SINOPSIS POLITICA

                                                                                    SINOPSIS POLITICA

                                                                           Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

                                                                 MAL INICIO DEL GOBIERNO DE ZITÁCUARO

 En edición anterior se sugirió que el gobierno de Zitácuaro debía ejercerse con eficacia, honestidad y transparencia, para que los resultados fueran impecables y con ello se consolidara el proyecto político de su titular, de trascender más allá de la jurisdicción local y concretar sus aspiraciones de acceder espacios de mayor responsabilidad social. Para lograrlo, el primer paso sería integrar un gabinete con los ciudadanos más talentosos del municipio, leales, particularmente con la población a la que están obligados a servir, aportando resultados positivos en las áreas asignadas… pero, principalmente escrupulosos en el cuidado de los bienes ajenos entregados para su custodia y correcta administración, evitando en todo momento un posible “conflicto de intereses”.

 Sin embargo, ya han surgido las primeras “inconsistencias”, que podrían obstruir el buen ejercicio administrativo y afectar negativamente la imagen del gobierno y de sus integrantes. Un equívoco del alcalde Juan Antonio Ixtláhuac, podría consistir en depositar su confianza y dotar de poder a personas que en otro momento han demostrado ser poco leales y probas, que se han evidenciado por acumular bienes materiales, en lugar de vigilar, fiscalizar y denunciar las arbitrariedades, procurando bienestar a sus representados.

 Por ejemplo, en la repartición de espacios en el gabinete, son dos los grupos que más resultaron favorecidos:

  1. – El del PAN, que comanda la Sindica Mirna Merlos Ayón, a quien le dejarían la Dirección de Ingresos Públicos Municipales, para que repita el ex Secretario del Ayuntamiento con Juan Carlos Campos Ponce y ex Director de Ingresos en los últimos años de gobierno del PRD, también a propuesta de Merlos Ayón, Sergio Rafael Estrada Contreras.
  •  Se designó así mismo al cónyuge de la Sindica la titularidad del departamento jurídico del ayuntamiento que, por tratarse del esposo de la responsable del patrimonio municipal y auxiliar del Ministerio Público, entre otras funciones y acciones legales, en las que se podría estar incurriendo en “conflicto de interés” y nepotismo, por tratarse de la superior jerárquica y esposa del citado empleado municipal.
  • Se le aceptó también a la Sindica la imposición en la nómina municipal de seis abogados que desde la administración anterior ya venían cobrando en el ayuntamiento por operar políticamente para ella y su marido. Entre los aludidos se encuentra la pareja de uno de los lideres de Morena en la región.
  • Además, Mirna había impuesto ya a un colaborador suyo en la planilla de regidores y se cree que el sub director de obras públicas es también propuesta suya.

B). – Otro grupo que está siendo investido de poder, indebidamente, es el que encabeza el ex director de obras públicas durante el gobierno presidido por Juan Carlos Campos Ponce, Joaquín Campos López, a través de su hermana Tania (regidora). A este grupo se adjudica la propuesta del Director de Obras Públicas, al que primero infiltrarían para realizar modificaciones arquitectónicas en la casa de un familiar directo del presidente municipal, relación que también podría derivar en conflicto de interés (si se llegase a demostrar).

Jurídicamente, un conflicto de interés surge cuando un servidor público, o particular que desempeña una función pública, es influenciado en la realización de su trabajo por consideraciones personales.

– Tal es el poder de Joaquín Campos en el gobierno de Zitácuaro, que una sobrina suya y de su hermana regidora, es la titular de la Dirección de Desarrollo Social, una de las áreas más sensibles del gobierno, de mayor operatividad y proyección.    

-Así mismo, su hermana, la regidora, ha sido incluida en la Comisión de Desarrollo y Obras Públicas del Cabildo, donde también se podría estar incurriendo en conflicto de interés, ya que la dama es socia y propietaria de empresas dedicadas a la construcción en el municipio, en el que han sido beneficiados con la adjudicación de obras.

                       SEGURIDAD PÚBLICA, LA DEBILIDAD MÁS GRANDE DEL GOBIERNO MUNICIPAL

 En el presente, frente al caos que generan la inseguridad y violencia, producto de la descomposición moral de la sociedad y la putrefacción creciente en el quehacer político, las Secretarías y Direcciones de Seguridad Pública se convierten en los espacios más peligrosos y demandantes en el servicio público.

 Si bien es cierto que, en el caso de los municipios, como Zitácuaro, el combate a las organizaciones delictivas es competencia de otras instancias, también es verdad la obligación que tienen de proteger la integridad física y patrimonial de los gobernados del municipio, por lo que deben realizar acciones “preventivas” para lograr dicho objetivo. Además, de todas las corporaciones policiacas, la municipal es la que más personal humano tiene. 

 El problema de las policías municipales (y de todos los niveles), es la descomposición e impericia de los mandos, que permiten que la corrupción e ineptitud infiltre a sus elementos. En Zitácuaro es común que los elementos no acudan a los llamados de auxilio de la población que lo solicita, ni siquiera a la activación de los llamados “botones de pánico” (ambas me constan personalmente). Además, son constantes las acusaciones en el sentido de que los policías dirigen la vista hacía otro lado cuando se encuentran de frente con algún grupo armado, toman dirección contraria al lugar en el que se suscita algún enfrentamiento o detonaciones de armas y llegan al sitio a recoger cadáveres, una vez enterados de que ya no hay peligro, ni a quien requerir.   

 También se ha convertido en un hábito que los mandos se dediquen a fanfarronear, haciéndose escoltar por aparatosos sistemas de seguridad, rodeados de elementos que funcionan como guaruras, mientras que el objetivo y razón de su existencia: la población civil, se encuentra en total estado de indefensión. 

 Otro error de los gobiernos, es recontratar, en el mismo espacio, a los funcionarios que en otra oportunidad que tuvieron para servir a la población no dieron resultados positivos. Recuérdese que los mandos policiacos actuales en el municipio, son los mismos responsables de homicidio por omisión o negligencia, al abandonar a cuatro personas que fueron incineradas vivas en Crescencio Morales y, en lugar de abrir carpeta de investigación, los mandos indolentes sólo fueron cambiados de adscripción, en lo que la población olvidaba los sucesos, para regresas con mayor arrogancia y prepotencia, pero con la misma ineptitud. 

 Sólo un torpe puede creer en resultados diferentes, cuando se practican las mismas conductas, con los mismos elementos.

                                         NO MÁS SUMISIÓN EN EL CABILDO DE ZITÁCUARO

 En un gobierno municipal, no es el presidente la máxima autoridad, aunque tenga voto de calidad en el ayuntamiento. Es el cabildo el máximo órgano de autoridad en el municipio, al que le corresponde definir las políticas públicas de la administración, referente a leyes y reglamentos aplicables al municipio.

 Se trata de un órgano colegiado, en el que se debate y delibera, se confrontan ideas, posturas y proyectos que tienen el objetivo de conservar o crear condiciones de bienestar colectivo de la población. Es decir, se discuten las formas, lo métodos, pero el objetivo siempre debe ser el mismo: servir, con eficiencia, honestidad y transparencia a los representados.

 El propósito no es secreto, ni complejo lograrlo. Pero se dificulta cuando los intereses reales son otros, total o parcialmente diferentes u opuestos; cuando se simula, se acude a la mentira o se disfraza la verdad, con el fin de apropiarse indebidamente de los dineros públicos.

 Siempre se ha afirmado que la distancia más corta entre dos puntos, es la línea recta. Así en la vida y la política, los más sencillo es conducirse con rectitud, para no vivir abrumados, con reclamos de conciencia y sin tener que acudir a las mentiras, que obligan al embuste permanente para cubrir las falacias iniciales.

 Lo anterior, debe ser tomado en cuenta por cada uno de los integrantes de los cuerpos edilicios, particularmente los de Zitácuaro, si en verdad quieren trascender, en lugar de convertirse en grises y anónimos personajes, enfocados exclusivamente en acumular unos pesos ajenos a su salario, a cambio de la sumisión. 

 Al respecto, vale la pena preguntar, a unos días de concluida la administración anterior: ¿Alguien recuerda a alguno de los regidores de oposición (Morena-PT)?

A eso me refiero cuando describo a los representantes populares “grises” y “anónimos”, por no decir mediocres y hambreados, no porque no tengan dinero para comer, sino porque jamás estarán satisfechos, pues su ambición o hambre de dinero es insaciable.

 Afortunadamente, por el momento, en el Cabildo actual algunos integrantes de la oposición, incluso algunos de la alianza, se han rebelado a la imposición llana. Lo que resulta grato para la población que representan. Ojalá esa sea la dinámica y no se trate nada más de llamar la atención, o peor aún, presionar para chantajear. Porque sería decepcionante, dado que tienen excelente salario por representarnos y no necesitan más para disfrutar de una vida cómoda, al menos durante tres años.

 En la sesión de Cabildo del miércoles, fue reconfortante observar como algunos regidores de Morena, PT, PRD y PRI, cuestionaron la propuesta presentada por el alcalde para la integración de las comisiones. Algunos se opusieron, argumentando que ciertos perfiles profesionales no coincidían con la responsabilidad que se les estaba asignando, logrando se hicieran correcciones.

 Es innegable que pudieron ser “mayoriteados” en votación, pero ello no les impidió manifestar su desacuerdo con la propuesta. Afortunadamente hay sensibilidad en el presidente municipal y no fue necesario acudir a la votación. 

 Lo cierto, es que algunos regidores de manera positiva están saliendo del anonimato, y sabemos que nombres, como el de Tonantzin Sandoval Pérez, Guillermo Ernesto Santa Ana Ramírez, Ulises Romero Hernández y Catalina Argüello Flores, no se sometieron sin chistar a una propuesta, argumentaron su oposición y lograron la rectificación e inclusión. Bien por todos.

 Ojalá la línea permanente sea la sumisión nada más a la verdad, la razón y la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *