SINOPSIS POLITICA

                                                                                SINOPSIS POLITICA

                                                                   Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                                                              MORÓN, DE INFRACTOR A VÍCTIMA

 Por la pluralidad ideológica, pero sobre todo por la diversidad de intereses, la psicología de masas siempre ha sido compleja en materia de política electoral. Normalmente lo que para algunos es bueno, resulta adverso o perjudicial para la inmensa mayoría. Pero, tratándose de normas morales y jurídicas no tiene por qué existir confusión, pues son las que rigen la conducta de los individuos en sociedad y sin el respeto a ellas, se subsistiría en el caos.

 Son precisamente los líderes políticos, gobernantes y dirigentes partidistas, quiénes con su ejemplo de entrega irrestricta a los valores éticos y respeto a la legalidad, deben guiar a la sociedad que dirigen o pretenden representar. Por ello, en ciertas circunstancias las leyes son más estrictas y deben aplicarse con mayor rigor a quien tiene conocimiento de ellas y las transgrede, o contra quiénes tienen el deber de observarlas con precisión por representarlas (a las normas, a la sociedad o a las instituciones).

 Sí el candidato de Morena al gobierno de Michoacán, Raúl Morón Orozco, fue omiso en la observancia de un mandamiento legal que, incluso el legisló siendo Senador, necesariamente debía ser sancionado por la autoridad respectiva y amonestado por la sociedad de manera inflexible, por tratarse de un mandatario con licencia y aspirante a una responsabilidad gubernativa de mayor compromiso moral y jurídico.

 Morón, supuestamente, no declaró ante la autoridad electoral sus gastos de precampaña, por ello el INE lo castigó retirándole la candidatura. Sin embargo, el fallo social resultó contrario a lo esperado, al tratarse de un violador de la ley, con pleno conocimiento de las normas, pues ha sido integrante del poder legislativo: Senador y diputado local, así como gobernante de la capital del estado y ahora pretende gobernar al estado mismo, por lo que, se suponía que la reacción de la colectividad fuese de condena. Pero no sucedió así, la sociedad lo percibe más como un mártir, que como un transgresor. Es decir, de infractor se convirtió en víctima y ahora los malvados son los funcionarios del INE, que sólo exigen respeto a la legislación.

 Para algunos expertos en derecho electoral, la penalidad impuesta corresponde correctamente a la norma infringida. Para otros, la sanción de despojarlo de la candidatura fue excesiva y una amonestación o multa era suficiente. Lo cierto, es que, en lugar de ser perjudicado electoralmente, afectando de manera negativa su imagen y popularidad, el supuesto transgresor fue beneficiado, pues las preferencias a su favor se incrementaron y en la actualidad, de acuerdo a la mayoría de encuestas de empresas serias, observa una ventaja de 6 a 11 punto porcentuales, respecto a su más cercano competidor, Carlos Herrera Tello.

                                                       DIFICULTADES PARA CARLOS HERRERA

 Seguramente Morón Orozco será restituido en su derecho constitucional de ser votado y la candidatura se le devolverá con “beneficios extras”. Lo difícil (no imposible), para Carlos Herrera Tello será remontar esa ventaja que le han sacado.

 La delantera de Morena (no de Morón), se entiende perfectamente, pues desde el gobierno federal se han destinado sumas multimillonarias con el propósito de mantener e incrementar la clientela electoral, conservar el voto cautivo, que en este momento en Michoacán es de alrededor de 600 mil, que es el número de “becas” o “apoyos” destinados a los adultos mayores, jóvenes construyendo el futuro, madres solteras, servidores de la nación, etcétera.

 Si el número de votos comprados con anticipación es de 600 mil y en Michoacán la gubernatura se gana con 700 mil votos (Silvano Aureoles conquistó la gubernatura con 637, 505 votos, contra 490 459 de Chon Orihuela), Morena, el PT y sus candidatos nada más deberán preocuparse por reunir los sufragios de 100 mil personas. Lo que no resulta complicado.

 El reto que el zitacuarense tiene frente así, no es sencillo. No sólo luchará contra un gobierno federal dictatorial, con una perversidad pasmosa, que casi nadie quiere ver, pero que en todas las asignaturas está presente, incluso en la electoral. Dónde, por un lado, niega su intromisión, simulando respeto a las instituciones autónomas y por otro las agrede, chantajea e intimida. Mientras, de manera anticipada, utiliza cantidades multimillonarias de dinero, que arrebata a los sectores productivos, mediante impuestos, para destinar a la manipulación de la voluntad popular, garantizando a los candidatos de su partido granjas de votos sometidos.

 Herrera enfrentará también el prestigio (irónicamente) de un presidente de la república con sorprendentes niveles de aceptación y, en contra parte, tendrá que soportar la carga de un gobierno estatal (aliado), socialmente reprobado. Pero, sobre todo, el revestimiento de “héroe” de Raúl Morón al ser restituido en sus derechos constitucionales para ser votado, con la devolución de la candidatura, luego de haber sido convertido en mártir.

 Aunque son muchos los obstáculos que Herrera Tello tendrá que sortear y que se traducen en un 6 % de desventaja, él cuenta con herramientas que, si usa de manera adecuada, contribuirán a conquistar la victoria electoral. La primera, se trata de un sujeto inteligente, cualidad que le permitirá identificar las fortalezas y debilidades de los adversarios, saber con quienes establecer pactos y alianzas, y entender que nadie debe ser excluido, ni minimizado. Para ello cuenta con el apoyo de un calificado operador político en Silvano Aureoles Conejo, líder del proyecto que representa, y con los recursos del estado.

 Un excelente aliado, podría ser Cristóbal Arias Solís, candidato de Fuerza por México, quien ha alcanzado el tercer lugar en las preferencias ciudadanas, con un puntaje de aceptación del 7 al 9% (Herrera ha alcanzado alrededor del 37% y Morón 43%. Lo que significa que, con un 4 o 6% que Arias Solís pudiese aportar a la coalición PRI-PAN-PRD -porque no todos sus simpatizantes lo seguirían, por obvias razones, como tampoco lo siguieron apoyando la mayoría que simpatizaba con él en Morena-.

 Pero con ese 4 o 6% Herrera tendría para acercarse a la victoria en las urnas. Triunfo que se ratificaría con la suma del candidato del Partido Verde, Juan Antonio Magaña de la Mora, de Mercedes Calderón de Movimiento Ciudadano y algunos liderazgos de Morena insatisfechos con el proceso electivo interno, que a todas luces se ha demostrado se trató de una farsa, que lastimó a quienes han confiado en la alardeada vocación “transformadora” y “democratizadora” de dicho partido político en el poder, que engañó a su militancia con la supuesta aplicación de una encuesta, que jamás practicó, para seleccionar candidatos a cargos de elección popular, quienes fueron impuestos de una manera inconcebible, por torpe y vulgar.

                                    CANDIDATURAS EN ZITÁCUARO y LA REGIÓN

 A través de procesos viciados de origen y fraudulentos para los aspirantes, que han quedado excluido y con “resignación” han aceptado la farsa, demostrando la mayoría de ellos que jamás han sido inspirados por firmes convicciones democráticas y justicieras, si no por la conveniencia y el interés insano de acceder al poder, por el poder mismo. Pues se han quedado ciegos, mudos y locos, ante los engaños de los dueños del partido. Ante ese desalentador panorama, Morena ha designado candidatos en la región oriente y tierra caliente, imponiendo como sus abanderados (as) a personas que ni siquiera se inscribieron para participar en la “encuesta”.

 En algunos municipios, como Tuzantla, Susupuato y Benito Juárez, las designaciones recayeron en las esposas y en una hija de aspirantes. En Zitácuaro, después de duros jaloneos y amagos de renunciar a la candidatura, finalmente Rosa María Salinas Téllez fue registrada ante el órgano electoral, ignorándose la identidad de los integrantes de su planilla.

 En Aporo, la candidata es Angélica Santamaría Ocaña; Angangueo, Hilda Domínguez García (alcaldesa en funciones por el PT y esposa de Roberto Arriaga Colín qepd); Ocampo, Leticia Arriaga Domínguez, hija de la alcaldesa de Angangueo y sustituye en el cargo a Roberto Arriaga (PT); Hidalgo, José Luis Téllez Marín; San Lucas, Dayla Areli Avellaneda Valdez; Huetamo, Rogelio Portillo Jaramillo; Maravatío, Mario Pérez Flores; Tuxpan, Domingo Mora Cuevas; Senguio, María Alejandra Vanegas Ríos; Irimbo, Norma Santillán Miranda; Jungapeo, Norma Angélica Yáñez Sierra; Tiquicheo, Isidro Rosas Alcaraz.

 La mayoría de las candidaturas en la región fueron propuestas por el PT e impuestas por Morena a su militancia, incluidas las encabezadas por Mary Carmen Bernal Martínez a diputada federal y la de Juan Carlos Orihuela Tello, a diputado local.

En la coalición PRI-PAN-PRD, los candidatos son:

Juan Antonio Ixtlahuac Orihuela, candidato a presidente municipal, a quien le impusieron una pesada carga en la designación de su planilla, algunos desconocidos, que poco o nada aportan y, los conocidos, lo son por nefastos. Empezando por la sindicatura, donde repite Mirna Merlos Ayón, quien lleva como suplente a su hermana; como primer regidor Aldo Argueta, quien también repite, a pesar de su gris desempeño, quitando la oportunidad a personajes que sí podrían contribuir con liderazgo y prestigio, como el dirigente de la CNC, Jaime Sereno y el líder empresarial Leopoldo Martínez Morales.

 En la segunda posición como regidora repite Erika Karina Alvarado; en la tercera, Ulises Romero Hernández; la cuarta, es la única posición que se le dejó a Ixtlahuac, se ignora quien la ocupe; quinta, Álvaro Ferrer García, propuesta del PRD, se ignora su trayectoria; sexta regiduría, Tania Campos López, en el apellido lleva la penitencia, propuesta del PRI; y séptima, Sidney Ricardo Santana Pérez, del PAN, también desconocido en el ámbito político.

 La candidata a diputada local, es Gloria Tapia Reyes, dirigente de las mujeres priistas en Zitácuaro, dama de talacha, con méritos de sobra para representar con dignidad a su partido.

 El candidato a diputado federal es Octavio Ocampo Córdova, cuyo equipo político tuvo la certeza de designar como su suplente a Alberto Hope Gómez, de los cuadros políticos jóvenes que más aportan al proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *