UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde.

De Niño y Niña por el regreso a clases-

Estimados amigos, como siempre les saludo con agradecimiento y compromiso por recibir estos temas de medio ambiente y otros que sean de su interés y acervo cultural. Gracias por leernos.

Pues gran polémica ha desatado el regreso a clases, en el nivel básico de educación, en nuestro pais y lo correcto es no postergar por más tiempo la educación a la que hemos estado acostumbrados por generaciones y que, muchos, seguiremos recordando nuestra escuela, desde el pre escolar hasta la facultad y otros, sus centros de posgrado.

Por ello y por el feliz y saludable regreso a clases en los centros educativos, felicidades a niñas, niños, profesores, personal administrativo, a las señoras de las cooperativas escolares, que siempre se preocupan por atender el paladar exigente de sus clientes y a todos quienes se involucran en la educación en nuestro México.

Y como de niñas y niños se trata, pues el tema es precisamente el del Fenómeno del Niño Oscilación del Sur -ENOS por sus siglas en inglés- que es una manifestación climática relacionada con el calentamiento del mar en el pacifico oriental ecuatorial y el cual no es cíclico. Consiste en la fase cálida del pacifico ecuatorial del patrón climático. Y la fase de enfriamiento recibe el nombre de La Niña.

 Este fenómeno en sus manifestaciones más intensas provoca estragos en la zona intertropical y ecuatorial, debido a las intensas lluvias, que provoca afectando principalmente a la region costera del pacifico de América del Sur.

El nombre de El Niño se debe a la asociación de este fenómeno con la llamada Corriente del Niño, anomalía conocida por los pescadores del puerto del Paita, en el norte del Perú, quienes observaron que las aguas aumentaban su temperatura durante la época de las fiestas navideñas, y los cardúmenes o bancos de peces desaparecían de la superficie oceánica, deduciendo que dicha anormalidad se debía a una corriente de aire caliente procedente del golfo de Guayaquil, Ecuador.

Los primeros registros oficiales del fenómeno fueron asentados por el capitán peruano Camilo Carrillo, en 1892, quien notó la existencia de una corriente marina cálida en las costas normalmente frías del Perú.

Existen otros registros de eventos relevantes del fenómeno entre 1789 a 1793, reportando en aquel entonces severas sequias en Asia, Australia, México y el sur de África, por el historiador británico Richard Grove, por lo que se sospecha que dicho fenómeno pudo haber causado la hambruna que precedió a la revolución francesa.

El meteorólogo Jacob Bjerknes postuló en 1969 que El Niño esta normalmente relacionado con la Oscilación del Sur, ya que está presente una relacion física entre la fase de alta presión anómala en el pacifico occidental con la fase de calentamiento poco frecuente del pacifico oriental, lo que va acompañado de un debilitamiento de los vientos alisios del este. Así, la baja presión del pacifico occidental se vincula con un enfriamiento del pacifico oriental (fenómeno de La Niña) y con el fortalecimiento de los vientos del este.

Este es, de manera muy general, el fenómeno de El Niño y La Niña, que provocan alteraciones en el clima de todo el planeta.

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *