Sinopsis Política

SINOPSIS POLITICA 1113

DEBILIDAD EN EL GOBIERNO DE SILVANO

  Como individuos, al aceptar coexistir en sociedad, entregamos parte de nuestras libertades para someternos a las normas jurídicas y morales que rigen a la colectividad, haciendo posible vivir en paz y con orden social. Pero cuando el Estado relaja sus facultades coercitivas, disminuyendo la aplicación de la ley, contribuye para que los infractores se conviertan en sujetos arrogantes, seguros de su capacidad para transgredir impunemente cualquier normatividad, hacer lo que quieran, porque la justicia no los tocará.

Esa debilidad gubernamental, para hacer prevalecer el Estado de Derecho, traerá consigo desorden, anarquía, inseguridad, violencia, caos e ingobernabilidad, arrojando a la sociedad a soportar experiencias brutales, como las padecidas recientemente. Resultando obvio que la inmensa mayoría de michoacanos repudia la idea de regresar a esos días de crueldad y rechaza la posibilidad de contribuir a ello.

No obstante, aún prevalecen personajes “políticos” mezquinos, cuya maldad, odio y rencor no les permite reparar en las consecuencias de sus acciones y con tal de dañar la imagen del gobierno, para satisfacer sus ansias de revancha por las derrotas o en un afán por retornar al poder y recuperar privilegios, usan lo que este sus alcances para perjudicar, no importa si la principal flagelada es la sociedad en su conjunto.

RIDICULAS MAQUINACIONES PARA IMPEDIR LA DIVERSION DE LOS ZITACUARENSES

“Con fecha de hoy se les hace un atento comunicado a toda la población de Zitacuaro y sus alrededores, para que no anden en la calle apartir de las 11 de la noche dado que llegó el grupo operativo Los justicieros y venimos a poner orden en este pueblo de gente inosente.

Todos los achichincles que andan queriendo andar de pinches mamones, se los va a cargar la chingada hijos de su perra madre venimos de Tierra Caliente por Orden del M6 venimos llegando y venimos para quedarnos. Trabajando todos unidos con los patrones. No tomes a la lijera el comunicado, te advertimos que no estamos jugando!!! Vamos a torturar, matar y descuartizar a los putos delincuentes y todos aquellos que quieran meterse en nuestro territorio de paso, no perdonaremos a nadie… Toda persona que ande a las 11 pm ya sea caminando, en moto, coches, camionetas con polarizado o sin el serán levantados y torturados hasta que hablen o mueran. No queremos confundirlos por eso agan caso. LA CASERIA COMIENZA Toda la jente será advertida!!!. A paritr de ahora empezaremoz a levantar a todo aquel que tenga apariencia de alconsito, burrero o algún puestesito en particular.

SI AÙN NO NOS CREES tenemos una sorpresa este 15 de septiembre en la plaza cívica Benito Juárez donde se presentará cuisillos. NO ASISTAS si quieres proteger a tu familia ya vamos por unos contras. Recuerda que no venimos a jugar, estas advertido y mas vale que también envíes este mensaje a toda tu familia amigos y demás por su propia SEGURIDAD atte: CORPORACION LOS JUSTICIEROS”

Con todo y faltas de ortografía, que se cometieron de manera intencional, pues resulta claro que quien escribió estos párrafos posee capacidad e instrucción académica para comunicarse con facilidad y está muy lejos de tratarse de un iletrado integrante de los comunes grupos delictivos, menos proveniente de Tierra Caliente, donde los modismos son totalmente diferentes a los plasmados en el amenazante mensaje. Comparto este, cuya difusión se promovió el 15 de septiembre, con el único propósito de ahuyentar la asistencia de las familias al Grito de la Independencia en Zitácuaro, para que dicho evento fuese deslucido. Pero no resultó el envilecido plan; al contrario, todo transcurrió sin incidentes. Hasta la naturaleza contribuyó para que la celebración saliera a la perfección y la raza se divirtiera, el clima fue propicio, no llovió, ni se incineró el castillo por accidente antes de tiempo, como en cierta ocasión. Menos se suscitaron sucesos trágicos, que los agoreros de la desgracia hubiesen deseado, para culpar de ellos a la autoridad.

Lo anterior refleja el grado de daño emocional y cerebral que padecen algunos opositores al gobierno en funciones. Primero utilizaron el anonimato en las redes sociales para vilipendiar con injurias, han intentado impedir la realización de obras, como la remodelación en concreto hidráulico de la Avenida Revolución, donde todavía no ha llegado el presupuesto y ya hacen berrinche por su fiscalización. Además, aún no inicia la obra y ya la critican.

El odio los ofusca y obliga apresurarse en acciones imprudentes, que se les revertirán negativamente a ellos mismos; primero, porque la población se resiste a abandonar su zona cómoda, se niegan a participar en contra del gobierno y ser excluidos de probables beneficios tres o seis años, mayormente si no les dan argumentos de peso, que los convenzan de lo conveniente que les resultará en lo personal lanzarse contra los gobernantes. Simplemente le darán el avión a los convocantes, pues no pretenden confrontarse con nadie, quieren estar en paz. Y esa obra, mínimo, dará mayor plusvalía a los inmuebles adyacentes a la misma.

Considero que los adversarios de Carlos Herrera debieron esperar, estar atentos al mínimo error técnico, uso indebido de material de calidad diferente a lo estipulado y cualquier otro exceso, acreditar documentalmente estos, aprovechar el  momento preciso para utilizar todo lo negativo que pudiesen comprobar para evidenciar a los responsables y capitalizarse políticamente.

Pero se adelantaron, aunque el acoso servirá para que la autoridad se sepa vigilada y actúe con mesura; sin embargo, de haber tenido fundamentados los elementos de crítica, por la premura, pronto se olvidaría y de nada serviría a las verdaderas intenciones de los opositores. Mientras tanto, ya no podrán emplear el mismo desgastado argumento y otros nuevos no serán creíbles, si los esgrimen los mismos personajes, que se han exhibido grotescamente y parece que no se han dado cuenta.

                                                        YA VENDRÀ LA REACCIÒN DEL ESTADO

Los integrantes de una de las bandas que ha estado intrigando en contra del Estado y municipio, pertenecen a un grupo de perdedores, de fracasados políticos, que legal y moralmente son vulnerables, pues vienen precedidos de antecedentes delictivos la mayoría de ellos; algunos por sus estrechos vínculos con organizaciones criminales, estafa permanente en la prestación de servicios a los zitacuarenses, otros por fraudes en el fraccionamiento y venta de terrenos, “desaparición” de dinero en dependencias públicas, hasta tratantes de blancas y distribuidores de droga, entre muchas otras acciones y omisiones constitutivas de hechos delictuosos.

Sin incluir que la mayoría han pertenecido al gobierno, han sido parte de alguna administración pública y se han conducido igual o peor de lo que hoy condenan; en tanto que, lo que en verdad los incita, es la envidia, por no seguir pegados a la ubre y disfrutar de los privilegios que otros gozan. No han podido superar esa traumática amargura.

Pero, si los antecedentes delictivos que tienen no fuesen suficientes para que se profundice en las investigaciones, se debe recurrir al Código Penal de Michoacán, donde se podrá corroborar que los presuntos inconformes han incidido en diversas conductas delictivas, tipificadas concretamente en el capítulo referente a delitos contra las instituciones del Estado. Ahí se encontrará, por ejemplo, que comete el delito de SABOTAJE quien con el fin de trastornar la vida económica, política, social, turística o cultural del Estado o para perjudicar la capacidad de las instituciones gubernamentales, entorpezca las vías de comunicación, dañe la distribución de bienes básicos, entorpezca los servicios públicos o dañe recursos públicos que el gobierno tenga destinados para el mantenimiento del orden público.

También existe el delito de MOTIN y este lo cometen quienes para conseguir que se les reconozca o conceda algún derecho, en forma tumultuaria amenacen a la autoridad para obligarla a tomar alguna determinación o por medio de la violencia en las personas o fuerza en las cosas perturben el orden público. Ya encarrilados, hasta el delito de SEDICION podría configurarse.

Urge que se aplique la ley, que el gobierno del estado y municipio dejen la tibieza, que podría confundirse con fragilidad. No comparto el respeto basado en el miedo; no obstante, es una realidad que las decisiones de la autoridad se acatan más por el temor a sus facultades coercitivas, que por las convicciones cívicas del gobernado. Preferible se acuse de represivo, a que se califique de pelele.

Algunos sectores de la sociedad especulan que Aureoles Conejo no procede contra los delincuentes que se le han ido a la yugular “porque le saben algo”, tal vez son o fueron coparticipes en algún negocio “chueco” y teme lo echen de cabeza, que le descubran públicamente alguna “movida”. Otros consideran que no le interesa debatir con la morralla, que el gobernador es de los que piensa que “uno es del nivel de sus enemigos” y no descenderá a pelearse con cualquiera; que eso no le quita el sueño, como para distraerse de temas esenciales para el Estado.

O bien, que su nivel de tolerancia en tan grande, que no le gusta confrontarse con nadie y permite que se abuse de su excesiva convicción de conciliación e inclusión. Pero si el gobernador tiene compromisos con sus detractores, resulta obvio que estos no están cumpliendo ningún pacto y por la forma agresiva de atacar, es evidente que no se puede confiar acuerdos con ellos, porque no cumplirán. Luego entonces, sólo resta inhabilitarlos; ya que, si ellos tuviesen los elementos que el Estado tiene para aniquilarlos políticamente, ya lo hubiesen hecho sin ninguna consideración.

Entre muchas cosas positivas para los que gobiernan, es que además anticipadamente sus adversarios se han mostrado, así quienes se encuentran encumbrados en el poder ya podrán saber con quienes tejer alianzas. Y todavía quedan cinco años.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *