SINOPSIS POLITICA 1100

                            FUE DERROTADA LA CORRUPCIÓN y FRIVOLIDAD DEL MAL GOBIERNO

Hace un mes, en este mismo espacio comenté que, de acuerdo a analistas, sociólogos y politólogos (algunos tendenciosos y otros no tanto), de nada serviría que la población se haya enterado o padecido los lamentables estragos de un gobierno a todas luces corrompido e ineficiente.

Ya que, el 5 de Junio, a los electores poco les interesaría, al estar frente a la boleta electoral, el escándalo de la “Casa Blanca” de la familia Peña-Rivera, el costoso avión presidencial o las residencias en Malinalco e Ixtapan de la Sal, mucho menos los fraudes del gobierno con OHL. Tampoco sería de interés ciudadano tener mandatarios excesivamente millonarios y gobernados extremadamente pobres. No les importaría la masacre de Iguala, cometida por gobierno perredista y protegida por el priista, donde los únicos que están presos, son los amarillos. Pues muchos ya han olvidado o pasarían por alto las ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, Apatzingán y Ecuandureo, la devaluación, la caída en los precios del petróleo, la baja producción de hidrocarburos, ejecuciones y desapariciones forzadas en todo el territorio patrio, junto a violaciones cada vez más graves a los derechos humanos.

De acuerdo a la información de los analistas, los ciudadanos mexicanos no sentirían, al momento de votar, el compromiso de contribuir con un esfuerzo adicional para lograr las transformaciones que el país necesita, no aspiraban salir de su supuesta zona cómoda, de su falso confort, se han echado a la hamaca a esperar que llegue “Progresa”, “Oportunidades” o cualquier otra dádiva, que no arriesgarían rebelándose contra la opresión de un sistema podrido, que nos ha sumergido en la miseria económica y hundido en una profunda crisis de seguridad pública y de seguridad nacional. Que preferían ser parásitos mantenidos con migajas, que abrir los ojos para indignarse.

Que esa degradación cívica permitiría que la ciudadanía avalara con el sufragio la corrupción, violencia e inseguridad y que el PRI arrasaría electoralmente durante la jornada del pasado 5 de junio, en la mayoría de los estados en los que hubo elección para gobernador.

Pero afortunadamente todos o casi todos los analistas, politólogos, sociólogos y prestigiosas empresas encuestadoras se equivocaron, el hartazgo ciudadano se impuso, manifestándose en las urnas con un voto de revancha, castigando al PRI y a sus nefastos gobiernos. El electorado se dio cuenta que no debía apoyar la corrupción de gobernadores, ni solapar la descomposición e impunidad de personas allegadas al presidente de la república y a su partido político, mucho menos seguir tolerando la indolencia, insensibilidad e ineptitud del mandatario nacional para combatir dichas plagas.

Hace mucho tiempo que al presidente Peña Nieto y a su gabinete,  el país se les fue de las manos, perdiendo el control del gobierno ante los grupos del narcotráfico y crimen organizado; pero, principalmente, ante la desmedida voracidad de sus funcionarios públicos y dirigentes partidistas. El no castigar a los gobiernos saqueadores y criminales, sobre todo de su partido (PRI), ha provocado que se intensifique ese “mal humor social” que el propio Peña Nieto reconoce y que el domingo se volcó en las urnas en su contra.

LA VICTORIA DEL PAN y MORENA FRENTE A LA DEBACLE DEL PRI y PRD

Siete gubernaturas ganó el PAN (cinco el PRI), de esas 7, cuatro conquistó solo y tres en coalición con el PRD, lo que significa que el Sol Azteca se colgó o se favoreció con el arrastre panista. Son varios factores que contribuyeron a la victoria de Acción Nacional; entre ellos la degradación del Revolucionario Institucional y sus gobiernos, además algunos sectores de la población seguramente realizaron comparaciones, respecto a los gobiernos panistas y los priistas, especialmente el de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, por ser los más recientes, inclinándose por el michoacano, quien podría ser acusado de borracho, pero no de bandido, menos de estúpido.

Otro elemento que ayuda al panismo, es que son escrupulosos en la selección de sus candidatos, incluso de los mismos militantes, quienes tiene que pasar filtros antes de ser aceptados como tales; en tanto que en el PRI, parece que se premia a los más bandidos, hipócritas y criminales.

La derrota priista es tal, que en la Ciudad de México, sede de los poderes de la Unión y ciudad que concentra el mayor número de electores en el país, descendió al cuarto lugar en las preferencias ciudadanas, donde MORENA desplazó al PRD al segundo sitio y el PAN lanzado al tercer lugar.

LA IMPORTANCIA DE CASTIGAR A LOS CORRUPTOS

El reciente éxito electoral y la promesa de investigar a gobernadores priistas en estados donde el PAN ganó las elecciones, llevarán a Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN, a la candidatura a la presidencia de la república. Si cumple el segundo compromiso, contribuyendo al encarcelamiento de los políticos delincuentes, las posibilidades de acceder a la primera magistratura de la nación se incrementarían considerablemente.

Justicia, erradicar la impunidad y llevar a los gobernantes, ex mandatarios y funcionarios pervertidos y bandidos a prisión, es lo que más anhela la sociedad. “No habrá venganza, pero si justicia. Los ex gobernadores y los ex funcionarios que la hayan hecho la van a pagar”, parece ser el grito de guerra y a la vez el lema de precampaña del líder panista y el sueño más acariciado de millones de mexicanos. Pero, ojo, ese intento de retorno del PAN al poder presidencial podría ser pactado con los verdugos.

La importancia política y electoral de castigar a los corruptos, se corroboró en el transcurso de la semana, con el mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, primero y único gobernador supuestamente independiente, cuya popularidad venía en descenso, pero volvió a repuntar cuando se anunció que la Fiscalía de ese estado inició acciones penales contra el ex gobernador priista, Rodrigo Medina de la Cruz y diez ex funcionarios más, de 30 involucrados, por los delitos de peculado, ejercicio indebido de funciones, coalición de servidores públicos, delitos patrimoniales y los que resulten, cuyo daño a los bienes estatales se calcula en 3 mil 600 millones de pesos; por lo que se inició un embargo precautorio de los bienes del ex mandatario, que quedarán en garantía mientras la Fiscalía presenta las pruebas de las imputaciones.

EN ZITÁCUARO Y MICHOACÁN SIGUE LA IMPUNIDAD

La rapidez con la que se conduce “El Bronco”, para castigar a políticos lacras y asegurar la recuperación de lo robado, contrasta con la lentitud con la que actúa el gobierno michoacano y el de Zitácuaro, para enviar a prisión o al menos garantizar la reparación de los daños causados por los infractores que endeudaron y hundieron en crisis económica y de seguridad al estado, así como a los que permitieron, toleraron y protegieron a los delincuentes que saquearon a nuestro municipio.

La presunción de inocencia debe derogarse cuando el imputado sea un político, representante popular, funcionario público y toda aquella persona que perciba un ingreso para servir a la sociedad, más aún cuando son depositarios de la confianza y se les entrega en custodia, para su administración, bienes públicos.

El desleal, que traiciona al pueblo que lo propuso o eligió, no merece ninguna consideración. No obstante, en el caso de Zitácuaro, no cabe el terminajo de “presunción de inocencia”, pues los criminales que saquearon nuestros bienes, ellos mismos se encargaron de divulgar públicamente que son criminales, vulgares rateros, no existe duda de ello, pues están confesos. Luego entonces no se explica la pasividad de las autoridades respectivas.

Además de “El Bronco” en Nuevo León, algunos panistas que ganaron gubernaturas el domingo, todavía no toman posesión de los cargos y ya pusieron a temblar a las ratas del PRI. Tal es el caso de Javier Corral Jurado, quien afirma que sólo encarcelando al aun gobernador Duarte habrá reconciliación, pues asegura que su gran compromiso de campaña fue el de llevar a César Duarte Jaques ante la justicia, para que responda por el saqueo. Lo mismo sucede en Veracruz, donde el virtual gobernador panista-perredista, Miguel Ángel Yunes, advirtió que meterá a la cárcel a Javier Duarte De Ochoa, gobernador priista en funciones, mejor conocido como el “mata periodistas”.

Frente al desprestigio de los gobernantes de su partido (PRI), bien aprovechado por sus adversarios y capitalizado por el PAN, que incluso podría ser la cusa de la derrota priista en el 2018, el gobierno federal podría actuar para reivindicarse y antes de que en los estados de la república se haga justicia en contra de sus correligionarios, sea la propia federación la que incite el castigo a los criminales que hundieron a su instituto político. Soñar es gratis.

Concluyo esta colaboración felicitando a un gran hombre, pequeño de estatura, pero gigante en valores; virtuoso, sencillo y leal a sus convicciones, quien fue nombrado Consejero del Poder Judicial del Estado de Michoacán. En hora buena Maestro Elí Rivera Gómez. Quien te propuso, seguro estoy no se equivocó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: