SINOPSIS POLITICA 13/06/2020

AVANZA CONSTRUCCIÓN DE LA ALIANZA OPOSITORA

 Arribó al gobierno de Michoacán con un equipo integrado por elementos inexpertos (algunos), otros ineptos y la mayoría voraces, proyectando a la sociedad la imagen de una administración con serias limitaciones técnicas y operativas en el ejercicio del poder público y exceso de conductas frívolas e irresponsables. Por eso, para muchos, Silvano Aureoles Conejo podría ser un mal gobernante, porque se rodeó de funcionarios incompetentes, prepotentes, abusivos y hambreados, pero difícilmente se podrá negar que se trata de un efectivo operador político.

 La visión, destreza y capacidad para la operación política de Silvano Aureoles, es indiscutible. A ello se debe su vertiginosa y ascendente carrera en la vida pública, en la que sólo dos elecciones ha perdido…aunque, la primera, puede considerarse el pago “a la novatada”, el costo por la inexperiencia, cuando por primera vez se enroló en un proceso electoral, enfrentando a Cenobio Contreras en la disputa por la diputación local. La segunda, contra Fausto Vallejo, en la contienda por el gobierno del estado.

 Pero hoy, ese talento visionario y habilidad de Aureoles para tejer alianzas, puede influir considerablemente en la derrota de morena en Michoacán. Silvano se ha convertido en el referente principal en concretar arreglos y la construcción de la alianza anti morena en el estado. De acuerdo a la versión de los informados, ya pactó con el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, incorporar al ex presidente “ciudadano” o independiente de Morelia, pero militante panista de toda la vida, Alfonso Martínez Alcázar, como prospecto al gobierno del estado de la alianza PAN-PRD, a la que posteriormente se incorporaría el PRI.

 Aunque el PAN es la segunda fuerza opositora en Michoacán y el PRI la primera (PRD a punto de desaparecer), podría ser Silvano Aureoles Conejo quien finalmente determine al posible abanderado de la alianza, pues él es quien funge como mediador entre esas tres agrupaciones políticas, a las que, les consta, que por sí solas nada más darían lastima y harían el ridículo.

 Y sí alguien trae la fuerza en el PRI, posiblemente más que el propio Víctor Silva Tejeda, es Silvano. Revise porque la afirmación:

 Le entregó al equipo del entonces presidente Enrique Peña Nieto, a través de Alfredo Castillo Cervantes, las áreas más sensibles y de dominio en la administración pública estatal, como es la Secretaría de Seguridad Pública y Procuraduría General de Justicia, ahora FGE. Instituciones que fueron infiltradas por expertos funcionarios en la práctica del saqueo, hurto, extorsión y secuestro, la mayoría con antecedentes criminales, que llegaron al estado precisamente a apoderarse del patrimonio de los michoacanos. Quiénes han sido sostenidos en sus cargos, a pesar del azote que representan para los ciudadanos, que han sido violentados, ultrajados en sus derechos fundamentales.

Posteriormente, en la campaña a la presidencia de la república, el gobernador de Michoacán se declaró públicamente a favor del candidato priista José Antonio Meade, a sabiendas de que las posibilidades de éxito eran nulas. Pero no sólo apoyó abiertamente al abanderado tricolor, sino que se lanzó en contra del hoy presidente de México, con descalificativos incluso personales.

 Silvano Aureoles Conejo pasó las pruebas impuestas por la elite nacional del PRI, demostrándoles su “lealtad”, esa que los dueños del partido de facto exigen a sus partidarios y agraciados; por lo que, se acerca el momento de compensar tal sometimiento y postración. El político purépecha que mayor interlocución tiene con las cupulas de todos los partidos, excepto morena, es el gobernador michoacano. Más con el PRI, como ya lo hemos descrito. Por eso es posible que, tanto en el PRI, como en el PRD, sea Aureoles el que decida o influya su propuesta, misma que podría inclinarse hacia una mujer, priista, incondicional de Aureoles, por tratarse de la esposa de su amigo del alma (qepd), o un panista, incluso un externo o candidato ciudadano, pero sería Silvano quien lleve mano en tal determinación.

                                              EN POLÍTICA TODO SE VALE, MENOS SER IMBÉCIL

 En nuestro país, la palabra “política” tiene diversas acepciones, una de ellas la define como: el “arte” de tragar mierda sin hacer gestos… aunque no se encuentra nada de “artístico” en ingerir excremento; pero con esa concepción se procura interpretar fielmente la indignante perversidad y putrefacción que persiste en la práctica o ejercicio de dicha actividad pública y hasta dónde el ser humano es capaz de denigrase, con tal de acceder a ella. Alejándose completamente de la ciencia que tiene por objeto llevar a la sociedad a planos superiores de desarrollo y bienestar. Pero, en política a la mexicana, todo se vale, menos ser estúpido.

 Siendo candidato, durante 18 años, prometió hasta el cansancio que acabaría con la corrupción en el gobierno y, como consecuencia, con la violencia e inseguridad que provocan el crimen organizado y las autoridades coludidas. Pero la corrupción no se ha acabado, ni siquiera disminuido (de acuerdo al INEGI, en 2019, los actos de corrupción aumentaron). Lo más grave, una vez transcurrido un cuarto del periodo de gobierno, es que los corruptos no han sido tocados y andan crecidos, algunos incluso provocando al gobierno federal o incorporados en sus áreas. Pero, si a los rebeldes del régimen hoy se les persigue, alegarán revanchismo, porque se han opuesto al gobierno. También argumentarían intentos de exhibirlos, fracturarlos y debilitarlos en periodo pre electoral.

 En cuanto al combate a la inseguridad y violencia, es inexistente (al menos el borracho de Calderón lo intentó). En la actualidad los tres niveles de gobierno pretenden ignorar el problema, como si no estuviera. Los ayuntamientos pretextan estar superados en capacidad de fuego, aun cuando sus corporaciones de “seguridad” están integradas por 400 elementos “bien entrenados y capacitados”, considerados los mejores del planeta, “certificados por la ONU”, pero se sienten insuficientes para enfrentar células de 20 a 40 miembros por municipio, aun cuando se supone cuentan también con el respaldo de la Guardia Nacional, elementos de la Fiscalía Estatal y General de la República, un batallón del Ejército, etcétera.

 Por su parte, el gobierno estatal se excusa alegando que el crimen organizado es competencia de la federación combatir, cuando el homicidio es del fuero común y los michoacanos están siendo exterminados por montones al día y algunos mandos policiacos lucran con la inseguridad y violencia, sea esta competencia o no de la federación su tratamiento, ellos extorsionan, cobran cuota y hasta toman partido.

 Mientras que el gobierno federal exhorta a repartir abrazos, combatir a los criminales con apapachos, mientras estos se crecen, fortalecen y expanden sus áreas de poder e influencia, diversificando sus actividades, integrando en el catálogo de las mismas el secuestro y extorsión. Aprovechando la omisión criminal de un gobierno negligente, que opta por la impunidad, para no conflictuarse con nadie, sólo con los ricos.

 Esa impunidad es aprovechada también por la clase política que, al constatar la debilidad de un gobierno omiso en la aplicación de la ley, aun cuando sea fuerte y poderoso en legitimidad y aceptación popular. Potestad que se ha visto menguada, además, por el ineficaz y tardío tratamiento a la pandemia, a la crisis económica derivada de la misma y el endeudamiento por mil millones de dólares, cuando se había prometido que eso no sucedería, al contrario, se amortizaría la existente.

 Esa clase política opositora ha pretendido ejercer su derecho a disentir, asociarse, organizarse y manifestarse, aprovechando los desaciertos y debilidades del gobierno federal, para restarle fuerza y vulnerar su señorío ante el inmediato proceso electoral. Aprovechando además que la Secretaría de Gobernación está acéfala, pues como titular de la misma la ex ministra Olga Sánchez Cordero, es una excelente astronauta.

 Alegando iniquidad en la distribución del presupuesto federal algunos gobernadores se organizaron en un frente, pero pronto fueron parados en “seco”, de manera abrupta. A alguien se le ocurrió inventar o “filtrar” un documento “confidencial”, en el que se “acusa” la integración de un Bloque Opositor Amplio” (BOA), que tiene el objetivo de boicotear a la presidencia de la república, con la finalidad de desplazar a morena de la mayoría en la cámara de diputados y lograr la revocación de mandato en 2022… como si fuera delito pretender derrotar a morena en las urnas.

 Nada de malo tiene organizarse para pretender competir y ganar en las urnas, recuperar el gobierno e intentar corregir el rumbo del país (aunque en la realidad resulte empeorarlo). Pero los gobernadores cayeron en la trampa. Aunque no fuesen ellos los autores del documento, no debieron negarlo, al contrario, aprovechar para ratificar su postura, pues están en su derecho de disentir y es su obligación buscar corregir lo que consideran se está haciendo mal…más gobernadores se hubiesen sumado a la causa, pero al verlos acobardados provocan decepción y lástima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *