Sinopsis Política

SINOPSIS POLÍTICA

                                            SINOPSIS POLÍTICA
                                                                 Por: J. Salatiel Arroyo Zamora
                         EL FRENTE SIN CANDIDATO EN ZITÁCUARO y EN MORENA SOBRAN

Tres son los equipos que en Zitácuaro cuentan con estructura social propia, algunos con más integrantes que otros, pero los convierten en competitivos por sí solos (independientes) o bajo las siglas de otro partido. Esos equipos son encabezados por Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela, Rosa María Salinas Téllez y las Comunidades Indígenas con Autogobierno. En esta relación no estamos siendo excluyentes, ni pretendemos serlo, es cierto que existen otros aspirantes a candidaturas que también cuentan con capital político, pero no es propio, pertenece a sus respectivas organizaciones partidistas, a los programas sociales que coordinaron o dirigieron y al cargo que ostentan, por lo que, abandonando al partido o saliendo del cargo, se quedan sin nada (sólo con el capital financiero embolsado: “lo caido, caido”).
Toño Ixtláhuac era el candidato natural a la reelección, representando al PRI-PAN y PRD; pero, dejándose seducir por el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, decidió emigrar a Morena, donde el rechazo a su arribismo ha sido contundente por algunos cuadros conservadores de dignidad, que consideran ultrajados los méritos partidistas de los fundadores del partido y la congruencia de sus dirigentes con los documentos básicos, especialmente con la declaración de principios. Pues la degradación del Movimiento de Generación Nacional y de la Cuarta Transformación resulta evidente y creciente, al andar a la pepena de lo peor del PRI-PAN y PRD, y menospreciando a los liderazgos propios de Morena.
Es cierto que la salida de Ixtláhuac del PRI-PAN y PRD, para emigrar a Morena, deja sin perfiles competitivos a los partidos que lo convirtieron en presidente municipal por segunda ocasión. Pero también es verdad que les permite a dichas organizaciones políticas dar apertura a cuadros ciudadanos, convertirse en verdaderos instrumentos para que la ciudadanía menos perversa acceda al poder. Además de demostrar mayor coherencia que el partido oficial.
Todavía el domingo 7 de enero, en conferencia de prensa en Zitácuaro, uno de los liderazgos nacionales de la coalición “Fuerza y Corazón por México”, el ex gobernador Silvano Aureoles, manifestaba esperanzas de que Ixtláhuac fuese el candidato del PRI-PAN-PRD; no obstante, las múltiples voces que le manifestaban la deslealtad de su pupilo; quien, de manera precipitada, solito, sin que nadie se lo pidiera, ni le preguntara, filmó un video para anunciar su respaldo a Claudia Sheinbaum y a la 4T.
El miércoles, un día antes de la venida de la precandidata presidencial, Silvano creía en Ixtláhuac como su candidato a la reelección, mientras este difundía estar reunido con Diego Hernández, el enviado personal de la futura candidata presidencial. Manifestando el edil estar operando y trabajando en Zitácuaro en la recepción de la señora científica.
Toño y el gobernador Bedolla insisten en que el joven Ixtláhuac Orihuela tiene que ser el candidato del partido oficial y de la coalición Morena-PVEM-PT, sin importar las consecuencias de dicha actitud dictatorial. Y sin revisar, ellos que son proclives a las encuestas, la tendencia a la baja que ha experimentado el presidente zitacuarense, luego de anunciar su adhesión a Morena.
En el mes de noviembre, SMD Consultores, empresa de marketing político, manifestaba que, dando seguimiento mensual a la presidencia municipal de Zitácuaro, el alcalde Toño Ixtláhuac se mantenía competitivo. Y afirmaba que, si en ese momento se eligiera al presidente de Zitácuaro, sin importar el partido político, sino la fortaleza individual de los personajes, Ixtláhuac tenía ventaja incluso sobre Rosy Salinas, con un 22.1%, contra 19.7% de la Morenista.
Más tarde, en el presente mes de enero, una vez que se conocieron las pretensiones de Juan Antonio de competir por la reelección, encabezando a la coalición de Morena-PVEM y PT, la misma firma consultora (SMD Consultores) informaba de una considerable baja del alcalde en las preferencias ciudadanas y el incremento de su principal adversaria al interior de la alianza, Rosa María Salinas, quien ascendía al 42.1%. Y aunque la empresa no estableció el porcentaje a favor de Ixtláhuac, si precisó que, entre los aspirantes a la presidencia de Zitácuaro por Morena, la aparición de Toño Ixtláhuac fortalecía a Salinas Téllez y restaba a los demás, como Mary Carmen Bernal y al también priista Juan Carlos Campos.
Significativo, así mismo, resulta el sondeo de opinión de la acreditada marca “Consulta Mitofsky”, donde en su última medición, publicada el pasado 9 de enero, Juan Antonio Ixtláhuac Orhuela resulta reprobado en su desempeño como presiente municipal, alcanzando apenas el 49.5% de aceptación ciudadana, contra el 55.8% del munícipe de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar (independiente); 55.2% del alcalde de Lázaro Cárdenas (Morena) y 55% del edil de La Piedad (PAN). Peor que Toño están los presidentes de Zamora, 40.9% y el de Uruapan, 32.5%.
Lo anterior significa (lo que ya hemos citado en otras colaboraciones), que Toño se va a Morena sin fortaleza, con pocos seguidores y llega con calzador, bajo presión de la élite que lo impone y el rechazo de la base que repudia el arribismo, el oportunismo y la imposición.
En Morena- Verde y PT, lo que sobran son aspirantes, cuadros competitivos, no necesitan la intromisión, mucho menos la imposición de alguien. Resultando de alto riesgo concretar dicha acción unilateral y autoritaria, que causaría incluso la disolución de la coalición en el municipio, con la salida del PVEM, cuya dirigencia estatal ha afirmado que, si Ixtláhuac Orihuela es el candidato, el Partido Verde sale de la coalición en Zitácuaro e impulsaría una candidatura solo, que bien podría ser Rosy Salinas, si le cierran la puerta en Morena, con lo que dividiría y debilitaría a la 4T en el municipio y la región.
Para dar el tiro de gracia, una comisión de fundadores de Morena dialogó con Claudia Sheinbaum, a quien, entre otras propuestas, le dejaron claro que en Zitácuaro se repudia a los “chapulines” del PRI-PAN y PRD, “con antecedentes negros y que han saqueado las arcas municipales, en el caso de candidatos a presidente, diputados local y federal; de lo contario, se corre el riesgo de que se pierda la elección, por meter personajes indeseables para la sociedad…” Avisados están.
CLAUDIA SHEINBAUM EN ZITÁCUARO
Con casi tres horas de retraso, la Doctora Claudia Sheinbaum arribó a la plaza cívica Benito Juárez de Zitácuaro, donde, al descender del vehículo fue recibida por el presidente municipal Juan Antonio Ixtláhuac, quien horas antes había difundido estar trabajando en la recepción de la aspirante presidencial, a la que todos los liderazgos del municipio le fallaron y se dedicaron solo a simular fortaleza de liderazgo para el traslado de sus seguidores al evento.
Días antes, varios aspirantes de la cabecera distrital (Zitácuaro) a candidaturas, alardeaban que la plaza cívica sería insuficiente para recibir a sus seguidores, pues algunos aseguraban que llevaría tres mil, otros cinco mil… sin embargo, todo indica que no llevaron a nadie y ese trabajo se lo dejaron a los “Servidores de la Nación”.
Fueron los aspirantes de los municipios aledaños los que tuvieron mayor convocatoria, a través de decenas de autobuses facilitaron el traslado de simpatizantes de toda la región, desde Epitacio Huerta… Tuzantla, Benito Juárez, Angangueo, eran los contingentes más numerosos, algunos del Partido Verde y otros del PT. Pero de los morenos de Zitácuaro, creo que esa tarea también se la dejaron a Rosa María Salinas, quien, además de los “Servidores de la Nación”, es quien nuevamente se encargó de llevar gente, para hacer lucido el evento.
De los seguidores del alcalde, nada más se observó a un grupo, no más de 20 personas, que se encargaron de ovacionarlo cuando se acercó a recibir a la precandidata presidencial.
Además de la limitada capacidad de convocatoria y la desesperante demora de la pre candidata única, que tal vez valoraba no presentarse por la escasa concurrencia, como lo hizo en el Estadio Azul de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum sigue sin poder conectar con su auditorio. Necesita con urgencia modificar el contenido de su discurso y practicar su oratoria. Al menos en eso, Xóchitl Gálvez le lleva ventaja, con una retórica ágil, fundada y motivada con la experiencia, el carácter y la lógica de ser oposición.
LOS DESLEALES A SILVANO
Silvano Aureoles Conejo es -sin duda- uno de los políticos más hábiles, no sólo de Michoacán, si no del país. Luego entonces no se explican las razones que motiven a sus seguidores a traicionarlo reiteradamente, luego de ser llevados al poder por él, donde se han enriquecido financieramente de manera excesiva (aunque no moralmente).
Pero, además de desleales, le han resultado ingratos, convirtiéndose en sus principales detractores, y podemos enumerar decenas de personajes con esa actitud: nada más casi todo el gabinete del gobierno estatal, empezando por el propio gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, a quien Aureoles Conejo le dio la oportunidad de trabajar en su gobierno, siguiendo con el Secretario de Gobierno, Elías Ibarra, que fungió como Secretario de Salud; Giulianna Bugarini fue su Secretaria de la Juventud, así muchos hoy en Morena fueron funcionarios en diversos niveles de la administración pública estatal con Aureoles Conejo y hoy son sus acérrimos enemigos políticos.
Otros, aunque no se han ido a Morena -abiertamente- le han dado la espalda, como su ex Secretario de Gobierno y ex candidato a la gubernatura, Carlos Herrera Tello y un importante equipo que construyó siendo alcalde de Zitácuaro, quienes ahora se encuentran en MC, con pocas posibilidades de éxito, mientras que en el PRD sería el candidato natural al Senado.
Otro que siempre ha sido ingrato y desleal, hasta consigo mismo, es el dirigente estatal del PRD, Octavio Ocampo Córdova. Pero parece que no se han dado cuenta, aun cuando en Tuzantla provocó la derrota de su partido, por un capricho de animadversión en contra de su aliada natural, la perredista Jazmín Arroyo Martínez, quien buscaba la reelección, y para no dejarla ganar, Octavio creó e impulsó la candidatura de MC, anulando la posibilidad de que el partido que dirige en Michoacán continuara siendo gobierno en su tierra natal. Acción que no ha sido sancionada por las instancias partidistas.
Hoy Octavio Ocampo cree que no debe lealtad a quién lo hizo, a pesar de que fue rescatado -indebidamente- de aquella millonaria estafa con los tractores que repartiría en Tuzantla, cuando aspiraba a la alcaldía y una vez asido del poder, incumplió a sus coterráneos.
En algo debe estar fallando Silvano Aureoles, como para que la mayoría de políticos que ha formado le salgan “chuecos” y le den la espalda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *