SINOPSIS POLÍTICA 1128

EL BERRINCHE DEL GOBERNADOR EN ZITÁCUARO

Aunque todos los calificativos que se utilicen para describir despectivamente a los chapulines, chaqueteros y traidores a los partidos políticos que los impulsaron y llevaron al poder se quedan cortos, no es el titular de uno de los poderes del estado la figura idónea para hacerlo público, ni reprocharlo.

No obstante que el gobernador, al exhortar a que se vayan del partido quienes no están a gusto en el PRD, no mencionó nombres, de inmediato Fidel Calderón Torreblanca se puso el saco. Sobre todo cuando el mandatario hizo referencia a que hay algunos que no han ganado siquiera una jefatura de manzana y ahora andan de acomedidos queriendo impulsar a López Obrador y a MORENA, pero desde el PRD.

A pesar de que Aureoles Conejo realizó dicho extrañamiento en su calidad de militante del Sol Azteca e intentó desmarcarse y detener la confusión que afirma se genera en las filas de su partido, ya que “los chaqueteros” están engañando a la militancia, difundiendo que cuentan con el aval del gobierno de Michoacán para impulsar la figura de AMLO para el 2018, él es quien se desgasta con esa actitud contestataria, pues otorga elementos a los aludidos para convertirse en víctimas y decirse perseguidos políticos. Además:

A) Se trata de un mandatario, aunque diga que asistió al evento en su calidad de militante y consejero nacional vitalicio. La investidura no es desechable, ni se despoja o deja a capricho. Aunque sería importante legislar al respecto, establecer que los fines de semana o días que el gobernante decida “descansar” o dejar temporalmente de serlo, se le prive de los privilegios que el cargo le retribuye; por ejemplo, que se traslade en su vehículo particular, que cubra el costo de su combustible, que pague de su salario a los guaruras y a todo el ejército de personas de las que se hacen acompañar, protocolo, ayudantía, etcétera.

B) Un mandatario como él tiene asesores, que le sugieren u orientan respecto a los temas a tratar y cómo hacerlo, de manera objetiva, imparcial, sin apasionamientos, ni intereses ajenos a los de un verdadero estadista.

En este caso se exhibió ineptitud de los asesores y si el mandatario no les hizo caso y se ofuscó por un exabrupto, poquito peor, pues significaría que se ocupa de frivolidades, cuando hay temas que requieren toda la concentración del gobernador y su gabinete, hay pendientes que no pueden esperar más, como para estar distrayendo su tiempo y energía en trivialidades. Se debe atender con urgencia el incremento de feminicidios y obligar a los ladrones que saquearon las finanzas del estado y municipios a devolver el dinero, para reactivar la economía estatal, además de aplicarles sanciones ejemplares para que dejen ese mal hábito de apropiarse de lo ajeno y sentar un precedente para quienes pretendan imitarlos

C) Que no le afecte al titular del poder ejecutivo o al menos que no se note que le incomodan las tácticas de los traidores. Estos donde quiera estarán, abundan y no es sano ocuparse de los enanos, pues cada quien es del nivel de sus adversarios y a los aliados circunstanciales resulta inconveniente jalarlos a cierta altura, cuando no poseen los valores, madures y talento necesarios, menos en detrimento del mandato que se representa. La investidura de gobernante no debe demeritarse más en ese tipo de debates.

Aclaro, no me refiero a la estatura corporal de Fidel Calderón, no me vayan acusar de discriminación o bullying. Describo su pigmea mentalidad, sorprendiéndome cómo existe tanta perversidad y desvergüenza en tan diminuta humanidad.

D) Lo que debe hacerse, es legislar respecto a “los chapulines” o “chaqueteros”, esos desleales que se aprovecharon de la militancia de un partido para acceder a espacios de poder y una vez en ellos le dan la espalda al partido y a los ciudadanos que le brindaron su confianza y apoyo. Se debe establecer una ley que obligue a todos los representantes populares, sobre todo a los plurinominales (que no representan la voluntad mayoritaria manifestada directamente en las urnas), a que, si se van a otro partido o realizan acciones a favor de candidatos ajenos a su instituto político, en un gesto de pudor, gratitud, honor y honestidad, dejen también el o los cargos que el partido o la militancia les confirió.

Aureoles debe congratularse de que su partido se está depurando, el preocupado tiene que ser AMLO, quien con la presencia de lacras está contaminando un proyecto que pudo ser buena opción. Lo que el gobierno de Michoacán está obligado a hacer, es pasar de las declaraciones a los hechos, de la palabrería a la acción, bajarles los humos a los delincuentes, a esos que se la viven criticando a pesar de tener una trayectoria infestada de conductas antisociales. Antes de criticar, además de tener el fundamento de lo que se afirma, se debe gozar de una conducta intachable en el servicio público y al menos desde el mandato de Lázaro Cárdenas Batel, hasta Salvador Jara Guerrero, difícilmente existió candidato, mandatario estatal, municipal, funcionarios de primer nivel y legisladores, que no hayan estado coludidos con el crimen organizado.

La sociedad harta del cinismo con el que se conducían nuestros gobernantes, representantes populares y sus familias, que se favorecían y alardeaban sus vínculos estrechos con cabecillas de grupos delincuenciales, fue que decidió concederle un voto de confianza a Aureoles Conejo; pero no sólo para que impidiera que regresara esa etapa de terror a Michoacán, si no para que se castigara a los políticos criminales que contribuyeron a crear esas condiciones de corrupción, saqueo, vejación e impunidad. Y si Aureoles no puede o no quiere, que libere al Dr. José Manuel Mireles Valverde, para que le enseñe como encarcelar o acorralar y expulsar a las lacras de nuestros territorios.

Aunque se crea que tenemos la memoria corta y la dignidad estrecha, no es fácil olvidar episodios funestos de los hoy dueños de MORENA en Michoacán. No es posible pasar por alto, entre otros casos, aquél donde el hermano del entonces gobernador Leonel Godoy Rangel le pedía a su compadre Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, que desapareciera a un periodista de Lázaro Cárdenas Michoacán, porque lo estaba “chingando mucho, el hijo de su rebomba madre”, expresión literal del entonces candidato a diputado federal del PRD, Julio Cesar Godoy Toscano, hoy prófugo de la justicia. Tiempo durante el cual el responsable de la política interna del gobierno estatal y encargado además de la integridad física y patrimonial de los michoacanos, era nada menos que Fidel Caldero Torreblanca, el operador de AMLO.

De ser posible, la procuraduría michoacana debe reabrir también el caso de los detenidos por “El Michoacanzo”, que, aunque obtuvieron la libertad, muchos no son inocentes de las imputaciones que se les hicieron y hoy actúan como si no fuese del dominio público que algunos en sus campañas permitieron recursos y otras aportaciones de mafiosos, ellos y sus familias. Otros funcionarios más, del ámbito policiaco, colaboraban abiertamente con los líderes y jefes de plaza de los grupos criminales.

Indebidamente Aureoles se ha excedido en tolerancia con los políticos infractores. Está bien que se alardee de pacifista, incluyente, dialogador y negociador, pero todo tiene un límite y las consecuencias pueden ser funestas si no se actúa a tiempo.

LOS CRIMINALES QUE NOS GOBIERNAN

Más que Donald Trump, son los partidos políticos los que representan un cáncer para México, en tanto sus dirigentes y gobernantes son la peor peste, capaz de mantener en terapia intensiva a la nación entera.

Es infame que los líderes partidistas y los representantes populares, mantenidos de manera glotona con nuestras contribuciones, utilicen los espacios del servicio público para lucrar con ellos.

Hay en Michoacán Senadores y otros “lideres” que gestionaron decenas de millones de pesos de programas sociales; pero no para la ciudadanía que realmente los necesita, si no para ellos y sus familias, destinados a blanquear sus capitales e incrementar sus “fortunas”. Sin pudor alguno distrajeron los bienes públicos para intentar satisfacer insaciables hambrunas personales. Hoy, sin el mayor esfuerzo, son ya exportadores mundiales de productos agrícolas y líderes nacionales de propietarios rurales. Haciendo del tráfico de influencias un hábito cotidiano para ultrajar los derechos de los demás.

En todas las filiaciones partidistas existen políticos bestiales, pero es en el PRI donde más abundan y es mayor la perversidad, al grado de ser capaces de proteger a correligionarios suyos que por dinero participaron (por acción, omisión y negligencia) en el asesinato masivo de niños y se burlaron de las esperanzas de vida de las pequeñas víctimas de cáncer y sus familias, como sucedió en Veracruz, durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, donde son muchos los responsables de tal crueldad, ex secretario de salud (estatal y el federal actual), encargados de compras, directores de hospitales, médicos y enfermeras que tuvieron conocimiento y que por cobardía al saberse amenazados con perder el empleo, omitieron impedir tal atrocidad, incluso el mismo Congreso del Estado y sus legisladores son culpables.

Pero hoy, una vez descubierto el irreparable daño causado, salen los hipócritas a dar declaraciones para intentar lavar sus culpas, como el eterno legislador federal y dueño de una de las tajadas del PRI nacional, el socio protector de pederastas, Emilio Gamboa Patrón, que critica y condena a Duarte, cuando él cojea de la misma pata.

Gobiernos priistas son también los que nos han hundido en esta fatal crisis económica a todo el pueblo de México, primero con el saqueo del dinero de los presupuestos públicos, ahora con el gasolinazo y luego con la entrega del patrimonio nacional y los recursos naturales a empresas extranjeras, con el propósito de tener más y nuevos ingresos para saquear, obviamente con la complicidad y aval de todas “las fuerzas políticas”.

LAS OPORTUNIDADES QUE NOS DAN LAS CRISIS

Gracias a la irresponsabilidad, ineptitud y voracidad de los incompetentes líderes políticos que nos gobiernan, la eterna crisis financiera que hemos padecido se recrudecerá. La devaluación del peso frente al dólar y el incremento del precio de la gasolina, forzarán el aumento en los costos de todos los productos, mercancías y servicios, quien diga los contrario miente; pues todo requiere ser transportado, hasta las vacunas que se aplican a las vacas productoras de leche, aunque la leche se traslade en burro. Al subir el precio de las gasolinas, se incrementa el costo de absolutamente todo. Lo mismo sucede con el dólar, aunque se consuman productos elaborados en México, pretextos no faltarán para lucrar.

Aunque las crisis siempre serán oportunidades de crecimiento para quienes tienen el poder de abandonar la zona cómoda. Sí sube la gasolina, dejemos el auto y usemos bicicleta, al fin ya tendremos ciclo vía, así nos ejercitamos mientras nos trasladamos al trabajo. Sí viajamos a otras ciudades, aprovechemos las redes sociales para solicitar aventón u ofrezcamos llevar pasajeros a cambio de una cooperación para la gasolina. Saquemos ese espíritu solidario y de colaboración que nos ha identificado.

Aprovechemos la crisis económica para dejar algunos vicios, como el del cigarro y la coca cola, que son veneno y además costosos, así de paso damos un revés con guante blanco a las trasnacionales que nos saquean e intoxican. De paso bajémosle al consumo de cerveza (abundante en ácido úrico), al coñac, whiskey y otras bebidas alcohólicas que nos inducen a enriquecer a empresas extranjeras. Si no podemos dejar el uso de bebidas embriagantes, consumamos tequila, mezcal y pulque, así ayudamos a la economía nacional y fortalecemos nuestra identidad mexicana.

Para ahorrar en nuestra alimentación, consumamos productos frescos y de calidad, sin venenos, producidos por nosotros mismos, en huertos de traspatio o comprar directamente a nuestros productores locales, “cubeteros”, en las camionetas o en los locales del mercado. En Japón, ante la falta de espacio, por tratarse de una pequeña isla, las personas producen sus hortalizas y hasta nopal, que de México llevan de contrabando, en las azoteas de sus casas o macetas; mientras aquí, que nos sobra espacio, no hemos adoptado esas experiencias.

Compremos sólo productos mexicanos, fortalezcamos nuestro patriotismo y no necesitaremos absolutamente nada de Trump, ni de los entreguistas y arrastrados políticos mexicanos. Tomemos el ejemplo de Cuba, una pequeña isla, territorialmente del tamaño de los estados de Guerrero y Michoacán, sin la biodiversidad nuestra, pero con una dignidad inquebrantable.

Cuba no sólo sobrevivió al embargo comercial impuesto por Estados Unidos, si no que se convirtió en potencia mundial en las asignaturas más importantes en la vida del ser humano: salud y educación.

USAN A TRUMP COMO DISTRACTOR DE LA CORRUPCIÓN EN MÉXICO

Pero los mexicanos, todo lo usamos como pretexto para hacer “grilla barata” y llevar agua a nuestro molino, ahora usaremos al monstruo Trump como distractor. El gobierno federal, los partidos políticos cómplices, las televisoras y analistas, nos mantendrán ocupados con el caso del muro de Trump y de todo lo que suceda en Estados Unidos. Así olvidaremos el gasolinazo, el castigo a los gobernantes asesinos y ladrones, las idioteces del presidente de la república (en torno a quien ahora pediremos unidad solidaria), pero sobre todo pasaremos por alto que son precisamente los políticos nuestro problema, no la solución. Ya quisiéramos un presidente que, como Trump, se preocupara por el bienestar de sus gobernados, por su seguridad y generación de empleos.

SOMOS PEORES NOSOTROS QUE TRUMP

Ciertamente las acciones del presidente gringo nos perjudicarán, pero para sus paisanos él es un patriota, que obliga a las empresas a invertir en su país y generar empleos para los suyos, que busca construir un muro para que nuestros paisanos no vayan a quitarles el trabajo a sus gobernados, pues nuestra manos de obra es más barata y mejor calificada. Pero también le preocupa la seguridad de su raza, ya que en nuestras fronteras la violencia es imparable, las bandas de delincuentes mexicanos no respetan ni a sus paisanos. Trump, tampoco quiere que malhechores de nuestro país se escondan en el suyo y tiene razón, hay criminales que ni nosotros quisiéramos en nuestra tierra.

Además, con los hermanos de Sudamérica, nuestros funcionarios de inmigración y las policías estatales y municipales, son peores que los gringos con nuestra gente. En Chiapas y todo el sureste mexicanos los ilegales son tratados como animales, son asaltados, secuestrados, explotados y vejados y ningún presidente de las naciones ofendidas anda lloriqueando o utilizando esa desdicha como tapadera de sus ineficacias y corruptelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: