SINOPSIS POLITICA

                                                                            SINOPSIS POLITICA

                                                               Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                                                             FALSO OPTIMISMO EN MORENA

 No hay nada más común en política, que la mentira y la simulación. Cuando a un político, candidato o dirigente partidista, le está yendo mal, finge y alardea que todo está excelente y marcha de maravilla. Por ello, se debe interpretar lo contrario a lo que se afirma, cuando la declaración o el mensaje proviene de integrantes de la clase política. Y siempre esperar de ellos lo peor, para no ser sorprendidos con alguna decepción o desilusión y termine uno todo frustrado.

 El 19 de octubre, del año pasado (2020), el PRI arrasó en Coahuila e Hidalgo, estados en los que dos años antes Morena con AMLO se había llevado “carro completo”. Hasta hace un mes, algunos sondeos de opinión indicaban que el “tsunami” Morena no se volvería a repetir y que, de las 15 gubernaturas en disputa el 6 de junio, el partido del presidente de la república podría quedarse con 7 u 8. Aun así, podría ser el partido más votado de México, pero no se repetirá el fenómeno del 2018 con AMLO, cuando se emitió un voto masivo por ese partido.

 Uno de los factores que definirán los resultados electorales es la popularidad de AMLO, que ya no es tan alta como hace casi tres años, al contrario, en algunas entidades federativas es precisamente el presidente de la república y su gobierno quienes representan una carga para el partido. Pero también influirá el desempeño de los gobiernos locales (gobernadores y presidentes municipales).

 Sin embargo, es más notorio el daño que AMLO está ocasionando a la nación, aunque el grueso del electorado se resista a aceptarlo y trate de negar esa realidad: lo que antes se consideró un peligro, hoy se ha convertido en un criminal perjuicio colectivo.

 Para corroborar lo afirmado, nada más hay que comparar los escándalos más grandes en los que se vieron involucrados los antecesores de López Obrador, con los de este, y que contribuyeron en el éxito electoral del actual presidente de la república; para ello, presento a continuación un resumen de lo considerado más grave:

De Felipe Calderón Hinojosa, el incendio en la guardería ABC, donde se vieron involucrados familiares de su esposa.

La declaración de guerra al crimen organizado.

Vestirse ridículamente de verde olivo, imitando a un soldado, con una camisola de mayor tamaño a su estatura.

Enrique Peña Nieto, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, asesinados por los Abarca, personajes políticos vinculados estrechamente a Andrés Manuel López Obrador.

AMLO, en sus primeros casi tres años de gobierno:

 Desabasto de medicamento del cuadro básico.

Abandono total a menores de edad con cáncer.

Explosión de ducto de PEMEX en el estado de Hidalgo, dónde mueren más de 133 personas.

Masacre contra integrantes de la familia LeBaron, asesinaron a nueve mujeres y niños.

Pésimo manejo epidemiológico contra el Covid 19 provoca contagios masivos a nivel nacional, afectando a 130 millones de mexicanos.

El gobierno federal ordena inundaciones masivas en Tabasco, para no afectar el proyecto de “Dos Bocas”.

Explota ducto de PEMEX en Poza Rica Veracruz, oficialmente 5 muertos.

Incendio ocasionado por la CFE en Tamaulipas provoca apagón que afectó a más de 10 millones de personas.

Explota ducto de PEMEX en San Juan del Río, Querétaro.

Explota refinería en Minatitlán, Veracruz.

Explota el centro de control del metro de la CDMX.

Pésimo manejo epidemiológico contra el Covid 19 provocó más de 210 mil muertes, de las cuales 190 mil se pudieron haber salvado, según declaraciones de la OMS. Las cifras reales podrían ser cuatro veces superiores a las reportadas.

Se derrumba la línea 12 del metro, símbolo emblemático de Morena….

Y apenas van tres años…

 Pero lo más delicado, es el incumplimiento de sus principales promesas de campaña, el combate a la corrupción y convertir en agricultores a los integrantes del crimen organizado, que cambiarían las armas por tractores: “Desde el primer día de mi gobierno, no al mes, desde el primer día, los narcos cambiarán las armas por tractores y se convertirán en gente de bien, ¡Se los juro!” Prometía el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador.

 Hoy, a tres años de promesas y a más de dos en el gobierno, no existe corrupto alguno preso y ese ofrecimiento ha sido olvidado. En tanto el crimen organizado, producto de esa corrupción, crece y se fortalece, mientras se multiplican los asesinatos, extorsiones y desapariciones, y el líder de la nación amaga exterminarlos con abrazos.

Sin embargo, lo anterior no es lo más grave, lo verdaderamente catastrófico, es la actitud pusilánime del presidente de la república y sus previsibles despropósitos dictatoriales. Pero, aun así, inexplicablemente, continúa siendo el presidente popularmente más aceptado en la historia contemporánea de México. A pesar que su fracaso se demuestra en situaciones simples y comunes, como el incremento en el precio de las gasolinas, aunque justifique que los pobres no usan carros… y como él es demócrata y agarra parejo, para que nadie se sienta, también aumentó la tortilla. Esa sí la consumen hasta lo pobres.

 Por eso el deber de emitir un voto razonado, reflexionado, a favor de quien se quiera, pero bien meditado, pensando en las consecuencias de nuestra responsabilidad cívica. No hacerlo por la simpatía de una figura estilizada, un discurso seductor y gestos amables, si no siendo conscientes de generar equilibrio ante los excesos y evitar la concentración de poder, que podría degenerar en un régimen absolutista.

 Insisto, el sufragio debe ser meditado, pensando en el interés colectivo, antes que en los privilegios personales. Principalmente entendiendo que a los políticos (candidatos, dueños, dirigentes y administradores de partidos, así como sus operadores), se les paga por hacer su trabajo de “persuadir” a los votantes con mentiras y engaños, dibujando un municipio, estado y país que solo existe en su imaginación. Además, tenemos el deber de escudriñar meticulosamente sus conductas, sus promesas deben tomarse con reserva, no creer totalmente y cuestionar todo. Si se teme hacerlo directamente, porque la mayoría de ellos traen acuerdos con grupos de innombrables, que el cuestionamiento sea para sí mismos, como elemento de reflexión y decisión.

 La población no debe dejarse engañar por los candidatos y sus colaboradores, esa es su labor, embobar con mentiras, para manipular y arrebatar los votos. La inmensa mayoría son iguales y las mentiras las mismas, aunque expresadas de diferente manera.

                                          IXTLÁHUAC CON VENTAJA A LA PRESIDENCIA DE ZITÁCUARO

No es necesario practicar una encuesta para percibir quien lleva ventaja en el presente proceso electoral rumbo a la presidencia de Zitácuaro, basta con observar, sondear y tomar algunas lecturas que arrojan los eventos masivos realizados.

Por ejemplo, durante su arranque de campaña, Juan Antonio Ixtláhuac, por sí solo y con el apoyo de los liderazgos que le son afines, sin el respaldo de los demás candidatos de la alianza PRI, PAN y PRD, logró una importante concentración de simpatizantes en el estacionamiento de la feria, donde logró abarrotar un lugar al aire libre, que puede resultar engañoso con las cuestiones ópticas y de discernimiento, contrario a lo que sucede en reuniones llevadas a cabo en lugares cerrados o calles, máxime si se cubre el espacio con sillas y otros objetos, que dan la idea de una concentración mayor, como sucedió en el evento de Morena, durante la visita de Alfredo Ramírez Bedolla, candidato de dicho partido al gobierno de Michoacán.

 Si comparamos las concentraciones de Alfredo Ramírez Bedolla con la de Ixtláhuac, es amplia la diferencia a favor del candidato a presidente de Zitácuaro, quien consiguió juntar alrededor de tres mil personas en un evento municipal, en tanto el candidato a gobernador apenas reunió alrededor de mil quinientas, en una concentración de carácter regional.

Pero, ¿Qué falló en el evento de Bedolla?

 Primero, que toda la chamba se la dejaron a Rosa María Salinas, candidata a presidenta municipal. Fue su equipo de campaña el que convocó a la mayoría de asistentes, pero los del PT, hábiles, como son sus dirigentes, se montaron en el trabajo de Rosa Salinas y su equipo. Todos los demás simularon, hasta las y los candidatos de los municipios cercanos, que ni siquiera a los integrantes de sus planillas convocaron y llegaron solas y solos, algunas acompañadas con cajas de guayabas, pero sin adeptos.

 Y los anterior se reflejó en el evento, pues fue la candidata a presidenta municipal de Zitácuaro la más aplaudida. Mientras que el priista, Juan Carlos Orihuela Tello, el menos ovacionado.

 Lo rescatable, fue la adhesión de Elías Ibarra Torres a la candidatura de Alfredo Ramírez. Suceso que no es bien visto por los Morenos, que son recelosos con la incorporación de buenos cuadros, ya que en su subconsciente creen que les arrebatarán lo que todavía no tienen, pues Ibarra es de lo mejor que el PRD ha tenido en Michoacán, un hombre leal, profesionista destacado y político humanista, por algo ha sido dos veces presidente municipal de Huetamo y diputado local, así como uno de los mejores secretarios de salud en el estado.

                                      DURO GOLPE AL PERREDISMO LA SALIDA DE IBARRA TORRES

 Por cierto, la salida de Elías Ibarra del PRD, para emigrar a Morena, ha cimbrado el poderío del Sol Azteca en Huetamo, su columna vertebral (pues su corazón lo tiene en Zitácuaro), región de donde es nativo el gobernador del estado y lugar que ha sido gobernado por sus hermanos, cuyo liderazgo o cacicazgo está en riesgo y de paso afecta el triunfo del consanguíneo del mandatario que busca la diputación local y de otro de sus pupilos, Octavio Ocampo Córdoba, que pretende una curul en la legislatura federal por el distrito de Zitácuaro, quien además ha agravado su situación al conflictuarse y dividir a su partido en su propia tierra: Tuzantla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *