UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

Manejo de desastres e inundaciones en ciudades

Buen día estimados lectores, nuevamente les enviamos una reflexión sobre temas de medio ambiente. Que estoy seguro, será de su interés.

Al momento de escribir estas líneas, seguramente está usted como un servidor, mirando hacia la ventana y a la vez realizando sus tareas laborales, o escribiendo, pues observamos el momento en que las aguas de lluvia de “Rick”, este huracán categoría II, eleva sus efectos en el estado y el oriente michoacano, y escuchando el “toc toc” por la llegada del nuevo Frente Frio que ingresará por el noroeste de nuestro pais.

Este nuevo fenómeno hidro meteorológico conserva vigente la temporada de lluvias y la oportunidad de pensar y recapacitar hacia donde queremos llevar el tema de los desastres e inundaciones que el Cambio Climático y otros efectos, que se dejan sentir en los entornos urbanos y sub urbanos. Ante esta situación se vuelve necesario pensar, trabajar y gestionar el cómo y cuándo realizar acciones de mitigación y adaptación en nuestras ciudades, ante este medio ambiente.

Recordemos que en el mundo, en los últimos 20 años, se han registrado 7,348 desastres, cobrando 1.23 millones de vidas, 60,000 por año, y afectaron a más de 4,000 millones de personas. En promedio se produjeron 367 desastres por año, los cuales mayormente fueron inundaciones y tormentas (44% y 28% respectivamente).

En América Latina y el Caribe fenómenos naturales relacionados con el agua, como las inundaciones, provocan cuantiosos daños, agudizando las diferencias sociales y limitando o impidiendo el desarrollo económico y social que se hace cada vez más complejo por el Cambio climático.

La Reducción del Riesgo de Desastre es un enfoque orientado a la prevención de nuevos riesgos, a la reducción de los riesgos actuales y a la gestión del riesgo residual (antes, durante y después del desastre), con la finalidad de contribuir a la Resiliencia, que es la capacidad de una sociedad, comunidad o sistema para resistir, asimilar o adaptarse y recuperarse de un peligro y sus efectos a un corto plazo a través de la restauración y preservación de sus estructuras básicas y funcionales, logrando una mejor protección futura.

Muchos países del mundo han optado de manera convencional por grandes obras de infraestructura para prevenir riesgos: en los Alpes, por ejemplo, se detona dinamita en las partes altas de las laderas nevadas para provocar avalanchas previas a la temporada invernal y disminuir riesgos a las personas. Algunas ciudades desarrolladas disponen de tuberías y bombas para evacuar las aguas por inundaciones y evitar daños a la población.

Sin embargo, en los últimos años se ha reconocido en gran medida la importancia de los ecosistemas y sus servicios, en las estrategias para reducir los riesgos derivados por fenómenos naturales, sobre todo en ambientes urbanos. A este enfoque se le conoce como Reducción de riesgos de desastre basadas en ecosistemas que se define como: “la gestión, conservación y restauración sostenibles de los ecosistemas para reducir el riesgo de desastres, con el objetivo de lograr un desarrollo sostenible y robusto.”

Los ecosistemas contribuyen a reducir los efectos de múltiples formas, por ejemplo, los manglares en las costas conforman una barrera natural que protege ante inundaciones, huracanes, erosión y cambios en el nivel del mar.

En las montañas y laderas, como nuestro Cacique, la conservación de la masa forestal, la vegetación natural y la conservación original de arroyos, evita el desprendimiento de rocas y el movimiento de suelos fértiles y evitan los daños a los bienes de las personas, pero más aún, la pérdida de biodiversidad de los bosques y la acumulación de suelo y escorrentía en los vasos de agua, como la presa El Bosque.

Ingeniería y respeto a los ciclos bio geoquímicos de la naturaleza, nada más.

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *