SINOPSIS POLITICA 01/02/2020

                DESCONFIANZA EN LAS AUTORIDADES EN TORNO A LA MUERTE DE HOMERO GÓMEZ

 Aún cuando el veredicto del gobierno del Michoacán sea certero, siempre existirá desconfianza y dudas en todos los casos de desgracias, cómo sucede hoy con la muerte de Homero Gómez González, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida, el pasado miércoles, en la comunidad de El Soldado, municipio de Ocampo (a sólo 100 metros de donde había desaparecido).

 El recelo se fortalece cuando se tiene constancia de la proliferación de conductas antisociales practicadas por funcionarios dedicados a la investigación ministerial y procuración de justicia, quienes ven en su institución un prostíbulo en el que regentean la ley, hacen negocio con la justicia y lucran con la desgracia de los demás, dedicándose principalmente a extorsionar a la sociedad.

 La investigación ministerial es ineficaz, no existe, y cuando se realiza, es a capricho, por consigna, con el propósito de incriminar adversarios políticos, por revancha o silenciara voces críticas, así como a personas inocentes, con el objetivo de despojarlos de sus bienes. Mientras que los verdaderos ladrones y criminales son protegidos a cambio de pactos políticos o dinero.

 No se cree en la autoridad, porque se dedica a fabricar pruebas y sembrar evidencias para culpar y extorsionar. No se confía en ellos, porque para recibirte una denuncia se convierten en jueces, que deciden antes de investigar sí se cometió o no un delito en perjuicio del denunciante, en lugar de orientar a la víctima; o te piden dinero para dar tramite a la misma o “gastos” para llevar acabo la indagatoria. No se confía, por que hostigan a unos para favorecer a otros.

 Insisto, aun cuando fuese cierta la declaración de la Fiscalía Regional, al atribuir a un accidente la muerte del activista ambiental (se afirma que cayó a un pozo y murió ahogado) y asegurar de manera precipitada que el cuerpo no presentaba lesiones, es difícil de creer, por el descrédito en el que se encuentra sumergido el gobierno del estado, especialmente los funcionarios de la Fiscalía Regional; que, no obstante los cambios de algunos titulares, los vicios y prácticas anómalas continúan.

 Sí al natural recelo en la Fiscalía se agregan algunas inconsistencias técnicas, cómo el hecho de que el cuerpo fuese encontrado a sólo cien metros de donde desapareció, lugar que fue escrupulosamente inspeccionado (de manera reiterada) por familiares, amigos y corporaciones policiacas (incluso en helicóptero y con la ayuda de perros), entendiendo que debió flotar a los dos a tres días, por el agua acumulada en los pulmones. Además, de acuerdo a fotografías difundidas, el cadáver no observa la descomposición que se supondría después de 16 días, lo que podría deberse a las condiciones climáticas de la zona. Aún así, las dudas son muchas y pocas las respuestas.

                         GOBERNANTES DE FIESTA MIENTRAS EL ESTADO SE HUNDE EN EL CAOS

 La luna de miel con el poder, de algunos funcionarios, ha sido permanente durante el sexenio que se extingue. Extasiados por los privilegios políticos y económicos que conceden los cargos de primer nivel en el servicio público, ciertos integrantes de la cúpula de poder en el Estado olvidaron que esos espacios son pasajeros, que pronto serán sometidos al escrutinio ciudadano y el desempeño será evaluado en las urnas.

  En Michoacán, las crisis se intensifican cada vez más en todos los ámbitos, sobre todo en materia económica (que los altos funcionarios no la padezcan por ser vividores de nuestras contribuciones, no significa que los desempleados y otros sectores sociales desfavorecidos no sufran dificultades financieras).

  La disminución del poder adquisitivo, en todas las estructuras de la sociedad, causa estragos. Quiénes no están angustiados o en paranoia, subsisten en la incertidumbre, y todo: la locura colectiva, el terror y la pobreza monetaria, es ocasionada por la violencia e inseguridad pública, que a su vez tiene su causa en la corrupción del gobierno e incompetencia de los funcionarios públicos…pues, no puede concebirse la presencia, fortalecimiento y expansión de los grupos criminales sin la colaboración dolosa o negligencia cómplice de gobernantes.

  Esa guerra fratricida entre grupos delictivos tal vez convenga al Estado, por eso no se interviene en su disolución, permitiendo que compatriotas se masacren, con los consecuentes “daños colaterales” que alcanzan a miles de civiles inocentes, incluyendo niños. Esas guerras, además de aportar dinero al gobierno, para dejar hacer y permitir pasar, le ahorra el trabajo de investigar a los integrantes del crimen organizado y aprehenderlos, así como recursos en su manutención…además de contribuir en el control demográfico.

  No obstante, esos conflictos bélicos son perjudiciales para la población, para el estado de derecho y la estabilidad social, ya que las guerras requieren capital para su financiamiento y en este caso se consigue a través de la extorsión, secuestro y cobro de piso. Prácticas que ahuyentan la inversión y las posibilidades de empleo, mientras no sea reclutarse como pistolero, informante o distribuidor de droga.

  La inseguridad y violencia afecta a todos. Incluso, las empresas inmobiliarias y las dedicadas a la comercialización de bienes raíces se quejan, pues las ventas han caído de manera estrepitosa, lo mismo que el valor de los inmuebles. Nadie quiere invertir en Michoacán. Pero el gobierno del estado simula ignorar el retroceso y anarquía, distrayendo la atención hacia los atractivos turísticos de la entidad, en un intento por imponer las bellezas naturales sobre la realidad que con dureza nos azota. Además de aprovechar los dineros públicos para pasear por el mundo, con el pretexto de promocionar a Michoacán en otras latitudes del planeta.

  Y eso irrita tanto, como la incapacidad para detener la carnicería en que se ha convertido todo el territorio michoacano, con enfrentamientos, descuartizados y ejecuciones diarias, incorporándose útilmente la “modalidad” de emboscadas a los cuerpos policiacos. Que grupos de la delincuencia organizada habían anunciado de manera anticipada, ya que algunos mandos colaboran para uno u otro bando.

                                                                             LOS REPROCHES

 Por esa insensibilidad, frivolidad e inutilidad para dirigir el destino de los michoacanos, ciudadanos reflexivos (y apartidistas) han llegado a la exasperación de la indignación; ya que, además de haber sido victimas directas de la podredumbre institucional, son testigos de la asfixiante descomposición y quebranto del estado, como el Doctor Francisco Álvarez Díaz. Quién, atinadamente expresó, en una carta abierta que, “el primer motivo de existencia y, por tanto, primera obligación de un gobierno legítimamente constituido, es garantizar la seguridad de las personas”.

 Retomo las palabras del médico, por sí se hubiese olvidado cual es la obligación fundamental del gobierno, y que no están cumpliendo en lo más mínimo.

                  Prosigue el galeno: EL GRITO ES DE EXIGENCIA

 “¿Cómo podemos promocionar en España los atractivos turísticos del Estado cuando el Administrador del Santuario de la Mariposa Monarca está desaparecido?”

 Homero, el administrador del Santuario de la Mariposa Monarca ya fue encontrado. Desgraciadamente no cómo se habían albergado esperanzas, que fuera con vida. Pero las dudas siguen y la desconfianza crece, así como el rencor, que se convierte en repudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *