UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde.

Agua, Suelo y Alimentación

Estimados amigos, es un gusto saludarlos y tener la oportunidad de saludarles por este medio, a la vez que agradezco su tiempo para con estas líneas.

Durante muchos años se ha hablado y discutido en todo el mundo la sonada “seguridad alimentaria”, y recuerdo que en los años 50´s la llamada “revolución verde” llegaría a resolver el problema de la hambruna y garantizar la alimentación sana y permanente a la humanidad, mediante la innovación de semillas mejoradas, fertilizantes de síntesis química y muchos otros insumos “adicionados” a los “paquetes tecnológicos” de la época.

Estamos entrados en el siglo XXI y aun no logramos garantizar la alimentación absoluta a la población mundial, que a propósito va creciendo día a día y las exigencias de alimentos crece y crece, sin lograr cubrir a toda la población.

Es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, presentó recientemente su informe titulado:  “El estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentación y la agricultura”, donde señala que las presiones a los recursos tierra y agua han aumentado, hasta llegar a una situación crítica, después de haber sufrido un deterioro en el último decenio y las dificultades que ello supone para alimentar a más de 10 mil millones de personas para el 2050.

El director general de la FAO, Sr. QU Dongyu, escribe en el prólogo de este informe: “…está claro que nuestra seguridad alimentaria futura dependerá de la protección de nuestros recursos naturales, en particular, tierras, suelos y agua”.

“Los modelos actuales de producción agroalimentaria no están resultando sostenibles…sin embargo, los sistemas agroalimentarios pueden ser decisivos para aliviar estas presiones y poder contribuir a lograr los objetivos en materia de clima y desarrollo”.

En este informe se estima que, si seguimos el modelo actual para producir el 50% más de alimentos que se necesitan, sería necesario aumentar la extracción de agua destinada a la agricultura a un 35%; ello podría causar catástrofes ambientales, aumentar la competencia por los recursos y provocar nuevos conflictos sociales y problemas en general.

Algunos de los principales problemas que señala el documento son:

La degradación del suelo, inducida por el ser humano que afecta un 34%, equivalente a 1,660 millones de hectáreas de tierras agrícolas.

Más del 95% de los alimentos se producen en la tierra, pero hay poco margen de ampliación de la tierra productiva.

Las zonas urbanas ocupan menos del 0.5% de la superficie del planeta, pero el rápido crecimiento de las ciudades ha tenido repercusiones considerables en los recursos tierra y agua al contaminar e invadir tierras agrícolas y pecuarias de buenas condiciones productivas y calidad para la alimentación de la población.

El uso de la tierra por persona disminuyó un 20% entre 2000 y 2017, algo muy preocupante de verdad en términos ambientales y de producción mundial.

La escasez de agua pone en peligro la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible del mundo y amenaza a 3 200 millones de personas que viven en zonas agrícolas.

¿Como resolver esta situación? Pues que todos en el planeta y en nuestro pais produzcamos los alimentos que consumimos día a día ¿Usted estaría dispuesto a hacerlo? Espero que su respuesta sea positiva, si se puede.

Recuerden que: VIVR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *