Bajo excesivo operativo de seguridad rinde informe Silvano Aureoles

Morelia. – Bajo un fuerte dispositivo de seguridad y con el descontento social, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, rindió su cuarto informe de gobierno. Las críticas en contra del mandatario no se hicieron esperar y organizaciones sociales, ex trabajadores del estado y miembros de la CNTE, se manifestaron cerca del Congreso de Michoacán.

Desde temprana hora los elementos de la policía comenzaron a colocar barreras que impedían el paso de vehículos por el primer cuadro de la ciudad. En varias cuadras a la redonda del Congreso del Estado se podían ver cientos de elementos policiacos resguardando la zona. Los vídeos publicados por medios de comunicación y ciudadanos daban cuenta de la manera prepotente en que se conducían los policías.

En algunos casos los ciudadanos se hicieron de palabras con los uniformados, luego de que no los dejaban pasar para llegar a sus trabajos o recoger a sus hijos de las escuelas que se encuentran en ese lugar. El tráfico vehicular se vio completamente colapsado, debido a los cortes que se tuvieron que hacer en las calles para el paso de los vehículos.

Mientras el gobernador daba su informe ante los diputados, sobre la Avenida Madero trabajadores de la desaparecida Junta Local de Caminos se manifestaban con pancartas y consignas en contra de Silvano Aureoles, en un momento determinado llegaron miembros de la CNTE, que prácticamente desplazaron a los de la ex Junta Local de Caminos.

Ante la presencia del magisterio, la policía reforzó el lugar con más elementos antimotines; no obstante, esto no amedrentó a los maestros que continuaron con su protesta. El descontento hacía el gobernador llegó hasta los morelianos que criticaron la manera en que el gobernador y su Secretario de Seguridad Pública blindaron el centro histórico de Morelia.

El Secretario de Seguridad Pública, Israel Patrón, argumentó que el fuerte operativo de seguridad se implementó debido a que en las redes sociales hubo ofensas y advertencias, pero también por las manifestaciones que se iban a realizar, razón por la cual se desplegaron 625 elementos policiacos, que prácticamente convirtieron el centro de la ciudad en un Bunker.

Es así que, entre abucheos, protestas y la inconformidad ciudadana, el gobernador de Michoacán rindió su cuarto informe de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: