UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

Más sobre el agua

 Les saludo con afecto y con alegría comparto con ustedes, después de que esta madrugada diera señales de vida el Ciclo del Agua en nuestra ciudad y seguramente en los alrededores de la Heroica Ciudad de la Independencia, y quizá no lo crea.

Antes y después del Día Mundial del Agua surgen muchas cifras, datos y preocupaciones por la situación que gira en torno a la problemática del agua y, aunque desde el espacio nuestro planeta se observa azul por la inmensa cantidad de agua que contiene, lo cierto es que muy, pero muy poca de ella es útil para las actividades humanas y los ecosistemas no escapan a esta carencia.

Por ello intitulo este artículo de la manera en la que lo ha leído, pues necesitamos conocer más acerca del vital líquido y las consecuencias que provoca el irracional uso que le damos y en todo el planeta existe la posibilidad de su encarecimiento y los trastornos sociales, políticos, ambientales, económicos, que todo ello causará en la humanidad actual y futura.

Me llama la atención la aplicación de la tecnología para crear lluvia para apagar el incendio forestal tan devastador que ocurrió en el estado de Nuevo León, pues la semana pasada, la última de marzo, personal militar y de la Secretaría de Agricultura, sobrevolaron el área afectada por este incendio para “sembrar” lluvia con yoduro de plata en solución de acetona y aprovechar la nubosidad que provocó el frente frio 47 y así hacer llover y aniquilar este incendio forestal.

De acuerdo a datos de la ONU, la extracción ineficiente del agua subterránea, el crecimiento sin planeación de las ciudades y el aumento en su numero de habitantes, el alto requerimiento del sector agrícola e industrial, la falta de infraestructura para tratar las aguas de uso, la suma de los efectos de las sequias que cada vez son más severos, repercuten en la disponibilidad y calidad del agua. A todo ello hay que sumar los efectos del Cambio Climático sobre el recurso agua.

Expertos y científicos de la UNAM coinciden en que en México hay que saber más sobre el tema: cuánta agua hay, de donde viene y a donde va, como y porque se contamina. También establecer con claridad en la constitución que las aguas subterráneas son propiedad de la nación. Además, contar con una Ley de Aguas Nacionales, que reconozca el derecho humano al vital líquido e incluya a más del 97% del agua en México: la subterránea.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), 39% de los usos nacionales, excepto la hidroelectricidad, son suministrados por las aguas subterráneas. En la zona metropolitana de la Ciudad de México, por ejemplo, se extraen 1000 millones de metros cúbicos cada año, y la recarga natural estimada es de 500 millones. Estamos hablando de que se extrae el doble de lo que se recupera y esto tendrá altas repercusiones.

Y hay más preocupaciones por venir: debido a que cada vez hay menos cantidad de agua, a partir de diciembre de 2020, este recurso natural cotiza en el mercado de futuros de New York, en Wall Street. Así como hay mercados de futuro para naranja, carbón, petróleo, gas natural, oro y plata, también lo hay para el agua ¿Como la ve?

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *