SINOPSIS POLITICA 1101

          LA REPRESIÓN, REVANCHA DEL GOBIERNO Y MÉTODO DE REPOSICIONAMIENTO PRIISTA

La estrepitosa derrota del PRI, a causa del hartazgo casi generalizado por la creciente corrupción, impunidad e injusticia (esta última queda manifiesta en hechos irrefutables y condenables, como la liberación de criminales, que convivían plácidamente, negociaban y se asociaron con cabecillas de organizaciones delictivas, como sucede con el hijo del ex gobernador priista, Fausto Vallejo Figueroa y el encarcelamiento de hombres que combatieron al crimen organizado, como José Manuel Míreles Valverde y los grupos de autodefensas originales, quienes lucharon por todos para suplir las deficiencias del Estado en materia de seguridad, originadas por la complacencia del gobierno y la clase política con grupos delictivos e incompetencia para cumplir sus obligaciones Constitucionales; comienza a generar reacciones, particularmente en contra de los posibles aliados del considerado enemigo potencial del régimen, Andrés Manuel López Obrador y su partido político MORENA.

Muchos mexicanos esperábamos que la reacción del gobierno federal y su partido fuese contra los verdaderos culpables de la masacre tricolor: sus pésimos gobernantes. Se pensó que para reivindicarse con la ultrajada sociedad, el PRI y su gobierno intentarían al menos simular castigo a los corruptos, saqueadores y criminales que han desprestigiado y degradado al Revolucionario Institucional, pactando con ellos enviarlos a prisión una temporada, con los respectivos privilegios que la clase dominante disfruta en la cárcel; respetándoles además un determinado porcentaje del botín hurtado, entre otros beneficios a cambio de hacer creer al electorado que el PRI, sus mandatarios  y dueños han cambiado.

Pero la estrategia que se implementó fue otra, muy distinta e inesperada. Primero se detuvo y envío a un penal de máxima seguridad al Secretario General de la combativa Sección 22 de Oaxaca, al Secretario de Organización y al de Finanzas y se les amenaza con ejecutar otras 24 órdenes de aprehensión más en contra de los líderes magisteriales de ese estado; a quienes, irónicamente, se les acusa de delitos de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”. Según la PGR, por que manejaban, distribuían y realizaban transferencias de recursos con el propósito de ocultar su origen.

Cualquiera que escuche o lea dicha acusación y su argumentación, pensará que se trata de narcotraficantes o funcionarios públicos, pues inicialmente hasta se habló de “lavado de dinero”, que es lo mismo, pero con términos más pomposos.

A los líderes de la CNTE de Oaxaca se les imputa haber logrado convenios con empresas proveedoras de productos y servicios para los agremiados al Sindicato, quienes quincenalmente les hacían llegar el 3.5 por ciento de los pagos que recibían, los cuales se hacían a través de descuentos directos a la nómina de los profesores, cuando la Sección 22 aún controlaba al IEEPO (Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca). En resumen, los encarcelan por cobrar a las empresas que les vendían productos o les brindaban servicios “un moche”, comisión o descuento, que ni siquiera llega al “diezmo” que institucionalizaron los gobiernos priistas.

También amagan con auditorias  a las Secciones Sindicales de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán. Con lo anterior se demuestra que el gobierno de Peña Nieto comenzará a aplicar la perversa táctica de que al líder magisterial, social y partidista que no pueda sobornar o no se deje chantajear, se le va a encarcelar, inventándoles delitos sin ninguna creatividad, de manera tan soez, que ofende la inteligencia de los mexicanos.

Lástima que, mientras cientos, tal vez miles, de delincuentes reales permanecen intocables, no obstante las evidencias irrefutables de los daños causados al patrimonio y vida de millones de mexicanos, se inventen ilícitos y se persiga a otros, sólo por el hecho de ser opositores o no estar conformes con medidas dictatoriales y autoritarias. Podré estar o no de acuerdo con el movimiento magisterial, pero debe respetarse su derecho a oponerse si consideran que algunos apartados de la reforma educativa o laboral lesionan sus intereses.

Entre muchas lecturas que se dan a los últimos sucesos represivos del estado, sobresale también la posible intención de mantener a Aurelio Nuño Mayer en medio de los reflectores, aunque sea de manera negativa por el momento, pero que se le conozca, que su imagen se difunda entre la raza. Después, todos los recursos humanos y materiales del estado se emplearán para que el régimen se imponga. Antes presentaban alternativas: por la buena o por la mala, plata o plomo, hoy la única opción es por la mala, sumisión o cárcel, destierro o desaparición.

La pretensión del gobierno y su partido es imponer la reforma educativa como va, para promover a Nuño como héroe y convertirlo en candidateable a la presidencia de la república, transformando en fortaleza la supuesta debilidad por la que transita. Pero al atacar y someter al magisterio disidente del país, se estaría debilitando al considerado enemigo radical más peligroso para el régimen. Esto en el ámbito político-electoral, sin entrar a fondo en los pros y contras de la reforma educativa, que impugnan la mayoría de docentes en el país.

Lo delicado, que podría exasperar  a los mexicanos aún más, es que el gobierno invente, fabrique, persiga y encarcele a los adversarios políticos, sin atreverse a tocar a los de casa, que suelen ser peores. Que pretenda limpiar la casa del vecino y omita expulsar las excretas que inundan la propia.

Si el gobierno de la república quisiera recuperar un poco de respeto, empezaría encarcelando a los mandatarios, ex gobernantes, políticos, funcionarios y ex servidores públicos infractores, comenzando por los de su partido, para que no se especule que se es tendencioso e inequitativo. Hay que limpiar primero el mugrero al interior y luego ir por los de fuera; poner el  ejemplo, así se tendría mayor legitimidad y credibilidad en las acciones de reprimenda.

REPRESIÓN POLICIACA EN ZITÁCUARO

No obstante cargar con el estigma de ser una policía ineficiente y asesina (aclaro, no todos, pues también existen excelentes elementos, aunque todavía no se vislumbra donde están), pues se encuentra involucrada en la muerte de tres ciudadanos, que sólo cometieron faltas administrativas, ahora el mando unificado de Zitácuaro también se distingue por represor. Las fotografías y videos son elocuentes y no fueron truqueadas o reeditados, en ellos se muestra la agresividad de policías, protegidos con equipo de choque y armados con toletes, golpeando a ciudadanos (profesores), en evidente desigualdad de condiciones.

Han trascendido comentarios en el sentido de que los docentes provocaron a los integrantes del mando unificado, que les arrojaron piedras y otros objetos, lo cierto es que sólo del bando magisterial hubo lesionados. En caso de haberse suscitado la mencionada provocación, resulta criticable que los guardianes del orden hayan caído en ella con tanta facilidad, pues las metadas de madre no hacen chipotes, ni abren la cabeza, tampoco luxan las extremidades, como si lo consiguen las armas utilizadas por los policías, que con sus escudos replegaban a los profesores, quienes al emprender la retirada obligada, eran alcanzados a golpes.

Todos los funcionarios le fallan al gobernador, al secretario de seguridad pública y al presidente municipal, en la tierra de los tres, principalmente los asesores y operadores. Pues, a decir de los dirigentes magisteriales, fue precisamente un asesor del gobernador el culpable de los incidentes; ya que, seguramente sin consultar con el mandatario, ni siquiera notificarle, se atribuyó la facultad de invitar a los integrantes de la dirección colectiva magisterial a dialogar con el mandatario estatal, antes de iniciar la carrera atlética. No cumplió el pacto, lo que naturalmente irritó a los burlados docentes y desencadenó que además de engañados y burlados, todavía los golpearan.

Abundan en el PRD supuestos líderes que se creen inteligentes y abusan de su cercanía con el poder. Cuando no inventan conflictos donde no existen, para laurearse resolviendo lo que su imaginación enfermiza creo, andan dando ideas a los rebeldes, que tal vez ni siquiera habían pensado en presentarse al evento. Ahora que, si se sospechaba de tal incidente, pudieron aprovechar las unidades deportivas, donde por la existencia de cercos y bardas perimetrales es más fácil el control del acceso; además para eso están y son más de cuatro. Pero también les gana el protagonismo y afán de lucimiento.

También tuvieron la opción de encarar a los maestros con diálogo, en lugar de garrotazos. Si el gobernador no podía o no quería, para eso están los asesores y operadores, pero es más cómodo ser inepto y culpar a otros de las debilidades propias. No obstante los profesores deben tener cuidado con los infiltrados, especialmente con los provocadores, que agreden, insultan e incitan a la violencia, algunos de ellos son enviados por caciques y grupos políticos contrarios a los que gobiernan, con intereses diferentes a los que persigue el movimiento magisterial, por lo que no les afecta desgastar las causas, ni obstaculizar la realización de los objetivos de lucha, con tal de lograr satisfacer sus aviesos fines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: