Bedolla pide a maestros no dejarse chantajear; «el marchómetro sindical ya no funciona», dice

  • Reiteró que como parte de las medidas de combate a la corrupción en el sector educativo, los trámites se realizan de manera personal y no en grupo

Morelia, Michoacán.- En Michoacán, hace un año se terminó el denominado “marchómetro” para la asignación de plazas educativas, aseveró el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla.

En conferencia de prensa con los medios de comunicación expuso que desde que inició este gobierno estatal, se han tomado acciones encaminadas al combate a la venta de plazas y la corrupción al interior de la Secretaría de Educación en Michoacán, lo que ha generado una serie de inconformidades por parte de los sindicatos.

“Aunque peguen el grito en el cielo, ya no hay marchómetro”, reiteró.

Señaló que los trámites que se ha recibido durante este año para la asignación de plazas docentes, han sido de forma individual, por lo que ya se terminaron las presiones sindicales que hacían anteriormente para evitar que el estado tuviera la rectoría de la educación.

Por su parte, dejó entrever que el próximo mes de diciembre se espera que una gran cantidad de profesores presenten sus trámites de jubilación, con lo que se abrirán más espacios para ser concursados entre egresados normalistas.

“No vamos a recibir trámites corporativos por medio de grupos sindicales, las expresiones sindicales no asignan plazas; el trámite es personal y es ante la UESICAMM”, reiteró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: