Estatales

Áreas Naturales en Michoacán: protegidas en el papel, pero ¿en la realidad?

Áreas Naturales en Michoacán: protegidas en el papel, pero ¿en la realidad?

Por: Esteban Patricio M.

Las autoridades de Michoacán, han anunciado que durante el año que recién inició se estarán decretando nuevas áreas protegidas en el estado. Sin embargo, en medio de una crisis ambiental, reflejada en la escasez de agua, la efectividad de esta figura jurídica queda en duda, ante las casi nulas consecuencias que se han dado para quienes las han dañado.

Los últimos reportes de la Comisión Nacional del Agua, en Michoacán hay 107 municipios que presentan algún nivel de sequía, lo que representa en términos porcentuales 94.7 respecto al total del estado, 82 municipios reportan sequía extrema, 22 Sequía severa, 3 sequía moderada y 6 anormalmente seco.

Esta situación es consecuencia del descuido de las áreas naturales de la entidad, entre otros aspectos que generan la escasez de lluvias y los bajos niveles en presas, lagos y ríos del estado.

Ahora hay anuncios que buscan dar una luz de esperanza, en medio de la cada vez más complicada situación, pero los antecedentes dejan incertidumbres.

El anuncio para 2024

El pasado 24 de enero, durante el Primer Foro Regional para mitigar la sequía en Michoacán, que se realizó en la presa El Bosque de Zitácuaro, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente del estado (Secma), Alejandro Méndez López, anunció que, durante el 2024, 230 mil hectáreas de bosques y selvas se decretarán como Área Natural Protegida, como parte de las medidas para mitigar la sequía en el estado.

Estos decretos se estarán emitiendo durante el año. Pero admitió que, además de los nombramientos, se necesitan acciones importantes de conservación en sitios como el Lago de Pátzcuaro, en el Río Duero y otras cuencas, para tener resultados contra la sequía.

El artículo 44 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), define las Áreas Naturales Protegidas (ANP) como zonas del territorio nacional y aquellas sobre las que la nación ejerce soberanía y jurisdicción, en las que los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano, o que sus ecosistemas y funciones integrales requieren ser preservadas y restauradas, quedarán sujetas al régimen previsto en esta Ley y los demás ordenamientos aplicables.

Son áreas para preservación de especies, investigaciones científicas, salvaguardar ejemplares de especies endémicas y aportar a la protección de la biodiversidad.

Lo que han pasado las Áreas Naturales Protegidas de Michoacán

Desde marzo de 2023, Vicente Estrada Torres, presidente del Consejo Estatal de Ecología (COEECO), recordó que de los 58 mil 599 kilómetros cuadrados que tiene Michoacán como extensión territorial, hay mil 757 kilómetros cuadrados que ocupan las Áreas Naturales Protegidas, lo cual representa apenas el tres por ciento del territorio.

Pero denunció que “no hay rescate de las áreas, menos vigilancia por parte de las instancias federales, estatales y municipales”.

Estrada Torres destacó que la mayoría de estas Áreas Naturales Protegidas están en problemáticas de abandono o deficiente administración, que las deja vulnerables.

También mencionó que hay incendios intencionales para cambiar el uso de suelo por productores de aguacate y fraccionadores, como algunos de los riesgos a los que se enfrentan las ANPs.

Un ejemplo reciente fue el Cerro del Quinceo, en la capital de Michoacán, lugar que a unos meses de ser declarado como Área Natural Protegida, tuvo un incendio que fue detectado con monitoreo satelital que revelaron un daño al pulmón poniente de Morelia y se informó que se presentaron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por los daños ocasionados a los ecosistemas; aunque no se ha hecho pública alguna consecuencia para los responsables.

Es de mencionarse también la invasión del predio denominado El Zapién, conformado por 240 hectáreas y decretada como área protegida, ubicada a un costado del Parque Nacional Barranca del Cupatitzio, la cual está invadida por presuntos “paracaidistas”, hecho que fue denunciado por un grupo de habitantes de Uruapan en el Congreso del Estado el pasado mes de junio de 2023.

Pero hay también otras dificultades, como los monocultivos de las “berries” o el agave mezcalero, en la competencia por ganarle hectáreas al bosque.

“El mezcal es negocio grande y ahora también siembran maguey en áreas que son de vocación forestal y (creen) que este cultivo puede convivir con otras especies, pero no es así, les da por sembrar puro maguey. Los mezcaleros consumen leña de contrabando, mucha agua, tierra de bosques para sembrar agave”, afirmó Estrada Torres.

El crimen organizado, también colabora

En el pasado mes de octubre de 2023 el procurador del Medio Ambiente de Michoacán (Proam), Manuel Arturo Chávez Carmona, expuso ante medios internacionales que hay células criminales ligadas al crimen organizado que operan en las regiones de Morelia, Quiroga y Maravatío; y que sus integrantes amenazan, intimidan e impiden el trabajo del personal de esa dependencia.

Detalló que se intentaron realizar inspecciones en la región derivadas de denuncias ciudadanas que alertaban de tala clandestina de bosques y la extracción desmedida e ilegal de materiales, como arena y grava, pero los funcionarios fueron recibidos con disparos de armas de fuego de grupos criminales que controlan dichas zonas.

Es sabido también que el crimen organizado ha incursionado en la producción de aguacate y en los intentos de expandir la actividad se han provocado incendios de Áreas Naturales Protegidas, como es el caso del Cerro de San Francisco, en el municipio de Jiquilpan, para intentar establecer cultivos de aguacate.

Los nombramientos y decretos pueden parecer y sonar a una solución para frenar las graves secuelas del cambio climático, sin embargo, en la realidad se requiere una protección que sea notoria y efectiva para lograr salvar “de último momento” la complicada circunstancia del medio ambiente michoacano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *