SINOPSIS POLÍTICA


Por: J. Salatiel Arroyo Zamora


AUTOGOBIERNO: ALTERNATIVA DE CAMBIO


La insatisfacción es una condición natural del ser humano, que está en movimiento constante
buscando los elementos para cubrir sus necesidades y le permitan estar complacido. Y, cuando
logra un objetivo, realiza proyecciones para alcanzar nuevas metas. Pero en política casi siempre
se equivoca al depositar su confianza y anhelos de cambio en los individuos, para que lo
representen. Por eso se ha experimentado con toda clase de perfiles, desde empresarios,
campesinos, comerciantes, politólogos, académicos, luchadores sociales, hasta supuestos
ideólogos moralistas y todos han fallado, los ha tocado el poder, trastornado el dinero o ya eran
perversos y lo simulaban bien.


Lo cierto, es que la descomposición ética en el servicio público avanza aceleradamente,
corrompiendo todo y a todos, desde el máximo gobernante que, repartiendo migajas del dinero
de los demás, utiliza el cargo para manipular a las masas, hasta los que se prestan a ser
instrumentos para la coacción y los que dócilmente aceptan ser sometidos. Sin que se perciba
posibilidad alguna para detener la caída libre de la patria, que se hunde en la inmundicia.
Resulta evidente que los gobiernos legalmente instituidos no están funcionando. La mayoría por
dinero y poder establecen pactos indecibles, sin importar el caos, violencia, incertidumbre, incluso
terror y miseria que generan en la sociedad. Mientras la población insatisfecha explora diversas
formas de organización y autoprotección. Así se formaron los grupos de autodefensa hace algunos
años, que terminaron siendo infiltrados por el gobierno y controlados por el crimen organizado.


Hoy, ante la corrupción de los gobiernos y la imparable ola de ejecuciones, secuestros y
extorsiones, resurge la figura de los “autogobiernos”, como una alternativa social de cambio
verdadero en la autodeterminación de los pueblos, el quehacer administrativo de los bienes
públicos y la representación popular. Pero, sobre todo, la autoprotección de las comunidades
indígenas y el cuidado de sus recursos naturales.


Por autogobierno se entiende la autonomía de una jurisdicción que se rige a sí misma y donde
ningún poder externo tiene autoridad sobre esta. Se trata pues de una forma de soberanía. En
Zitácuaro, algunas comunidades indígenas o pueblos originarios buscan esa autonomía y
autodeterminación, para regirse de acuerdo a sus usos y costumbres, algunos motivados por el
repudio a los partidos políticos, que han provocado división en los pueblos y confrontación, incluso
entre familias, mermando los lazos de parentesco y la unidad en la colectividad.


Pueblos originarios, como Donaciano Ojeda, ya lo han logrado. Hoy están ejerciendo su libre
determinación y tienen derecho al autogobierno, en cuestiones relacionadas a asuntos internos de
la comunidad, así como a recibir el presupuesto participativo directo y a disponer de los medios
para financiar sus funciones autónomas. Es decir, su derecho a la autodeterminación está
estrechamente vinculado con el desarrollo económico, social y cultural de la comunidad. Y así,
como tienen derechos, también son sujetos de obligaciones, como someterse a la fiscalización de
los recursos públicos que reciben, por parte del gobierno del estado. En tanto, su autonomía se

refiere en cuanto a los servicios públicos. No ha desacatar o transgredir las leyes que a todos nos
rigen.


Organizarse para la autoprotección es una necesidad urgente en todo el país, ante el
fortalecimiento, expansión y proliferación de organizaciones delictivas y la complacencia,
complicidad y sumisión del gobierno federal. Así lo han entendido algunas comunidades indígenas
de Zitácuaro, como Crescencio Morales y Donaciano Ojeda, entre otras que se han unido para
crear la figura de “autogobierno” en sus localidades, regresando a las formas de liderazgo que
practicaban nuestros ancestros, basado en la sabiduría de los viejos, pero sobre todo en la
honestidad y el respeto, donde las decisiones se toman de manera colegiada, a través de consejos
comunitarios y asambleas generales.


En Zitácuaro, por el momento ese incipiente modelo de autogobierno ha tenido éxito, pues en esa
zona indígena del municipio, antes precaria económicamente, en la actualidad es rica, por la
producción de aguacate. Lo que la convierte en codiciado botín para grupos delictivos, que han
encontrado un enorme obstáculo con los autogobiernos, siendo esta un área donde no hay
extorsiones. Además de ser ejemplo en el cuidado de los recursos forestales, siendo sus bosques
los mejor vigilados y atendidos. Incluso, los Consejos Comunales trabajan en el diseño de
proyectos de concientización de niños y jóvenes, planeando la instalación de viveros en planteles
escolares y la creación de una materia escolar especial sobre el medio ambiente.


Pero esos trascendentales (y ejemplares) avances en su organización interna y de autogobierno, se
verían afectados por conductas que podrían ser interpretadas como sedición, rebelión, desacato y
obstrucción a la justicia. Además de despertar sentimientos de rechazo en la población de la
región, a la que se le ocasionó daños y perjuicios con la obstrucción de las vías de comunicación, a
través del bloqueo a la carretera Zitácuaro – Toluca.


El bloqueo a la carretera se instaló el día lunes, horas después de la aprehensión de un vecino de
la comunidad de Donaciano Ojeda, contra quien se ejecutó una orden de aprehensión, acusado
por la participación en el homicidio de cuatro presuntos secuestradores originarios del Estado de
México, de entre 22 a 25 años de edad, quiénes en noviembre del 2018 fueron linchados e
incinerados vivos por supuestos pobladores de Donaciano Ojeda y Crescencio Morales. Faltando
por cumplimentarse más órdenes de captura, las que no ha sido posible ejecutar por las trabas
que ha puesto la comunidad, al impedir el acceso a su territorio.


Al respecto, se debe precisar que todo individuo está obligado -por el derecho- a vivir
honestamente, no hacer daño a los demás y respetar en cada quién lo que le pertenece, y quien se
aparta de las leyes o las infringe, debe ser sancionado por ellas, no importa si las desconoce o
ignora. En derecho no aplica la política presidencial de abrazar a los asesinos, secuestradores y
extorsionadores, mientras se ejerce todo el peso de la ley a quien por hambre se roba una gallina
o difiere de la opinión de los demás. Las consecuencias de esas aberraciones gubernamentales son
las que estamos padeciendo y hunden al país en el caos.


En el caso de Donaciano Ojeda y Crescencio Morales hubo un linchamiento, que dejó como saldo
el asesinato de cuatro personas. Al respecto, se supone que las autoridades ministeriales
realizaron las investigaciones pertinentes y el poder judicial (que es también independiente y
autónomo del ejecutivo y legislativo), determinó la responsabilidad penal de algunos pobladores.

Luego entonces, las acciones de defensa o manifestaciones de inconformidad de la comunidad
deben dirigirse ante dicho poder, sin perjudicar a terceros. Sobre todo, entender que, quien viola
la ley tendrá que responder por ello. Y nadie debe proteger a infractores o delincuentes, aunque
ese sea el mensaje que permanentemente el presidente de México este enviando a la población.
ZITÁCUARO SE MOFA DE LA ESPOSA DE LÓPEZ OBRADOR


Desde el domingo, tres días antes del arribo de Beatriz Gutiérrez Müller a Zitácuaro, fue notorio un
inusual operativo policiaco y militar en la ciudad. Pero el miércoles, horas previas al inicio del
festival cultural “Fandangos por la lectura”, resultó excesiva, incomoda, agresiva e insultante la
presencia de las fuerzas armadas en nuestro municipio.


La ciudad fue sitiada por convoyes de la Policía Michoacán, la Guardia Nacional y el Ejército
Mexicano a bordo de vehículos blindados y artillados. Las garantías al libre tránsito de vehículos y
personas fueron canceladas, así como el derecho al trabajo. No se permitía el acceso al primer
cuadro de la ciudad, los vecinos de esas calles exigían se les facilitara la entrada a sus hogares,
oficinas y negocios, haciendo largas e incomodas filas para argumentar y demostrar que iban a sus
domicilios.


Quiénes debían que comprar su despensa en el mercado, tuvieron que esperar horas, a que
terminara el evento o regresar a sus lugares de origen, en tanto los comerciantes se lamentaban
ante las pérdidas en sus negocios. El acceso era restringido, incluso para ir a la farmacia a comprar
medicina o al banco. Por eso y con justificada razón surgieron los comentarios de burla, a manera
de protesta, para mostrar inconformidad.


En el mercado, en el trasporte público, en redes sociales, la población se mofaba, manifestando
que no era necesario un operativo policiaco tan aparatoso, cuando el pueblo ama a la familia
presidencial y los protege. Además, nada le podría pasar, pues sólo venia la esposa del mandatario
nacional a repartir abrazos, a un estado y municipio donde, a decir de los gobernantes, no pasa
nada y estamos seguros con la 4T y que así, como se protege a la mujer del presidente se debería
cuidar a toda la población, especialmente a quiénes pagan su manutención.


La promoción de la cultura, especialmente de la lectura, dirigida a los niños, adolescentes y
jóvenes, es una acción magnifica de la señora Beatriz Gutiérrez Müller. Pero lo idóneo sería
realizarla en espacios destinados a ello, como son los auditorios de las escuelas. Por ejemplo, el ITZ
cuenta con un magnifico espacio para ese tipo de actividades, lo mismo que la secundaria Uno, la
secundaria Técnica, la UPN, el IMCED y el teatro Juárez. Incluso la plaza de toros, aprovechando la
participación de un talentoso joven cantante, al que no se le encuentra relación con incentivar el
hábito de la lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: