Red Privada: ¿Quién mató a Manuel Buendía?

Red Privada: ¿Quién mató a Manuel Buendía?

H. Zitácuaro, Mich. – “Red Privada: ¿Quién mató a Manuel Buendía?”, así titula la empresa Netflix su próximo documental relacionado con el asesinato del periodista michoacano Manuel Buendía Tellezgirón.

Netflix, que se caracteriza por promocionar una gran variedad de películas, series y documentales premiados en casi cualquier pantalla conectada a internet​, lanzará el próximo 14 de julio “Red Privada”, para desentrañar las hipótesis sobre el asesinato del periodista nacido en Zitácuaro, Michoacán.

Daniel Giménez Cacho, es quien narra dicho documental, el cual se realiza a través de algunas de las más simbólicas columnas que el periodista escribió para el periódico Excélsior y llegaron a ser reproducidas en más de 60 diarios de talla nacional.

“Red Privada ¿Quién mató a Manuel Buendía?”, es producida por Inna Payán (La Jaula de Oro) y Gerardo Gatica (Ya no estoy aquí, Selva Trágica), explora el asesinato del periodista acaecido en 1984 y las diferentes teorías sobre el caso que, hasta la actualidad, sigue siendo un misterio.

El reconocido periodista Miguel Ángel Granados Chapa reconstruye el asesinato de Manuel en su libro titulado, “Buendía, el primer asesinato de la narcopolítica en México”. El libro fue concluido por su hijo, Tomás Granados Salinas y por el periodista Tomás Tenorio.

“Solo asesinándolo, y por la espalda, para que no pudiera defenderse, se consiguió que callara. Su muerte significó también que llegara a la cúspide de su influencia social, producto de la construcción de una personalidad que aquí se narra, en su doble perspectiva humana y profesional”, escribió Granados Chapa en su libro.

El columnista michoacano fue abatido por arma de fuego, en pleno centro de la Ciudad de México. Su muerte fue calificada por sus colegas como un crimen de Estado.

En esos años de Guerra Fría escribía sobre las operaciones de la CIA en México, de los grupos de ultra derecha, empresarios cuestionables, de la trayectoria oscura de funcionarios, de los poderosos tentáculos del narcotráfico y la corrupción en el gobierno.

De acuerdo a lo escrito por  el columnista Raymundo Riva Palacio para El Universal, el asesinato de Buendía se planeó con un mes de anticipación.

Riva Palacio escribió que, aparentemente, después de que el periodista retomara una investigación sobre un grupo de obispos en el Pacífico, que denunciaban la colusión del crimen organizado con las más altas esferas del poder político.

Zorrilla Pérez fue condenado por la autoría intelectual del homicidio del periodista y uno de sus agentes, Rafael Moro Ávila, como su ejecutor.

Este último era sobrino del expresidente de México Manuel Ávila Camacho y apareció muerto en Zacatecas, con 120 puñaladas en el cuerpo, tres días después del asesinato de Buendía.

También fue acusado de enriquecimiento ilícito, pues en poco tiempo acumuló una fortuna que incluyó residencias en Estados Unidos y varios lugares de descanso en el país, además de depósitos en bancos extranjeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *