UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

Muy lento el futuro verde

Con el gusto de saludarte estimado lector, confiando que estas líneas te hagan reflexionar acerca de nuestro futuro por el Medio Ambiente.

Ha terminado la COP28, reunión que registró casi 200 países participantes y cuyo anfitrión fue los Emiratos Árabes Unidos, cuya capital Dubái albergó a los jefes de estado de estas naciones y cuyo objetivo es alcanzar el menos 1.5°C de temperatura del planeta, que estas lejos de cumplirse, pues a estas alturas ya registra nuestra Casa Común el 1.1°C, lo que compromete la vida en el planeta y sí provocará más eventos meteorológicos inciertos, cambios en la vida en general y la de los seres humanos, desde luego.

El principal acuerdo, y más que eso, es el “principio del fin” de los combustibles fósiles; es decir, la reducción paulatina pero acelerada del petróleo, carbón y gas combustibles responsables del aumento de la temperatura en el planeta, y sustituirlos por energías renovables, en todo el mundo, particularmente en los países desarrollados, cuyo reto es de verdad difícil, pues países como Estados Unidos, China o la región Europea, ven afectadas sus economías, pero necesaria ante la grave situación que vive nuestro planeta.

El secretario General de la ONU, Antonio Guterrez, dijo que este cambio debe ser con justicia y equidad, apoyando a los países en desarrollo a transitar por este camino para lograr los objetivos.
En México está lejana esta posibilidad ante la demanda de combustibles como la gasolina y más aún cuando el gobierno federal ha “aniquilado” muchos de los avances que se tenían en cuanto al tema ambiental y es claro que para el presidente lo primero es “aumentar” el consumo de combustibles, con la “compra” de una refinería obsoleta y la “construcción” de otro complejo petrolero en el sureste, que no le abona al acuerdo de Dubái, y la creciente y desmedida construcción de gasolineras en todo nuestro país.

Todos en nuestro país tenemos el gran reto de conservar la biodiversidad con que todavía contamos y en nuestro estado, en nuestra región y por supuesto en nuestro municipio, tenemos flora y fauna digna de los michoacanos y los mexicanos; no será fácil mantener nuestra riqueza natural, ante los grandes desafíos mundiales y locales, pues la amenaza del crimen organizado y el desconocimiento absoluto de los gobiernos alargan el camino de la conservación, pero así, podemos lograrlo.

En América Latina y el Caribe no hay responsables públicos capaces de lograr el objetivo, pues la minería a cielo abierto daña el medio ambiente y a las personas, lo mismo pasa con la deforestación de bosques y selvas, y que decir de la contaminación del agua y la extracción de especies y su incorporación en ecosistemas que degradan más que ayudar.

Desde casa, lo hemos dicho, podemos contribuir a mejorar nuestro entorno, separando nuestros desechos, produciendo nuestros propios alimentos, ejerciendo el consumo responsable, reforestando, conociendo la naturaleza de nuestros alrededores y muchas maneras más de disminuir la temperatura a menos 1.5°C.

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON LA NATURALEZA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: