SINOPSIS POLITICA 14/03/2020

                                                              POLÍTICOS y CORONAVIRUS

 Sin soslayar la tragedia mundial de la pandemia del Coronavirus, que disminuirá considerablemente a la peor plaga del planeta (residentes inconscientes y depredadores, ocupados únicamente en acumular bienes materiales a cambio de la destrucción del hábitat), seguiremos ocupándonos de la otra peste, la peor calamidad del universo: la clase política.

 Al referirse a dichos especímenes, el magnánimo liberal, periodista e ideólogo de la Revolución Mexicana, Ricardo Flores Magón, decía: “Es estúpido derribar a un tirano para encumbrar a un “hombre bueno”, pues el hombre deja de ser bueno desde el momento en que aspira a gobernar a sus semejantes”.

 Esa frase fue expresada hace ciento diez años; pero en la actualidad, no obstante la “evolución social”, está vigente. Con la agravante de que, a los “hombres buenos”, en el presente no les basta degradarse al pretender gobernar a sus semejantes, si no que ahora la prioridad es robar a la sociedad, mantenerla sometida, engañada y ultrajada. Aun así, se les sigue creyendo y apoyando, pues además de irresponsables, abundan los electores convenencieros que, por migajas, oxigenan y fortalecen a sus propios verdugos.

 Está tan descompuesta la gobernabilidad y la imagen de los mandatarios, que hay lugares donde la población, ante la ausencia de la autoridad o la desconfianza en la misma, prefiere acudir ante “los mañosos” en busca de justicia, para que les ayuden a investigar algún delito del que fueron víctimas y a castigar a los victimarios, pues resulta que son más eficaces que el mismo gobierno. También se les pide apoyo hasta para corregir las conductas de los hijos que se han desviado “del buen camino”.

 A ese nivel de degradación, ante los ojos de los gobernados, ha llegado la descomposición de la autoridad, al grado de confiar más en la capacidad y moralidad de criminales. Lo peor, no se vislumbra posibilidad de que corrijan; al contrario, cada vez es más el cinismo con el que se conducen… que es directamente proporcional a la apatía ciudadana.

                                                                  VIOLENCIA CONTRA POLITICOS

 Ya comenzó la violencia a alcanzar a nuestros líderes políticos, empezarán a pagar las facturas de la omisión, deficiencia, permisividad y fomento de la criminalidad, de sus excesos, autosufiencias y arrogancias. Pues muy lejos están algunos de ellos de sujetarse a la honesta y justa medianía, que debería regir la vida del servidor público; pues, con el pretexto de acumular “el botín de guerra” para costear la campaña siguiente se han excedido en la ostentación, en pactos con “el diablo” y ultrajes a la dignidad de sus representados y ahí están las consecuencias de no controlar sus apetitos. Nadie está exento de lo que ellos permitieron, fomentaron, incluso se han servido.

 No resulta difícil detectar al político y funcionario que anda mal, ya que, de acuerdo a los reclamos de la conciencia por lo que han hecho o dejado de hacer, son los aparatosos dispositivos de seguridad que utilizan.

 También en la adquisición de propiedades, el derroche de lujos, en quiénes conocemos no provienen de familias acaudalas. Pues, es improbable la honestidad en la generación de fortunas patrimoniales. Si no es por herencia de dos o tres generaciones, el amasar grandes capitales, incluye casi obligatoriamente apartarse de la legalidad y moral. Y en el servicio público no es posible la ostentación y dispendio con el producto del salario, por muy abultado que sea. Quién así se conduce, con certeza está haciendo algo ilícito, traficando con influencias, distrayendo recursos públicos (materiales y humanos), pactando y colaborando con algún grupo delictivo para favorecer a uno y perjudicar a otro.

 Se creen inteligentes y tratan de engañar, sin reparar en que las consecuencias pueden ser funestas y después andan culpando a los medios de comunicación que descubren y exhiben sus fechorías por las consecuencias de los acuerdos que signaron con innombrables.

                                          LA VISITA DEL SENADOR CRISTOBAL ARIAS A ZITÁCUARO

 En su última visita a Zitácuaro, el Senador de la República de morena y aspirante a gobernador del estado, Cristóbal Arias Solís, ya no se reunió con los dueños del PRI en la región (y una fracción de dicho partido en Michoacán). En esta ocasión rectificó, retrocediendo, y lo hizo con los empleados políticos de los jerarcas priistas, aunque también dueños, algunos, del capital financiero, que es lo que la mayoría de políticos buscan. Despreciando a la base social, a la militancia de morena, a los ciudadanos de a pie, sin influencias, sin poder y sin dinero, que son la inmensa mayoría y quienes llevan al triunfo a los candidatos. A estos se les deja al último, pues son presa fácil de los embustes.

 Lo anterior es una muestra clara de que, en el partido de AMLO hay muchas “morenas” y la de CAS reúne lo derechista del PAN, lo corrupto del PRI y lo más prostituido del PRD. Así sus seguidores no extrañarán nada del pasado.

                                                        JALONEOS PARTIDISTAS RUMBO AL 2021

 Hace algunas semanas estaba convencido de la indiscutible supremacía de morena, cuya fuerza arrasaría con los partidos opositores en la jornada electoral del 2021. Sin embargo, algunos desaciertos del gobierno federal (presidente de la república), más las pugnas al interior de dicho instituto político…de no subsanarse a tiempo… dificultarán la victoria del partido del presidente de México.

 Primero, hay acciones, omisiones y declaraciones del mandatario nacional que lastiman profundamente a ciertos grupos de la población y decepcionan a otros; como, por ejemplo, permitir que un capo menor del narcotráfico, como lo es el hijo del Chapo Guzmán, ponga de rodillas a todo el sistema de procuración de justicia del país, a las fuerzas armadas y ridiculice al propio régimen obradorista y continúe en libertad, percibiéndose cada vez más lejana la posibilidad de que sea castigado por sus trasgresiones a la ley, a las instituciones del estado y a la investidura presidencial.

 Decepciona también (a propios y extraños), el retroceso, estancamiento o crisis financiera que se recrudece más y todos los sectores de la sociedad se ven afectados, pero el que apoyó a AMLO es el que lo padece más, al verse disminuido el poder adquisitivo. Vulnera así mismo el creciente fenómeno de la inseguridad y violencia, cuyas muertes aterradoras está alcanzando a mujeres y niños, donde casos como el de Fátima e Ingrid son símbolos representativos de lo que todos los días y en todo el territorio nacional sucede.

 Mientras nuestro máximo mandatario y sus obcecados seguidores sólo atinan a culpar a gobiernos pasados, o bien combatir a los criminales con abrazos en lugar de balazos y exigir respeto a los delincuentes, “porque también son seres humanos” que merecen ser reverenciados, aunque sean incapaces de mostrar la mínima compasión o consideración con sus víctimas, pisotean el estado de derecho y todo tipo de normas, incluyendo las morales.

 Molesta así mismo que se oculte información y se minimicen calamidades, como el Coronavirus. Mientras el presidente se entretiene con el capricho de la rifa del avión presidencial, y que siempre no será el avión el que se rife, si no el valor monetario del mismo. Da pena la falta de seriedad en asuntos delicados de la nación, la cerrazón y las reaccionan histéricas a opiniones diferentes. Todo esto sin duda obstaculizará el triunfo de morena en las urnas.

                                                                                LOS ASPIRANTES

 Otro fenómeno que afectará la unidad y fortaleza de morena, dificultando la victoria electoral en el 2021, es la renovación de la dirigencia estatal y comités municipales, que servirán para el empoderamiento de las facciones que buscan el monopolio. Pero, mayormente desgastará la designación de candidaturas.

 En este partido es donde más abundan los ambiciosos que buscan representarlo como candidatos, particularmente al gobierno del estado. Todos se creen con los merecimientos suficientes, sin importar la turbiedad que les precede; pero, como si al emigrar a morena fueran purificados.

 Pero de todos los aspirantes, el más conocido en Michoacán es Cristóbal Arias Solís, aunque también por la misma razón es el más cuestionado, incluso le han dedicado reformas estatutarias, como aquel acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional, en el que se establecen los lineamientos que tendrán que cumplir los hombres a fin de ser candidatos de morena, donde se excluirá a los deudores alimenticios y agresores de mujeres.

 Pero ese no es el único obstáculo que tendrá que sortear el oriundo de Churumuco, también el golpeteo que están ocasionando sus frecuentes reuniones con la clase política del PRI, donde tiene más adeptos que su propio partido (morena) y con quiénes se le vincula desde que fue candidato a gobernador por segunda ocasión.

 Otro pretendiente no menos cuestionado es Carlos Torres Piña, ex adversario de AMLO en la última campaña del hoy presidente de México, ya que el ex dirigente del PRD en Michoacán continuaba en ese partido, que le otorgó la diputación federal que ostenta.

 Uno más es Raúl Morón Orozco, a quien el creciente problema de inseguridad en Morelia le está afectando. Sin embargo, en la guerra de encuestas con Arias Solís ambos son punteros.

 También están inquietos Alfredo Ramírez Bedolla, conocido sólo en la capital del estado; el alcalde de Pátzcuaro, Víctor Manuel Báez Ceja, cercano a los Cárdenas y a Leonel Godoy, los estafadores de la Presa Francisco J Mujica y del Teatro Matamoros.

 Entre otros tantos pretendientes, todos con ciertos niveles de rechazo. Tal vez por ello se especula la posibilidad de que la ungida sea una mujer y entre más desconocida, mejor. Aunque, finalmente la decisión la tiene el presidente López Obrador, dueño absoluto del partido.

 Otra desventaja de morena, es que los jaloneos por la disputa de candidaturas resulten irreconciliables y quienes no logren lo que pretenden regresen a sus partidos de origen o pacten con candidatos de otras organizaciones políticas. Lo que no sucedería con los contrincantes que, al saberse perdidos, la adversidad los unirá para lograr lo que puedan en la repartición de posiciones, que serán muchas, y ya experimentaron lo que significa no tener nada o muy poco.

 Los adversarios de morena son el PRI, PAN y PRD, cuyos dueños y dirigente trabajan en tejer una alianza, donde la joya de la corona es la candidatura al gobierno del estado y si logran superar en unidad esa tentación, podrán consolar a los demás con el resto de espacios en el gabinete, planillas a los ayuntamientos y formulas a diputaciones federales y locales.

 Por lo pronto cada partido intenta fortalecer sus proyectos, el gobierno del estado impulsa al Senador hermano del gobernador y al Secretario de Gobierno, conscientes de que ambos personajes no tienen la mínima posibilidad de enfrentar con éxito a cualquier abanderado que morena mande, pues, aunque AMLO y su partido traen desgaste, no se compara con lo corroído que se encuentra el gobierno michoacano y la decadencia del Sol Azteca. En el PRD el Secretario de Gobierno trae acercamiento con el PAN, en un intento de que dicho partido lo proponga como su alfil.

 En el PRI los aspirantes son Víctor Silva Tejeda, Adriana Hernández Iñiguez, esposa de Pascual Sigala Paez y comadre del gobernador Silvano Aureoles; aunque Chon Orihuela intenta meter en la jugada a su retoño, al que siempre le ha prodigado espacios plurinominales, para que “el niño no se desgaste”. Pero la decisión la tendrá la dirigencia nacional y la prioridad será el grupo de Alfredo Castillo Cervantes y Enrique Ochoa Reza, amigos cercanos del gobernador Aureoles, quien les ha respetado sus espacios de poder en la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *