Agradece Mireles esfuerzos del Congreso para lograr su liberación

Por Octavio Rivera López.

Ciudad de México, a 10 de marzo del 2017.- El doctor José Manuel Mireles Valverde, uno de los fundadores y principales líderes de los grupos de autodefensa surgidos en Michoacán en 2013, envió esta mañana, desde prisión, un mensaje de agradecimiento a los legisladores que integran la Cámara de Diputados por los recientes esfuerzos que han realizado para lograr su liberación.

“Soy José Manuel Mireles, desde el penal federal de Tepic (Nayarit). Hoy es 10 de marzo de 2017. Por este conducto quiero brindarle todo mi respeto y mis saludos al Honorable Congreso de la Nación por todo el apoyo que me han estado brindando y más por los acuerdos a los que han llegado en estas últimas fechas”, dice Mireles en el mensaje que su familia hizo llegar a la prensa.

La Cámara de Diputados alcanzó ayer un punto de acuerdo en el que exhortó al Poder Judicial de la Federación a que haga público todos los detalles del proceso jurídico que enfrenta Mireles Valverde, quien cumple ya 987 días en reclusión.

Además de pedir que se defina de inmediato su situación jurídica, los legisladores exigieron al Gobierno que se garantice la salud del detenido.

Este pronunciamiento ocurre días después de que circularan versiones sobre la muerte del ex líder de las autodefensas, cuya salud se ha deteriorado alarmantemente, de acuerdo con sus familiares, debido a la falta de atención médica durante su reclusión.

“Les agradezco infinitamente, de todo corazón, todo lo que hacen por mi libertad y que Dios los bendiga a todos, muchas gracias”, concluye el breve mensaje.

El exhorto de los diputados al Gobierno federal, que fue propuesto por la Diputada de Morena Margarita Cuata Domínguez y aprobado por el pleno, es el primero de carácter institucional que se produce en la Cámara Baja desde que Mireles fue detenido el 27 de junio de 2014, y se suma a múltiples llamados que desde la sociedad civil exigen de tiempo atrás la liberación del prisionero.

Mireles Valverde fundó y encabezó uno de varios grupos de autodefensa que surgieron en la región michoacana de Tierra Caliente en 2013 para enfrentar a Los Caballeros Templarios.

Durante años, y sin que hubiera autoridad que le pusiera un alto, ese grupo criminal llevó a cabo asesinatos, secuestros, extorsiones y otros crímenes con los que confeccionó la pesadilla perfecta no sólo para los habitantes de esa región del estado, sino para las poblaciones de varias entidades más del país.

El surgimiento de las autodefensas obligó finalmente al gobierno federal a intervenir. Después de años de negligencia, la administración central envió al estado a Alfredo Castillo quien, en su calidad de “comisionado”, tendría la responsabilidad de “pacificar” al estado.

Con el fin de desarmar y desmovilizar a las autodefensas, Castillo ofreció a Mireles Valverde y al resto de las autodefensas que se integraran a una Fuerza Rural que, ya dentro de un marco legal y según los planes de Castillo, auxiliaría a las fuerzas federales en el combate contra las células criminales que quedaran en el estado

Castillo estableció el 10 de mayo de 2014 como fecha límite para que las autodefensas entregaran sus armas. Mireles y su gente se negaron a deponerlas, argumentando que la Fuerza Rural había dado cabida a integrantes de células delictivas.

Manifestando que los grupos criminales seguían representando una amenaza para la población civil, Mireles Valverde y su gente decidieron enfilarse hacia la cabecera municipal de Lázaro Cárdenas para tomar control del pueblo. De camino hacia el puerto, cuando se encontraban en la comunidad de Acalpican y luego de haber tomado control de la localidad de La Mira, Mireles y unos 80 de sus hombres fueron detenidos el 27 de junio de ese año por fuerzas federales.

Todos fueron acusados por portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Mireles fue enviado de inmediato al penal federal de Hermosillo, Sonora, donde estuvo recluido hasta el 1 de noviembre de 2016, cuando fue trasladado al penal federal de Tepic, Nayarit, donde se encuentra hasta hoy, a petición de su defensa y su familia.

De acuerdo con su abogado, Ignacio Mendoza, no hay una sola razón jurídica para que Mireles Valverde continúe preso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *