SINOPSIS POLITICA

                                                                            SINOPSIS POLITICA

                                                                Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                             IXTLÁHUAC ARROPADO POR POLITICOS DEL ESTADO DE MÉXICO

 Desconozco que personajes de la política nacional acompañaron a Alfonso Martínez Alcázar en su toma de posesión como presidente municipal de Morelia (por segunda ocasión), pero al menos en la región oriente, la ceremonia de protesta como alcalde de Juan Antonio Ixtláhuac fue de las más “vistosas”, por la presencia de políticos que, en su momento, trascendieron a nivel nacional, cómo los ex gobernadores del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, uno de los hacedores e impulsores del ex presidente de la república Enrique Peña Nieto, así como otro de los referentes del priismo nacional, César Camacho Quiroz. Quienes acudieron a Zitácuaro para arropar con su presencia al joven político, dando muestras de amistad cercana con el nuevo alcalde (que lo es por segunda ocasión).

 Estuvo presente también el impugnado gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla. Lo que resulta significativo para Zitácuaro, que se estrechen relaciones entre los poderes. Pero, sobre todo, que se traduzcan en beneficios reales, tangibles, para los gobernados, en caso de que Ramírez Bedolla logre superar el bautizado como “recurso madre”. Al respecto no importa la facción o grupo político al que se pertenezca, pues la lealtad a los aliados se reflejará con los resultados a favor de la población, que permitan fortalecer el liderazgo de los gobernantes y sus impulsores.

 Presente estuvo, además, el Senador Antonio García Conejo, hermano del gobernador en funciones. Los grandes ausentes fueron precisamente Silvano Aureoles Conejo y Carlos Herrera Tello, lo que generó suspicacias, por tratarse Zitácuaro de la tierra adoptiva e impulsora políticamente del aun gobernador y pueblo nativo del aspirante a sucederlo. Municipio gobernado por ambos.

 Tampoco acudieron ex gobernadores de Michoacán, ni siquiera el zitacuarense Víctor Manuel Tinoco Rubí. Pero sí el tío de Toño, J. Ascensión Orihuela, que más le ayuda si conserva su distancia, pues su retoño ya anda tratando de vender “espejitos” al gobernador electo, con supuestos asuntos de agronegocios… ellos nunca pierden, más tratándose de dinero, pues la acumulación de fortuna económica para ellos no está peleada con la lealtad partidista, nada más con los valores éticos, el honor y la dignidad.

                                                              PRESIONES EN EL GABINETE

 Algunos grupos políticos, de los diversos partidos (PRI, PAN, PRD, incluso de Morena y PT), empezarán a presionar, o ya lo están haciendo, para incrustarse o “clavar” a su gente dentro de la administración pública de Zitácuaro.

 Principalmente son los del PRD los que se han adelantado, tratando de “convencer” a Ixtláhuac para que los recontrate o incorpore a la nómina, bajo el argumento de haber contribuido en su campaña, aportando miles de votos.

 Al respecto, es pertinente precisar que el PRD es el partido político de la alianza que menos sufragios logró para sus candidatos, lo que significa que sus funcionarios (del gobierno estatal y municipal), dirigentes y operadores no trabajaron, no hicieron la parte que les correspondía. Otros simularon hacerlo y algunos “bajo la mesa” les dieron la espalda o de plano pactaron con los contrarios. Por eso el PRD apenas alcanzó los 6 mil 270 sufragios en Zitácuaro, descendiendo al segundo sitio entre los partidos de la alianza, donde el PRI ocupó el primer lugar en la conquista de votos 12, 260 y el PAN el tercero, con 4054 votos.

 A pesar de que los tres partidos políticos (PRI, PAN y PRD) impusieron a la totalidad de la planilla, incrustando en ella a personas nefastas, que, con el transcurso del tiempo, confirmarán lo que se está afirmando. A Ixtláhuac nada más le dejaron un espacio en las regidurías, además del suyo como presidente (obviamente). Aun así, los “líderes”, dueños y “jefes” de los partidos políticos no contribuyeron en la cosecha de votos, como se esperaba. Algunos se echaron a la hamaca y esperaron que el candidato hiciera lo conducente y hoy, ante la repartición del pastel quieren más tajadas, no les basta tener la totalidad del Cabildo, donde sus enviados ya dieron muestra de incompetencia y voracidad.

 Es falso que los llamados referentes hayan aportado lo suficiente como para exigir posiciones, menos lo hicieron los supuestos “lideres” que de ellos dependen, ni sus acéfalas estructuras, que sólo se han dedicado a sangrar a los candidatos y gobiernos. Hay algunos vividores que andan exigiendo ser nombrados funcionarios o continuar como tales, afirmando ser lideres, tener gente que votó por Ixtláhuac.

 Si lo que afirman es verdad, entonces ¿Cuál fue la contribución del gobernador Silvano, de Adrián López Solís, Antonio García Conejo, de Carlos Herrera y del propio Juan Antonio Ixtláhuac y su planilla? De esos 6 ml votos ¿Cuántos conquistó o aportó cada uno de los mencionados y cuantos los que andan persiguiendo huesos? Y, ¿Con quién acordó Antonio Ixtláhuac? ¿Con los que están presionando o con sus jefes? ¿Ante quien debe corresponder?

 Lo anterior no significa que el presidente municipal este exento de compromisos con quiénes le brindaron la oportunidad de ser candidato y lo apoyaron, pero de ninguna manera son algunos de los insaciables que, durante seis años o más, han estado lucrando con la cercanía que han alardeado tener con los mandos, sorbiendo en una o más dependencias, en ocasiones desempeñando el cargo, otras como “asesores” o como vulgares “aviadores”, que nada más se presentaban a cobrar, sin devengar el salario y así quieren seguir, aunque no se hayan ganado el derecho.

                                        NO DEBE REPETIRSE LO QUE SUCEDIÓ EL 6 DE JUNIO

 Todas las instancias jurídicas y Tribunales han avalado el resultado electoral del 6 de junio y ratificado la victoria en las urnas de Alfredo Ramírez Bedolla, situación que ha sido difundida por el equipo del gobernador electo, más con el propósito de confundir a la población, que con el fin de informar de manera objetiva y transparente.

 Han intentado hacer creer que ya se agotaron todos los recursos legales y que Ramírez Bedolla obtuvo el triunfo electoral y legal de manera inobjetable. Lo cual es falso, “de toda falsedad”, como dirían los bogados en el pasado. Lo cierto, es que todavía falta la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respecto al llamado “recurso madre”, cuyo veredicto sí será inapelable.

 Dicho fallo, del TEPJF, podría utilizarse como moneda de cambio para congraciarse, pactar, acordar o como revancha, con el poder ejecutivo federal, concretamente con el presidente de la república, que se ha dedicado a fustigar tanto al INE, como al Poder Judicial Federal. Luego entonces, se teme que la sentencia no se apegue a los principios de democracia y justicia. Por lo que, la duda respecto a la equidad en el proceso y jornada electoral permanecerá vigente y esa incertidumbre generará ilegitimidad al gobernante electo. Sobre todo, por haberse tolerado la intromisión de los poderes fácticos. Aun cuando estos no hayan influido lo suficiente en el resultado electoral general y a pesar de no ser causal de nulidad dicha injerencia. La que no debe repetirse jamás en nuestro estado, menos ser consentida por un gobierno que fanfarronea ser transformador.

 Todo apunta a que Alfredo Ramírez Bedolla sea ratificado como gobernador, a pesar de las inconsistencias, algunas graves e inexplicables. Por ejemplo, no se explica, entre otras “fragilidades”, que la alianza PRI-PAN y PRD haya ganado, con mucho, más distritos electorales federales y no la gubernatura.

 Para tener una idea más precisa, les comparto la siguiente información:

De los doce distritos electorales federales en disputa, la alianza PRI-PAN-PRD ganó 8 y Morena-PT 4. Es decir, la triple alianza en Michoacán conquistó el doble de escaños en la Cámara de Diputados, pero perdió la gubernatura. Incluso, en algunos municipios Carlos Herrera conquistó más votos que los candidatos a diputados federales y que los presidentes municipales ganadores.

Las diputaciones federales quedaron distribuidas de la siguiente manera:

El PAN ganó 4 de mayoría (y dos plurinominales)

El PRI dos de mayoría (y una plurinominal)

El PRD dos de mayoría (y una plurinominal)

El PT dos de mayoría (y un plurinominal, el dueño del partido en Michoacán, el zacatecano Reginaldo Sandoval, que sigue los pasos de su amo, Alberto Anaya, que durante más de 20 años ininterrumpidos fue “representante popular”, de Senador brincaba a diputado y a la inversa).

MORENA dos diputados de mayoría (y tres plurinominales).

 Lo anterior demostraría que Herrera ganó la campaña, pero su equipo de abogados y las direcciones nacionales de los partidos, no deberían dejar ir la elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *