Estatales

Crimen organizado controló hasta el internet en Michoacán

Crimen organizado controló hasta el internet en Michoacán

Por: Esteban Patricio M.
.
Aunque el acceso a internet es actualmente como un Derecho Humano, en Michoacán este servicio ha llegado a ser controlado por el crimen organizado. En la zona de Apatzingán y Buenavista recientemente se desmanteló una red que habían implementado para dar este servicio y presionar a pobladores para pagarlo.

El acceso a la red mundial de información poco a poco se ha convertido en algo que, en las zonas rurales, es una herramienta para más conocimiento, entretenimiento y servicios, y en zonas urbanas una necesidad para diversas labores.

Esto ha llevado a que sea considerado como un servicio al que todas las personas deben tener derecho, algo similar al agua.

A pesar de eso, Michoacán está entre los estados donde menos hogares cuentan con este servicio, mientras que se convierte en una necesidad para la población. Pero esto no le libró de que el crimen organizado tomara su control en varios municipios de Michoacán.

Así como se ha visto el control en la producción de aguacate, el limón y otras actividades diferentes a la comercialización de drogas, ahora una nueva actividad se vio operada ilegalmente por grupos de crimen organizado de la entidad.

El internet como derecho humano

Cuando se habla de Derechos Humanos es común que se le asocie a conceptos como libertad, democracia, igualdad, agua, entre otros, que se tratan de involucrar a la ciudadanía en las decisiones que le atañen directamente a ella o de garantizar su mínima sobrevivencia con un bien de consumo necesario. Pero también el derecho a Internet fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante acuerdo, como derecho humano.

El 4 de julio de 2018, la ONU adoptó la resolución sobre los derechos humanos en Internet; las nuevas tecnologías de la información y comunicación son elementos clave para la promoción, protección y disfrute de los derechos humanos en Internet.

Para el organismo internacional, el acelerado crecimiento de las tecnologías debe verse como una oportunidad para reforzar el derecho humano de la libre expresión. El derecho a la información debe ser un principio del que ningún ser humano debe ser privado. Por ello, esta resolución, firmada también por México, busca una vida igualitaria en materia de información y expresión, condenando todo tipo de censura previa.

Esta decisión también tiene como tema central que el internet es una herramienta importante en la promoción del derecho a la educación, sin perder de vista la necesidad de abordar la alfabetización y la brecha digital como elementos que puedan afectar el disfrute del derecho a la educación.

Michoacán rezagado en acceso
A mediados del año pasado se dieron a conocer los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) 2022 que hizo el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

En ella se reveló que el 67.9 por ciento de la población de Michoacán es usuaria de la gran red, pero este porcentaje le posicionó como el cuarto estado con menor acceso a internet, pues solo hay cuatro estados que tienen menos población conectada y son Chiapas, con 56.7 por ciento; Oaxaca, 62.5 por ciento, y Guerrero, 67.5 por ciento.

Por el contrario, los estados con más población que puede acceder a internet, son Baja California con 89.8 por ciento; Ciudad de México con 89.7 por ciento; Aguascalientes, 86.9 por ciento, y Nuevo León, 86.1 por ciento.

El control ilegal

Esta semana la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGEM) reveló a medios internacionales que decomisó tres antenas y dos repetidores de internet, así como equipo de cómputo, en los municipios de Buenavista y Apatzingán, propiedad de un grupo delictivo conocido como “Los Viagras”.

En esos sitios los pobladores eran obligados a contratar una red de internet ilegal, instalada por el mencionado grupo criminal.

El servicio se cobraba mensualmente por un pago que rondaba entre los 400 y 500 pesos y en caso de no ser pagado, incluso los amenazaban de muerte.

A estos equipos les apodaron las “narcoantenas”, y en este sistema involucraba antenas de internet colocadas con equipos que habían sido robados.

Eran aproximadamente cinco mil personas a las que se les obligaba a pagar este servicio, lo que significa que el grupo podía recaudar unos 150 mil dólares al mes.

Se detalló que varias corporaciones de seguridad aseguraron los equipos la semana pasada, se compartieron fotografías de las antenas improvisadas, pilas de equipos y routers con etiquetas de la compañía mexicana Telmex.

Este operativo se dio a partir de varias denuncias de extorsión presentadas ante la Fiscalía michoacana y los elementos de la propia FGE, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional (GN) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal llevaron a cabo una orden de cateo en tres inmuebles ubicados en las poblaciones de San Juan de los Plátanos, Cenobio Moreno, Santa Ana Amatlán; sitios donde había estas llamadas narcoantenas, equipo de cómputo, conexión y repetidores de internet.

“De acuerdo con las investigaciones, desde agosto de 2023, los pobladores fueron asolados por supuestos integrantes de grupos criminales que los obligaron a contratar servicio de internet a costos excesivos, bajo el argumento de que serían privados de la vida en caso de no hacerlo”, señaló la Fiscalía.
Desde el año pasado se reportó que a compañías que daban este servicio, les impedían el acceso para laborar en estas zonas, y a mediados del pasado mes de diciembre hubo reportes de equipos dañados de Telmex.

Una carencia y necesidad más en Michoacán que fue aprovechada por los grupos del crimen organizado para obtener ingresos y se convierte en otro síntoma que deja en duda la obtención de la paz en la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *