UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

Conservación de cuencas

La conservación de las cuencas hidrográficas es, sin duda alguna, el principio de un aprovechamiento razonable de los recursos que la componen. Pero, antes hay que entender que una Cuenca es una delimitación geográfica que define a un territorio y sus componentes, entre ellos el suelo, el clima, la vegetación, la fauna y los humanos que la habitan. Este territorio debe ser mayor a 50 mil hectáreas, una sub cuenca debe abarcar de entre 5 y 50 mil hectáreas y una microcuenca entre 3 a 5 mil hectáreas.

De manera que es una zona caracterizada por la formación de escurrimientos de agua de lluvia, por lo tanto, hace ya varios años se realizó el estudio de Cuenca del Rio San Juan y El Bosque por la CONAGUA, la Universidad Autónoma de Chapingo, a través de la Dirección de Irrigación y el propio ayuntamiento de Zitácuaro.

En este documento se estratifico en tres niveles a la Cuenca, desde San Cristóbal en el municipio de Ocampo, hasta llegar a la presa del Bosque y en este documento se describen las características sociales, económicas y la naturaleza de dicha cuenca para que en un futuro se utilizara como una herramienta de planeación.

Hoy, después de tres años, más menos se presentó el Plan de Manejo de la Cuenca del Rio San Juan, por parte de la asociación Alternare A. C. cuyo esfuerzo y trabajo colectivo consolidan un documento que permita la planificación y el aprovechamiento del agua, pero también el de los recursos naturales en general. Para ello se conjuntó la experiencia, conocimientos y apoyo participativo de ejidos, comunidades, organizaciones de la sociedad civil e instituciones de los tres niveles de gobierno y en particular del SAPA de Zitácuaro, para su elaboración, mediante talleres donde se definieron las estrategias y se dieron a conocer los problemas en el abasto y suministro de agua en la cuenca; que, por cierto, pertenece a la Región Hidrológica del balsas, sub cuenca del Cutzamala, con una superficie de 29 465 hectáreas.

¿Por qué es importante conocer las cuencas? Porque de ello depende el suministro de agua y en este caso hay que decir que son varias las poblaciones rurales que la necesitan y que su demanda crece, debido al crecimiento del cambio de uso de suelo para huertas frutales y las necesidades básicas humanas. Pero, además, hay una ciudad que la demanda, como lo es nuestra Heroica Ciudad de la Independencia, y lo más crítico, es que de nuestra cuenca se llevan agua a la ciudad más poblada del mundo: la Ciudad de México y sus requerimientos ambientales también demandan una dotación de agua en las partes altas, para la conservación de los ciclos naturales que piden el vital líquido.

Si le interesa conocer más de este documento visite la página:

www.cuencariozitacuaro.org

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *