SINOPSIS POLITICA

                                                                               SINOPSIS POLITICA

                                                                    Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                                                                             AMLO CONFUNDIDO

 Algo anda mal con el más aceptado y legitimado presidente que nuestra nación ha tenido, pues algunas de sus declaraciones, acciones y omisiones no corresponden ya a los altos anhelos colectivos. Tal vez lo tengan engañado con mentiras, confundido con desinformación o él sea un experimentado simulador. Lo cierto, es que, durante los últimos meses, mucho de lo que afirma, luego la realidad se le espeta en el rostro contradiciéndolo de manera enérgica. Pero él sigue sin inmutarse, se sostiene en su dicho y sin castigar a los responsables. Y no se trata de casos aislados, ni mucho menos de temas irrelevantes para la seguridad, estabilidad y gobernabilidad.

 Hace unos días el primer mandatario manifestó que, una vez concluidas las elecciones del 6 de junio, el país se encontraba en calma, “hay gobernabilidad, tranquilidad y seguridad, ya no se permite la corrupción, ni la impunidad…” y a partir del día siguiente de dicha declaración se sucedieron una serie de cinco masacres colectivas, que ascendió 57 asesinados, en menos de una semana.

Reitera que todo marcha bien, cimentándose el desarrollo, pero no hay medicinas, ni tratamientos oncológicos para enfermos de cáncer, incluyendo niños, y cuando los padres se manifiestan exigiendo ser atendidos, se les acusa de “golpistas” y sus hijos enfermos parte de un complot internacional, una campaña de los grupos de la ultra derecha internacional para desestabilizar a la 4T. Se acusa a los pacientes, pero no se les resuelve. Mientras 500 millones de pesos se destinan en la realización de una consulta popular para enjuiciar a los ex presidentes de México, misma que jurídicamente resulta innecesaria y en ciertos casos por la dilación, las acciones legales han prescrito.

 Se le ha dicho al señor presidente que el crimen organizado se infiltró en el proceso electoral y el 6 de junio impuso su voluntad, acompañada con la designación de muchos de los nuevos representantes en los diversos cargos de elección popular. Crisis que se agrava con acusaciones directas de periodistas y comentaristas internacionales, que aseveran que Washington percibe al gobierno mexicano como un promotor consciente de la delincuencia organizada, que los resultados electorales del pasado 6 de junio son las pruebas que necesitaban la CIA y la DEA para confirmar que la 4T busca apuntalar su poder con el dinero y las armas del crimen trasnacional.

 Pues -aseguran- Morena, con el voto narco va a gobernar los puertos del pacifico, que utilizan los cárteles para importar droga a EU. Imputándosele ser un jefe de estado que tiene ligas con asesinos, secuestradores y descuartizadores.

 Desafortunadamente para el presidente de México y sus asesores, en esos días realizó una gira a la costa del estado de Guerrero y al pasar por la población de Marquelia, al lado de la carretera se encontraba, a menos de tres metros a su paso, un hombre armado con un fusil de asalto. Cuya presencia no inmutó a nadie, ni al equipo de seguridad del mandatario, ni a este mismo, como si la presencia de hombre armados ajenos a las corporaciones oficiales de seguridad, fuese común cerca de ellos o estuviesen acordadas. La imagen circuló miles de veces en redes sociales, con todo tipo de comentarios.

                                                                   SILVANO Vs AMLO

 Como parte de la inconformidad post electoral, frente a los resultados adversos, influidos por la intervención flagrante de grupos armados en los comicios del 6 de junio, Silvano Aureoles denunció públicamente la intromisión del crimen organizado en las elecciones de Michoacán, acusando a Morena de partido narco, que intenta convertir a esta entidad federativa en un narco estado. Señalando directamente a los ex gobernadores Leonel Godoy Rangel y Jesús Reyna García.

 Ante las aseveraciones en contra de su partido, el presidente de la república le exigió pruebas al mandatario michoacano. Quien, ni tardo ni perezoso, aprovechó que el presidente de la república se “enganchara”, pues a Aureoles le urgían los reflectores y una coartada contra una posible futura persecución. Así que acudió a palacio nacional con folder en mano, de las presuntas pruebas de su dicho. Seguramente sabiendo de antemano que López Obrador no lo recibiría, pues su carácter egocéntrico y obcecado no le permite actuar con la prudencia de un hombre de estado, menos con diplomacia ante los opositores, así sean representantes de poderes también. Pero Silvano utilizó los reflectores de la “mañanera”, que era lo que el presidente no quería -así lo manifestó de manera textual-.

 El presidente bateó al portador de las pruebas que él mismo había requerido, de la supuesta participación activa del crimen organizado en las elecciones de Michoacán, argumentando que se trata de un asunto electoral que deben resolver las instancias respectivas, como el INE o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, o en su caso, de existir algún delito, se acuda a la Fiscalía correspondiente.

 Y tiene razón, en parte, él no es la instancia para resolver en materia electoral, aunque cuando conviene a sus intereses personales lo ha hecho. Sin embargo, el asunto de la participación del crimen organizado en el proceso y jornada electorales del 6 de junio es un asunto de seguridad nacional y fue el propio mandatario nacional quien requirió las evidencias. Mismas que rechazó tajantemente, por lo que también ha sido objeto de mofa, pues hay quienes recomendaron a Silvano que las haga llegar a través de la mamá del Chapo Guzmán.

 Y no están errados los que sugieren dicha mediación de la mamá del capo, recordemos que el hijo del Chapo -Ovidio- puso de rodillas a las fuerzas armadas del país y ultrajó a las mismas instituciones de la república, representadas por López Obrador, quien de manera solícita a los pocos días de la humillación nacional atendió de manera diligente a la mamá del líder narco, pero se negó a hacerlo con un representante popular, para recibirle pruebas de las atrocidades que suceden en Michoacán, con los grupos que se niega a combatir por la vía de la aplicación de la ley.

 En lo personal considero que el presidente debe rectificar, antes que la descomposición sea irreversible y el hartazgo insoportable, antes que sea considerado un senil demencial y se requiera a organismos internacionales le someta a estudios mentales, pues sus actitudes no corresponden al razonamiento, no coordina sus acciones ni sus pensamientos y ello también resulta peligroso para la seguridad de la república.

 Independientemente de las burlas de que fue objeto el gobernador michoacano y de la inmensa cantidad de “memes” despectivos que le dedicaron, Aureoles logró su cometido: proyección, propaganda, la mayoría negativa, pero publicidad al fin. Lo subieron al ring y los seres humanos inteligentes escogen a sus adversarios o enemigos, para estar a su nivel, y a Aureoles lo jalaron hasta allá. Hoy podría estar al tú por tú con el presidente y para que de ahí lo bajen, ni con la cárcel.

 Tan sencillo que era para el presidente “desactivar” a Silvano, viéndolo como a él le gusta ver a los que disienten: como un adversario, no como su homólogo mandatario, sin respetar la investidura de un representante popular, pues López Obrador de repente no respeta ni la propia. Con dedicarle unos minutos para tomar los documentos y firmar de recibido bastaba, sin emplear más tiempo del que a veces utiliza para articular alguna frase.

                                             PARA QUIEN LAS POSICIONES EN EL AYUNTAMIENTO

 Pero bueno… mientras el líder del grupo que todavía gobierna Michoacán libra batallas en otras latitudes, su equipo debe permanecer unido y activo, enfocado en el fortalecimiento, a través de resultados tangibles a la población en los municipios en los que serán gobierno, como es el caso de Zitácuaro, dónde la alianza PRI, PAN, PRD y Juan Antonio Ixtláhuac lograron la mayoría de sufragios.

 El futuro gobierno municipal de Zitácuaro, la Fiscalía General del Estado y algunas diputaciones locales, son los espacios de poder más importantes que le quedarán al equipo gobernante, en caso de declararse improcedentes las impugnaciones en contra de Morena, en la candidatura al gobierno del estado. En tal sentido, Zitácuaro y el gobierno municipal representarán especial relevancia, particularmente por tratarse de la tierra adoptiva de los principales líderes del grupo y el lugar de proyección de sus aspiraciones; por lo que, el trabajo que aquí se realice será una de las primordiales cartas de presentación para el equipo y los proyectos futuros.

 Aunado a lo anterior, también es del dominio público la aptitud de Juan Antonio Ixtláhuac como candidato, lo que significa que no se estancará en una alcaldía, sino que buscará la manera de trascender como presidente municipal y aspirar a espacios de mayor responsabilidad y predominio.

 Por ello, estará obligado a realizar un trabajo impecable e incuestionable, creativo, inteligente e innovador, para lo cual deberá seleccionar a las mujeres y hombres más talentosos del municipio, además de leales, para integrarlos en su gabinete como servidores públicos. Además de calmar las ansias de algunos de los que integrarán el cabildo, cómo ciertos regidores, regidoras y la Sindica, quién jamás se ha caracterizado por leal, más que a sus ambiciones particulares. Tampoco ha sido moderada en sus ansias de poder, de tal manera que como su suplente en la Sindicatura impuso a su propia hermana y algunas decenas de “asesores” en la administración saliente, que deberían ser investigados, por los supuestos regidores de oposición (Morena -PT).

 Son muchos los buitres que, desde ya, andan merodeando los recursos financieros del municipio, buscando ser contratados como funcionarios públicos o pretendiendo convertirse en proveedores. La mayoría “vendiendo” un liderazgo que jamás han tenido o ya se les disolvió, otros un trabajo que jamás realizaron, pues se dedicaron a simular, a robarse el dinero que se les dio para operar, jugar con dos (o hasta tres bandos), pero ahora pretenden ser compensados, a pesar de tratarse de sujetos incompetentes, desleales y simuladores.

 Afortunadamente las matemáticas son exactas y los resultados electorales resultan reveladores: Para la presidencia municipal el PAN apenas logró aportar 4054 votos, el PRD 6270 y el PRI casi el doble que el PRD: 12, 260. Lo que significa que el “ejército” de operadores del Sol Azteca, la mayoría en la nómina del gobierno municipal o estatal, así como sus decenas de funcionarios, no trabajaron, ni aportaron los resultados que alardeaban lograrían. Eliminando de tajo la oportunidad de ser incorporados o recontratados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *