Aniquilan a tiros a un policía estatal en Pátzcuaro

*Fue ex autodefensa y de la Fuerza Rural

*El atentado ocurrió en la colonia Ibarra

*Estaba de vacaciones

Pátzcuaro, Mich.- 22 de junio de 2017.- Gatilleros desconocidos, desde una camioneta inmóvil, abrieron fuego contra un elemento de la Policía Michoacán, quien estaba de vacaciones y dentro de una tienda de abarrotes propiedad de sus parientes, la cual se ubica en la ciudad de Pátzcuaro. También quedaron lesionados un joven y un menor de edad, según datos obtenidos en la cobertura de la noticia.

Además trascendió que el hoy interfecto era ex autodefensa, luego fue parte de la Fuerza Rural y después ingresó a la mencionada corporación policial estatal, comunicaron fuentes allegadas a las autoridades.

Contactos gubernamentales revelaron que el interfecto había sido colaborador del ex líder de la Autodefensa patzcuarense y de la Fuerza Rural, Tonatiuh Hernández Álva, quien fue aniquilado a tiros el 22 de febrero de 2017, sobre la Calzada Puebla, en Pátzcuaro, justo en las inmediaciones donde sucedió el reciente crimen.

El asesinato ocurrió durante la tarde de este jueves en el negocio «Mini de Todo Rosa Lilia», localizado en la Calzada Pedro Ibarra, entre las calles Vasco de Quiroga y José María Morelos, en la colonia Ibarra, aledaña al barrio Revolución.

De acuerdo con la información conseguida en el lugar de los hechos, el interfecto respondía al nombre de Otoniel R., de 50 años de edad, alias «El Chequemen». Según algunos testigos, el susodicho entro a la miscelánea para comprar un producto, posteriormente una furgoneta blanca se aparcó al exterior del inmueble y unos pistoleros comenzaron a disparar.

Los proyectiles hicieron blanco en Otoniel, quien cayó muerto. En el mismo acto violento resultó gravemente herido el descendiente del comentado oficial, muchacho identificado como Juan Jesús R., de 23 años de edad, así como una niña de de 8 años de edad, ella padeció daños en la espalda causados por esquirlas.
Ambos pacientes fueron atendidos por rescatistas y enviados a hospitales. Los maleantes escaparon tras el atentado cuyo móvil hasta el momento es ignorado. Varios patrulleros locales acordonaron el área y más tarde arribaron los policías ministeriales.

De las primeras investigaciones se encargaron los peritos y agentes de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen (UEEC), quienes buscaron indicios y finalmente enviaron el cadáver del ex servidor público hasta la morgue en la capital michoacana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: