes, como antaño era la tierra caliente, sus famosas revisiones de rutina, sus famosas frases de que nos revisan por nuestra seguridad ¿No se darán cuenta que nos dan más temor ellos? Creo que no. 


La Guacamaya los desnudó, pues las labores de inteligencia demuestran que sí saben quiénes son los delincuentes y saben dónde encontrarlos, saben que comen y saben quiénes les venden las armas dentro del mismo ejército. Así que no nos quieran engañar, con que los retenes y puestos de “revisión preventiva”, son para nuestra seguridad. Nos da el mismo miedo que ver a los “otros”, y peor aún, tenemos que soportar las enormes filas que provocan en el flujo vehicular con sus retenes, pero eso no lo cuentan. 

Como no cuentan bien los datos de la obra pública, que la agencia de los “otros datos” se encargó de hacerlos de seguridad nacional y reservados, para que no sean revisados en estos años y jueguen a lo de siempre, a que la sociedad, peleando en defensa o en critica al nuevo gobierno, se olvide como manejaron nuestro dinero de manera opaca. 

Decía Carlos Monje, en su noticiero, que la obra pública de Michoacán está en desgracia, no podemos hacer una obra pública con la calidad adecuada, ni en los tiempos adecuados, y no sabe qué pasa. Le bastaría entrevistarse con cualquier empresa que le trabajó al gobierno, para saber que no son las empresas las del problema, es el sistema que está completamente podrido. La incapacidad de las dependencias para administrar la obra pública, la corrupción y falta de personal capacitado y comprometido con el bien común la están ahogando, se sumen en pleitos burocráticos eternos. 

La nueva administración, en su papel de caudillo salvador de honras, trae el discurso de que todo lo que se construyó en la administración anterior era malo, y allí se queda todo, ¿La obra nueva? La que solo administran ellos ¿Será igual de mala por culpa de los otros que se llevaron hasta el papel de baño y eso los imposibilita a hacer algo bien? Claro que no.Ellos vienen a hacer política, no a servir.  

La obra pública no cambiará, si no cambian a todo el sistema. Son los mismos, reciclados o chapulineados. La obra por sí sola, en la iniciativa privada es más simple de negociar y de construir con mejores estándares, pero creo que en la Cámarade la Industria de la Construcción se olvidaron de eso, no hacen puente para que cambien la política de administración de la obra púbica.

Estoy convencido de que la obra, es solo eso: “obra”, que los obstáculos que tiene son las capacidades mermadas por la política de los funcionarios, que solo quieren aparecer en las fotos o en las primeras planas, descuidando lo importante, la seguridad y los recursos de los ciudadanos, manejando siempre los otros datos, los eternos otros datos, para solo permanecer en el poder, en el nivel que sea. 

Así los candidatos pueden recorrer el país, mintiendo o manejando a su antojo la información, para complacer a las mentes simples que ven en ellos al salvador del mundo. Espero no se tarden en darse cuenta que no ha servido de nada cambiar de siglas, pues los problemas no son las siglas, es el sistema que debe ser abolido desde la raíz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: