SINOPSIS POLÍTICA


Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

NO MÁS MENTIRAS DE GOBERNANTES EN ZITÁCUARO


Mientras las ejecuciones continúan y la incertidumbre crece, el gobierno municipal oculta la
información de los asesinados y se intenta simular que no pasa nada, aun cuando algunos de los
caídos son personas cercanas al gobierno. Pero nos hacen creer que todo funciona a la perfección,
que se trabaja en armonía, que los recursos financieros de los impuestos fluyen y se realizan
obras, que todo es éxito, bonanza, desarrollo y bienestar. Pero no es cierto, se nos engaña y
muchos caen en el embuste, a pesar de lo evidente.
La experiencia nos ha enseñado que todo funcionario público y gobernante siempre ambiciona
trascender más allá del cargo que ostenta en el presente y para lograrlo, requiere más, mucho más
dinero, pues las campañas políticas se ganan con eso: con dinero, más que con discursos. Por ello,
no realizan gestión alguna, ni construyen obras, si no garantizan antes una ganancia económica
para ellos, que la mayoría de las veces dichas operaciones financieras son llevadas a cabo por los
familiares cercanos del mandatario, lo mismo que los “ingresos” son administrados por sus hijos,
hermanos, padres o cuñados.
También es cierto que casi todos los políticos tienen socios y aliados financieros, personas que
invirtieron dinero en la campaña, con el propósito de recuperar hasta diez veces o más el capital
invertido. Estos personajes son los más beneficiados con la designación de espacios importantes
en la administración pública, donde puedan tener acceso directo a los dineros del presupuesto, así
como la adjudicación de obras, cuyos costos son elevados premeditadamente y se realizan con
materiales de baja calidad, para que la ganancia sea excesiva y compartida con el gobernante y su
familia.
Por lo anterior, es trascendental que el mandatario y sus colaboradores asuman una actitud de
absoluta transparencia en el ejercicio del gobierno, que no existan dudas en el ciudadano que
fomenten la desconfianza, reproches, juicios adversos y condenas populares. Debe informarse de
manera clara y oportuna de todos los proyectos y acciones, cómo y en qué se aplica cada peso que
ingresa a las arcas públicas. Y donde haya dudas, despejarlas. Qué no sucedan más casos como los
del relleno sanitario y el cerro El Molcajete, que están generando más recelo y encono, que
satisfacción.
Es verdad que, en el asunto del relleno sanitario establecido en Timbineo de los Contreras, el
ayuntamiento de Zitácuaro ha informado su clausura y que estará cancelado en su totalidad en el
mes de abril. Mientras tanto, los tres niveles de gobierno -dice el ayuntamiento- continúan las
acciones en conjunto, a fin de establecer el lugar apropiado para los desechos del municipio,
“resaltando en todo momento que el nuevo relleno sanitario NO estará ubicado en el cerro El
Molcajete”.
Al respecto, considero que ha faltado comunicación más precisa y contundente, para evitar
confusiones y malas interpretaciones, pero a tiempo, de manera oportuna, para no dejar lugar a la
especulación. Además, tampoco se ha aclarado sí se permitirá o no la creación de un supuesto
desarrollo turístico “ecológico” en el cerro El Molcajete y que, tal vez, el rumor del relleno

sanitario en el citado lugar tenía precisamente ese propósito, distraer la atención para invertir en
dicho proyecto turístico. Lo cuál también es delicado, porque se trata de restaurar, evitando la
instalación de cualquier tipo de infraestructura y en vez de ello, reforestar. Tal vez pueda ejercerse
el senderismo, pero sin edificaciones, ni asentamientos humanos.
Como no se ha demostrado que los demás integrantes del cabildo o ayuntamiento se asuman
como verdaderos representantes populares, que hagan valer sus facultades fiscalizadoras, que
realicen labores de escrutinio para encontrar la verdad e impedir actos de posible corrupción y
rapiña, es importante que el presidente municipal informe directamente a la población todo lo
que concierne al ejercicio de gobierno, por ejemplo, investigar y comunicar que empresas han sido
favorecidas con la adjudicación de obras, como el encarpetado de algunas calles, que relación
tienen los verdaderos dueños con regidores, regidoras y funcionarios, con el propósito de evitar
cualquier conflicto de interés. Así como indagar la pulcritud de los comités respectivos, de
adjudicaciones y adquisiciones.
MICHOACÁN EL ESTADO MÁS INSEGURO DE MÉXICO
Michoacán se ha convertido en el Estado más inseguro de la República Mexicana, aquí las
ejecuciones, desapariciones y extorsiones se han incrementado de manera alarmante, llegándose
a los 480 homicidios dolosos durante los dos primeros meses del 2022, con 8 asesinatos en
promedio por día. “Transformándose” esta entidad federativa en la más violenta e insegura del
país.
Dónde -ahora- las organizaciones delictivas han puesto en práctica una nueva modalidad, que
consiste en darse el “lujo” de ayudar al gobierno a borrar las huellas del terror, después de fusilar
a civiles en la calle y en pleno centro de la población, sin que autoridad alguna intervenga para
obstaculizar sus cometidos. Pues los gobiernos sólo actúan en la recolección cadáveres y
reaccionando después de los sucesos de violencia, para “disuadir con su presencia” a los grupos
criminales, que en esta ocasión (en San José de Gracia) ni cuerpos dejaron. Les ahorraron también
esa chamaba.
Frente a tan lamentables acontecimientos, resurge la interrogante: ¿Ahora a quién culpará la 4T?
Pues Silvano Aureoles Conejo ya no es gobernador y quién manda en Michoacán se supone es
Morena y Alfredo Ramírez Bedolla, y no creo que el presidente AMLO vaya a incriminar al
gobernante de su partido, menos cuando dijo de él que es todo eficiencia y pulcritud, pues el
mandatario nacional es incapaz de aceptar un equívoco y reacciona con violencia si algún atrevido
intenta insinuar que él está mal.
Y si no es capaz de inculpar al gobernador, menos se atreverá a imputar esa masacre a los grupos
delictivos, al contario, capaz que intenta felicitarlos nuevamente “por bien portados”. Lo que sí ha
pretendido hacer, es minimizar esa ejecución múltiple. En tanto, medios de comunicación a su
servicio han insinuado que se trata de un montaje y provocación a la imagen presidencial.
Al principio creí que también culparía de esa ejecución masiva a los periodistas chayoteros,
mercenarios y golpeadores, por ser más peligrosos que los cabecillas del crimen organizado y sus
lapiceros, libretas, cámaras y grabadoras más mortíferas que el calibre 50, cuernos de chivo,
drones lanza bombas y las minas explosivas. Me equivoqué, el blanco de sus ataques, en esta

ocasión, es el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, por su guerra fallida en contra del crimen
organizado y por haber alborotado el avispero.
Mientras la violencia e inseguridad crecen en todo el país, el presidente la minimiza e insiste en su
política de “abrazos y no balazos”, lo que seguramente en el futuro traerá consecuencias jurídicas
para los gobernantes. Pero eso a ellos no les preocupa, su interés primordial es electoral,
mantenerse en el poder y la popularidad es el mejor ingrediente, y lo han trabajado bien. Tanto,
que toda acción o declaración, incluso negativa y con eminentes niveles de torpeza, las han
capitalizado para conservar esa popularidad, que es aceitada con los recursos de los programas
sociales y la creación de granjas de electores y aplaudidores cautivos.
Afortunadamente en materia de combate a la corrupción parece que ahora sí se actuará, pues se
ha anunciado que ya se presentó formal denuncia penal en contra de Silvano Aureoles y algunos
de sus ex colaboradores. Sólo se espera que dicho propósito sea efectivamente extirpar la
corrupción, combatir la impunidad y recuperar el capital distraído o sustraído, que no se trate de
fobias, ni revanchas políticas o pretextos para presionar, negociar y fomentar más la putrefacción.
Ojalá en verdad se investigue, se meta a la cárcel a los ladrones y les quiten lo robado. Lo extraño,
es porque no se ha investigado la excesiva erogación en la presa Francisco J. Mujica, el Teatro
Matamoros, la relación de los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel con la
empresa Odebrecht y porque razón no se les ha denunciado a ambos ex mandatarios, incluyendo
a Cuauhtémoc Cárdenas Batel, si las sospechas de irregularidades financieras de ellos anteceden a
las de Aureoles Conejo. Pero, mientras se actúe, no importa a quiénes encarcelen primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *