SINOPSIS POLITICA 18/07/2020

                                        ADEMÁS DE CORRUPTOS y COBARDES, TAMBIÉN PREPOTENTES

 La semana antepasada, en San Felipe de Los Alzati, se suscitó un enfrentamiento a balazos, del que, a la fecha, las autoridades de la Fiscalía Regional no han emitido comunicado alguno y de acuerdo a la versión de vecinos de dicha tenencia, hubo como resultado de la balacera tres muertos y dos heridos. Sin embargo, la tarde del domingo, nuevamente la tenencia de San Felipe padeció otro hecho violento. En esta ocasión una mujer, que vendía comida en un establecimiento cerca del Oxxo, ubicado en el centro del pueblo y a 100 metros aproximadamente de una caseta de la Policía, fue ejecutada de al menos 6 balazos. 

 Cómo ya es común que las Fiscalías y las corporaciones policiacas oculten los hechos violentos, para hacer creer a la población que no pasa nada, que todo está bien, pues “la seguridad de los michoacanos es óptima, al estar en manos de policías científicos, certificados por la ONU, que emplean métodos de inteligencia avanzados, igual que tecnología de punta”, y que la difusión de ejecuciones y otras conductas delictivas son hechos falsos, producto de la imaginación de los envidiosos y adversarios políticos.

 Obligados por esos mensajes demagogos que el gobierno envía a la población, acompañados de simulación, hermetismo y ocultamiento de información fidedigna, los reporteros y periodistas se han visto en la necesidad de ingeniárselas para estar de manera oportuna en el lugar de los hechos e informar a la sociedad lo que está sucediendo.

 Por esa razón Armando Linares López se trasladó a San Felipe y comenzó a transmitir en vivo, tratando de corroborar si el dato recibido, de una mujer asesinada, era correcto. Sin embargo, ninguno de los elementos policiacos presentes quiso informar lo sucedido, por lo que se puso a filmar desde la distancia la escena del crimen, observando los protocolos que el caso ameritaba; pero, de manera inesperada fue violentamente agredido, insultado, amenazado de muerte él y su familia, destrozado su equipo y herramienta de trabajo, atentando los funcionarios de la Fiscalía Regional de manera flagrante contra la libertad de expresión y el derecho a la información de la población.

 El repudio a la agresión policiaca contra el comunicador fue unánime en la población de la región oriente, especialmente  a través de las redes sociales, donde los usuarios externaron su rabia e impotencia al escuchar como un empleado de la Fiscalía decía al reportero “que tuviera huevos y que le partiría la madre”, mientras el comunicador era físicamente agredido y destruido su equipo de trabajo … encolerizada la población adjudicó calificativos de corruptos, extorsionadores y cobardes, que abusan del débil y frente a los criminales “hasta las patas les tiemblan”, culpando de dicha acción de los policías a los mandos superiores que gobiernan el estado e invitaban al reportero a denunciar la agresión, “pues si no se denuncian los abusos nos van a seguir agrediendo”.

 Seguramente el reportero denunciará (o ya lo hizo), pues su dignidad como persona, su honor y sus garantías elementales fueron cobardemente ultrajadas. Además, tiene una obligación cívica y moral con la sociedad y las personas que apoyaron y siguen al pendiente de la trasgresión de la que fue objeto. Medios de comunicación estatales y nacionales están atentos al suceso, asimismo algunos colectivos, como “Articulo 19” y Asociaciones de Periodistas, pues resulta común que los agresores se acercan a sus víctimas para llegar a “acuerdos” y evitar las denuncias respectivas, realizando ofertas económicas y otros “privilegios” que tienen el propósito de corromper y prostituir a sus víctimas. Lo que resultaría obvio, si el ofendido no denuncia ante la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Contra Periodistas y la Libertad de Expresión, de la Fiscalía General de la República, ya que en el estado no se le dará tramite a la querella y se trataría de una invitación a recibir propuestas de soborno.

 Por su parte, los funcionarios de la Fiscalía Regional tienen asuntos urgentes que atender y solucionar, como para estarse distrayendo en la represión y prostitución a periodistas, todavía no se resuelve, por ejemplo, el linchamiento e incineración con vida de cuatro personas en Crescencio Morales, donde un Fiscal Regional y sus operadores son acusados de haber despojado de 300 ml pesos a una de las víctimas.

 Ni siquiera los asesinatos de su propio personal les motiva a sancionar a los criminales, como ha sucedido con los cinco policías de Tuzantla ejecutados en Loma Larga y que el gobernador, personal y públicamente, empeñó su palabra de que esa ejecución masiva no quedaría impune. Menos resolverán el caso del ambientalista Homero Gómez Gonzales, pues para las autoridades la causa del deceso seguirá siendo un borrachazo; ni se ha esclarecido a plenitud el asesinato de Felipe Ángeles, excandidato a presidente municipal de Ocampo, ni el de Ulises De la Peña Urquiza, funcionario municipal, al que se le arrebató la vida en pleno centro de Zitácuaro.

 Tampoco se ha castigado a los cobardes e inhumanos policías que violaron a una niña frente a sus padres (presuntos transgresores de la ley), introduciendo en las partes nobles de la menor el cañón de un rifle. Dejando en la niña graves secuelas que la mantienen discapacitada física y psicológicamente, sin que autoridad alguna auxilie e intente resarcir los daños causados por la policía, en la que se invierten millonarias cantidades en su capacitación, instrucción, equipo y cuarteles más grandes de Latinoamérica, para convertirla en la policía más preparada del planeta, humanista e inteligente.

 La pequeña continúa arrinconada en un petate, en una choza de cartón, de cierta comunidad de tierra caliente, oculta con sus hermanos, también menores de edad, con miedo a que el “gobierno” los encuentre y vuelva a torturarlos. La niña no permite que nadie se acerque a ella, sólo su anciana abuela, sin que alguien le brinde asistencia profesional o intente reparar el daño que causaron las bestias bajo sus órdenes.

 Tampoco han sido castigados los policías que asesinaron bajo tortura a un conocido hombre de Tiquicheo, por haber cometido “el grave crimen de ser compadre de un presunto mafioso”, al que conoció mucho antes de tener “problemas con la justicia” y, pues los mandos policiacos no quieren competencia de civiles, para ser compadres de “mañosos” y postrarse frente a los jefes de plaza, nada más ellos. Por ello tiene sentido la afirmación de algunos ciudadanos, cuando señalan tener más miedo tropezar con la policía, que con un grupo del crimen organizado.

 Así que, además de la evidente incompetencia para cumplir sus obligaciones, de investigar los delitos, perseguir a los infractores y procurar justicia, para nadie es secreto el contubernio entre autoridades con grupos delincuenciales y que, gracias a esa confabulación, el crimen organizado existe, se fortalece y expande. Sólo esa complicidad, colaboración o permisividad hace posible la presencia de grupos armados operando libremente en todo el territorio michoacano y gran parte de la geografía nacional.

 Es del dominio público la omisión cobarde de los mandos policiacos, que se niegan a actuar contra las bandas criminales, argumentando que las bandas delictivas poseen mayor capacidad bélica, aunque en municipios como Zitácuaro las células criminales no superen los 50 elementos y sólo en la policía municipal sean más de 350, a los que se suman Guardia Nacional, Fiscalía del Estado, Fiscalía General de la República, Ejercito y Marina y a pesar del número considerablemente mayor de elementos, los cárteles crecen en poder, número y expansión.

O bien, cuando la policía actúa, lo hace, pero a favor de dichas organizaciones criminales, operando como sus informantes y encubridores, a cambio de repartirse parte de las actividades ilícitas, como la extorsión, cobro de piso y venta de enervantes o recibir mensualmente la “contribución” en efectivo. 

 Hay constancia de funcionarios de la Fiscalía que como ministerios públicos subsistían en condiciones modestas y después de fungir como Fiscales Regionales en esta zona, sorpresivamente se han convertido en personas acaudaladas, con mansiones en Altozano, ranchos, huertas de aguacate y vehículos de lujo, que un sueldo de 80 o 100 mil pesos mensuales no les permitirían el estilo de vida que “gozan” y además ahorrar lo suficiente para transformarse en “nuevos millonarios” en 4 o 5 años de gobierno. No obstante, su prioridad es agredir comunicadores.

                                               JALONEOS EN MORENA PRONOSTICAN FRACTURA

 El fin se semana pasado se reunieron en la capital del estado todos los aspirantes de morena que buscan la candidatura al gobierno de Michoacán, pocos de ellos con condiciones se asirse con dicha denominación y la mayoría se apuntan para ver que pescan, a sabiendas de no tener ninguna posibilidad, ni siquiera la calidad moral para aspirar a tan digno cargo, como, por ejemplo, el chilango de la melena larga, el arribista que llegó a Michoacán de mandadero de Gabriel García Hernández, para cuidarle el negocio que le significan las prerrogativas de morena, así como la venta de candidaturas y que a la postre se convertiría en delegado nacional con “facultades de presidente”, exactamente como suele suceder en el PT.

 Bueno, todos los supuestos aspirantes a gobernador del partido de AMLO se reunieron, menos CAS, que es el puntero en todas las encuestas, ni las damas que también han sido consideradas con esa pretensión, como Blanca Piña, Selene Vázquez Alatorre, Ana Lilia Guillén, entre otras.

 Al respecto Arias Solís informó que no asistió a dicho “conclave” por que no fue convocado por ninguna representación institucional del partido (morena), acusó simulación de los participantes, quiénes pretenderían repartirse la imposición de candidaturas a diputados (locales y federales) y alcaldías, cuando los estatutos establecen que la designación de candidaturas será a través del método de la encuesta y que él no se prestará para simular una “falsa unidad ni fotos incompletas».

 Lo cierto, es que la ambición por espacios de poder amenaza con dividir y confrontar al partido de AMLO, lo que debilitaría y limitaría las posibilidades de éxito de conquistar la gubernatura de Michoacán, a pesar de que todas las encuestas, por el momento, ubican a dicha organización política con amplia ventaja. Pero, si se dividen y algunos “liderazgos” desertan de sus filas, la delantera se reducirá. Peor resultará para morena si la alianza PRI-PAN y PRD se concreta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *